Sin un solo disparo confirman captura de ‘El Ingeniero’

Monte Alejandro Rubido informó que Fernando Sánchez Arellano fue detenido viendo el partido de futbol de México contra Croacia; estaba al frente del cártel de Tijuana, afirmó la CNS

COMPARTIR 
25/06/2014 05:54 Carlos Quiroz

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de junio.- El comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, confirmó la detención de Fernando Sánchez Arellano, alias El Ingeniero, quien presuntamente estaba al frente del cártel de Tijuana, en lugar de sus tíos, los hermanos Arellano Félix, fundadores de esta organización delictiva que operaba principalmente en Baja California.

Sánchez Arellano se integró a la organización criminal a finales de  2002 y se manejó con un bajo perfil, participando de manera discreta y pasando desapercibido en las actividades de tráfico de drogas, extorsión, secuestro y homicidio, principalmente en los municipios de Tijuana, Playas de Rosarito, Tecate y Ensenada.

“Desde el año de 2008 el ahora detenido y Eduardo Teodoro García Simental mantuvieron una pugna por el control de la organización, lo cual derivó en múltiples y violentos enfrentamientos entre ambas fracciones.

“Tras la detención de García Simental, el 12 de enero del 2010, Sánchez Arrellano pudo reestructurar la organización y asumir el control pleno de la misma”, explicó Rubido García.

Por ello la Procuraduría General de la República (PGR), ofrecía 30 millones de pesos por información que permitiera su captura desde 2011, debido a que existían diversas averiguaciones previas en su contra.

La detención de El Ingeniero  se llevó a cabo gracias a labores de inteligencia en la colonia Centro del municipio de Tijuana alrededor de las 16:00 horas tiempo del Pacífico, cuando elementos del Ejército y la PGR  cumplimentaron la orden de aprehensión en su contra.

Al momento del aseguramiento Sánchez Arellano, de 42 años de edad, estaba en un restaurante viendo el partido de futbol entre México y Croacia, por lo que vestía una camiseta de la Selección Nacional y tenía el rostro pintado con los colores verde, blanco y rojo. El detenido traía 100 mil dólares en efectivo.

La identificación plena del detenido se está llevando a cabo por la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, a través de estudios científicos, de dactiloscopia, fisionomía y genética.

“Se han tomado las muestras de fluido del detenido para obtener su perfil genético, mismo que está siendo confrontado con los perfiles que se cuentan de Ramón, Benjamín y Francisco Arellano Félix, a fin de comprobar si existen correspondencias por línea materna, dado que presumiblemente se trata de su sobrino e hijo de una hermana”, detalló Tomás Zerón de Lucio, titular de la AIC.

El Ingeniero es hijo de Enedina Arellano, quien es considerada el “cerebro financiero”, del grupo delictivo. Es, por tanto, sobrino de Ramón, Benjamín y Francisco Arellano Félix.

La Procuraduría General de la República (PGR) cuenta con diversas averiguaciones previas por los delitos de tráfico de drogas, extorsión, secuestro y homicidio.

Fernando Sánchez Arrellano, fue trasladado a las instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR.

Hace un año, en mayo de 2013, Eduardo Arellano Félix, preso en Estados Unidos, se declaró culpable en una Corte federal de San Diego, California.

Con esta declaración, la Agencia Federal Antidrogas (DEA ) de Estados Unidos consideró que queda sepultado el cártel de los hermanos Arellano Félix.

La confesión del capo “clava el último clavo en el féretro de la organización Arellano Félix”, aseguró el entonces director de la DEA en San Diego, William Sherman.

Seguirá operando el cártel, afirma experto

La detención de Fernando Sánchez Arellano, alias El Ingeniero, heredero del liderazgo del cártel de Tijuana, no implica que este grupo deje de operar, afirmó Martín Barrón, criminólogo del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe).

El investigador explicó que a pesar de que la pasada administración se empeñó en afirmar que el grupo delictivo de los hermanos Arellano Félix estaba desarticulado, con la captura o abatimiento de sus líderes históricos, la detención de El Ingeniero muestra que esto no fue verdad.

“En el sexenio pasado dijeron que el cártel de Tijuana estaba extinguido, y que ya no había quién liderara la organización, bueno pues aquí vemos que no es tan cierto.

“Recordemos que todo el sexenio pasado, con esto de la lucha del narcotráfico, todo este fenómeno que se llama descabezamiento y el efecto cucaracha, en realidad el detener a un líder es que no acabas con la organización, la organización es eso, es como una gran empresa y tienes a alguien que lo va a sustituir”, explicó Barrón.

El maestro en Ciencias Penales con especialidad en Criminología indicó que tras la caída de los líderes históricos del cártel de Tijuana, los hermanos Benjamín, Ramón y Francisco Javier Arellano Félix, las investigaciones establecieron que su hermana Enedina es la persona que se hizo cargo de la operación del grupo.

Agregó que por esta situación la mención de que El Ingeniero, hijo de Enedina, era el supuesto líder del grupo, únicamente era una simulación para seguir con las actividades de la organización criminal.

“Dentro de otras versiones decían que quienes manejaba al cártel era la mamá, Enedina, entonces ahí queda en el limbo la situación de en realidad quién manejaba los últimos años al cártel de los hermanos Arellano Félix”, comentó.

Ajuste de cuentas

Barrón agregó que tras la captura de Sánchez Arellano, como ha pasado en otros casos, lo que ahora se puede esperar en la ciudad de Tijuana es una serie de ajustes de cuentas.

“Siempre viene un ajuste de cuentas posterior a la detención, puede venir o no, no necesariamente se va a dar, porque hay que saber cómo lo detuvieron, si hubo delación, si hubo traición, si alguien no hizo la chamba que tenía que hacer.

“Eso, obviamente, a algunos les va a costar la vida, esto es lo que tenemos que analizar, pero al principio hay una espiral de violencia que es parte de la consecuencia de un personaje de esta naturaleza”, dijo el investigador del Inacipe.

Barrón agregó que la detención de El Ingeniero podría provocar un cambio o fractura al interior del cártel de Tijuana, cuyo origen se dio a partir de una escisión en el cártel de Guadalajara en los años 80.

El investigador comentó que con esta captura el gobierno federal está dando una muestra de que se está atacando a todos los grupos del crimen organizado por igual, tras la captura en febrero de este año de Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel del Pacífico, o de Mario Armando Ramírez Treviño, El X-20, líder del cártel del Golfo.

Relacionadas

Comentarios