Hay apatía en los mexicanos por leyes secundarias

A 57% le interesa poco o nada la discusión en materia energética; la población prefiere informarse sobre el mundial de futbol que por el debate legislativo

COMPARTIR 
23/06/2014 05:44 Ulises Beltrán Y Alejandro Cruz/ BGC, Beltrán, Juárez y Asociados

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de junio.- El debate sobre las iniciativas de leyes secundarias de las reformas Energética y de Telecomunicaciones ha resultado poco atractivo para la opinión pública. Este proceso se percibe retrasado, con poca disposición de los legisladores de oposición para aprobar las propuestas gubernamentales. No existe una opinión dominante sobre si este proceso debe acelerarse o no, ni sobre si debe haber condicionamientos como los que ha puesto el PAN, según se observa en la última encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior.

El condicionamiento que han puesto los panistas para aprobar las leyes secundarias faltantes divide opiniones. 45% está de acuerdo o en parte con supeditar ese aval hasta que todos los estados hayan adecuado sus leyes electorales a la reforma política. 47% muestra desaprobación (gráfico 1). A su vez, el reciente retiro temporal de los senadores perredistas por presuntas violaciones a las disposiciones para procesar la legislación secundaria de la Reforma Energética se percibe como una táctica para impedir su aprobación (65%).

En cualquier caso, baja importancia han tenido para la población los debates en el Congreso sobre las leyes secundarias. 57% afirma que ha estado poco o nada interesado en el caso de la reforma energética, porcentaje que se eleva a 71% en el caso de la de telecomunicaciones (gráfico 2).

Las discusiones en torno a las leyes secundarias de la Reforma Energética no superan en atención al Mundial de Futbol. 35% dice que prefiere más enterarse de la justa deportiva; en tanto, 30% señala que se inclina por las deliberaciones políticas sobre el tema energético (gráfico 3).

La mayoría (gráfico 4) estima que sólo algunas de las leyes secundarias han sido aprobadas (59% así piensa). Salvo el caso de la Reforma Educativa, las opiniones están sumamente divididas sobre si ya se aprobaron o no las leyes reglamentarias de las demás reformas relevantes como la energética, la política o la de telecomunicaciones. De la que existe mayor propensión a pensar que no se han avalado los cambios legales es de la Reforma Energética (45%),

Existe la impresión (gráfico 5) de que el proceso de discusión y, en su caso, aprobación de las leyes secundarias va retrasado (51%), fundamentalmente porque se percibe que los legisladores no se han logrado poner de acuerdo. Sólo 23% piensa que va en el tiempo previsto y apenas 13% afirma que va más rápido de lo estimado.

Pese al retraso percibido para procesar las leyes secundarias para las reformas energética y de telecomunicaciones, se observan puntos de vista encontrados sobre si debe o no acelerarse más este proceso. Para 51% el Congreso debe discutir más las leyes secundarias propuestas, aun si se tardan meses. Opuestamente, para 42% las Cámaras deben apurarse a aprobarlas (gráfico 6).

De los diputados y senadores de oposición se ha percibido baja inclinación para aprobar las leyes secundarias. 55% observa poca o ninguna disposición de parte de los panistas y 75% opina eso de los perredistas (gráfico 7). La mayoría cree que terminarán aprobándose sólo algunas de las leyes secundarias (53%). Algo más de un tercio piensa que pasarán todas (37%).

Para la opinión pública las reformas aprobadas el año pasado son altamente relevantes. Se consideran de bastante importancia para el desarrollo del país (69%) y se les tiende a ver como benéficas (56%). No obstante, una minoría significativa las considera algo o muy perjudiciales (40%).

Comentarios

Lo que pasa en la red