'No hay candidaturas seguras; llegarán sólo los mejores': Madero

Dice que en 2015, para ser aspirante, no será un criterio el haberlo apoyado, sino que deben ganar adentro y afuera y hacer un buen gobierno

COMPARTIR 
22/06/2014 08:26 Ivonne Melgar
Gustavo Madero consideró que el PAN debe adecuar algunas de sus posturas, como el respeto a la nueva construcción de familias, aunque no sobre el aborto. Foto: Daniel Betanzos

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de junio.- En entrevista con Excélsior, el presidente del PAN, Gustavo Madero, revela que ya le dijo a su gente que nadie tiene la candidatura garantizada por habérsela jugado con él. Todos deben competir y demostrar capacidad ganadora.

Afirma que el PAN es hoy el único partido con posibilidades de crecer en las urnas. “Tenemos muchas probabilidades de ganar más y muy pocas de perder” y desdeña a la izquierda. En 2015, “el tiro será con el PRI”.

En otro tema, considera equivocado al senador José María Martínez y admite que el PAN debe poner al día su agenda y respetar a las parejas del mismo sexo.

—De cara a 2015, ¿cuál es su propuesta para recuperar los votos perdidos? ¿Habrá alianzas con el PRD?

—Esta dirigencia tiene un mandato: seguir como un partido responsable que sabe oponerse a las prácticas autoritarias y clientelares, pero que también sabe construir acuerdos y competir.  El año que entra 70% de nuestro trabajo va a ser electoral, porque se renovarán nueve gubernaturas, 17 congresos, 300 distritos y mil nueve alcaldías.

“El PAN va a ser el que más va crecer. Vamos a refrendar Sonora y Baja California Sur. De los otros siete, hay tres que ya hemos gobernado y hoy estamos tablas en Querétaro, SLP y Nuevo León. Creo que podemos ganar uno o dos. Y la joya de la corona se llama Nuevo León. Hay otros tres estados donde nos hemos quedado a un pelo de rana calva para ganar, a menos de 5 %: Campeche, Colima y Michoacán. Y estamos menos competitivos en Guerrero, donde ya trabajamos para ganar algunas alcaldías.

“En este panorama el tiro es PAN versus PRI. ¿Dónde está el PRD? Sólo en Guerrero y Michoacán. Pero en el resto tenemos mucha posibilidad de crecer.

“Y la gente va a votar con el bolsillo, y el bolsillo está maltratado. La gente está molesta y preocupada porque sólo suben los precios y los impuestos. El PRI y el PRD sacaron esa reforma fiscal a la que el PAN se opuso. Y todo eso va a estar presente en la campaña.

—Al definir candidaturas, ¿habrá pragmatismo o pago a las lealtades?

—El reto es salir unidos y sacar buenos candidatos. Te lo digo con toda claridad: el compromiso es buscar a los mejores, en función de sus méritos propios. Y no importa si me apoyaron en la campaña o estuvieron en contra mía. Ésa no va a ser una variable. Ese capítulo ya está cerrado y con todos he hablado ya. Ya lo saben.

“Desayuné con el senador Pancho Domínguez —que busca la gubernatura de Querétaro— y con mi secretario general —el diputado con licencia Ricardo Anaya— y les dije: a ver, señores, aquí vamos a tener piso parejo. Y necesito tres cosas: que ganen en una interna, que ganen la externa y que hagan un buen gobierno. Al que cumpla con esas tres, lo vamos a apoyar. No al que apoyó a Madero o a Cordero, sino al que tenga posibilidades de ganar adentro, afuera y hacer un buen gobierno. Para tomar las mejores decisiones vamos a establecer mesas políticas, institucionales, plurales, incluyentes. No cobrando facturas ni pagando facturas.

—Para Michoacán hay dos allegados suyos, Salvador Vega y Marko Cortés, y la hermana del expresidente Felipe Calderón, la senadora Luisa María.

—El PAN tiene tres buenos candidatos, y lo primero que vamos a hacer es convocarlos la semana que entra. Ahí vamos a empezar, con Michoacán, con reglas muy claras. El candidato será uno de los tres. El tema de las alianzas locales está complicado cuando se compite en lo federal. La única posibilidad está en las candidaturas comunes. Pero el PRI las está impidiendo en los Congresos locales. 

“Y las alianzas no las descarto, pero no creo que vaya a ser tan fácil como ocurrió en 2010, 2011 y 2013. Soy aliancista y las voy a buscar. Pero las condiciones van a ser más difíciles.

—¿Cuál es su saldo de la Reforma Electoral? ¿Por qué condicionar su aplicación al avance de las reformas económicas ?

—Esto estaba hablado con el PRI y el PRD desde el Pacto por México. Los panistas pusimos como condición para las reformas económicas que hubiera una Reforma Política. Y así ocurrió. Pero no podemos ser ingenuos y aceptar que ya la aprobaron, pero no va a entrar para el próximo periodo electoral, bajo el falso pretexto de la autonomía de los estados.

“La Reforma Electoral quedó razonablemente buena, en el objetivo que el PAN se puso: que los estándares que tenemos en los comicios federales sean los mismos que en los locales. Por eso el IFE se volvió INE. Necesitamos que el cambio se aplique en 2015. Es apertura económica con apertura política; perestroika con glasnost. Así se llama la película.

—¿Y hasta cuándo van a seguir estirando la liga en las negociaciones de las reformas económicas?

Hasta el final, hasta que se cumpla con lo pactado. La elección del próximo año será en 17 estados y son cinco los que nos preocupan, entre ellos Michoacán, Chiapas, Nuevo León, Baja California Sur... Vamos a insistir. Si no cumplen, no vamos a estar en condiciones de ir a un periodo extraordinario para la Reforma Energética. Queremos que salga. La sentimos nuestra. Pero no podemos aceptar que nos burlen con la aplicación de las leyes secundarias hasta 2016. Eso sería muy irritante para el PAN.

—Lo responsabilizan de convertir al Congreso en rehén del PAN y de estar demasiado afín al gobierno. ¿Cómo digiere esta paradoja?

—Oprimen una fibra muy sensible. Para los panistas, acusarte de colaboracionista con el PRI es la peor ofensa. Y como tomamos una decisión muy compleja y audaz, la de colaborar para hacer un Pacto por México, algunos que están en contra de nuestra propuesta quisieron hacerlo parecer como un colaboracionismo complaciente de la dirigencia del PAN con el gobierno de Peña Nieto al que criticamos.

Pero es falso. Eso no se respalda con ningún dato duro, ninguna acción y ninguna votación. Porque estamos impulsando reformas que le van a costar al PRI. Y el PAN le va ganar. Estas reformas al que le van a doler y al que le duelen es al PRI.

—¿Por qué le van a costar?

—Porque todos los bastiones donde se soporta el PRI están siendo comprometidos, afectados y erosionados con estas reformas. Si tú ves la Reforma en Telecomunicaciones, a los aliados del PRI, que son las televisoras, les vas a aumentar la competencia. Contentos no están.

“Otro caso: los sindicatos. Ahora les estás haciendo cambios al SNTE y a todos ellos, al de Pemex. Contentos no están.

“ Y en lo político, los aliados del PRI en los estados, que eran los institutos estatales electorales que ellos controlaban y ponían a su discreción y gusto, pues ahora con el INE, que los va nombrar aquí, los que van a sufrir es el PRI y los gobernadores. Las reformas les van a apretar los callos.

“Entonces no se corresponden en los hechos las críticas. Que pegan, sí, porque son fáciles para hacer caricaturas y tuiters. ¿Cuál es mi estrategia? Apostarle a la realidad, que acaba imponiéndose. Y no estar contestando.

—¿Calderonistas y maderistas están unidos?

—Es que esa historia ya quedó atrás, ya no existe.

—¿Seguro? ¿Eso quiere decir que la operación cicatriz permitirá que Margarita Zavala sea futura jefa de bancada en San Lázaro?

—¡No..! ¿Por qué?

—Para que realmente haya suma de equipos...

—No, no es pa’tanto. No es por ahí... Lo que sí te garantizo es que no hay vetos para nadie, pero tampoco cheques en blanco. Ni un compromiso previo para que alguien coordine. Pero sí te anticipo que la del PAN va a ser una bancada más grande en número y más pesada en experiencia y en perfiles. Y le vamos a poner al PRI un contrapeso para obligarlo a revisar su Reforma Fiscal. Es una tontería lo que hizo (Luis) Videgaray, decir que ya no se van a mover los impuestos en el resto del sexenio.

—¿Y agenda democrática? ¿No va siendo hora de ponerse al día y no cobijar más expresiones como las del senador José María Martínez?

—El PAN quiere ser un partido con cuatro características: democrático, humanista, liberal y modernizador. Queremos ampliar los derechos y las oportunidades de toda índole. Y ahí incluimos el de las preferencias sexuales como un derecho inalienable. Son opciones. La pluralidad y la tolerancia son atributos que debemos propiciar.  

“Ante los matrimonios del mismo sexo, el PAN debe ser demócrata. Si en un estado la mayoría respalda nuevas formas de construcción de familias, hay que reconocerlas como una realidad. Y si en otros estados, la mayoría no los quiere aceptar, también debemos respetar.

—¿Debe prevalecer el mismo criterio con el aborto?

—Sobre el aborto, en el PAN sí tenemos una idea que defendemos, que la vida inicia desde la concepción. Y respetamos a quienes piensan distinto.

—¿Pero sí los respetarán?

—Sí. Y pedimos que nos respeten a nosotros. Porque pensamos que es artificial decir que la vida empieza a las 12 semanas de gestación y que antes no hay vida. Para nosotros hay dos derechos: el de la mujer y el de la vida y el PAN se pone del lado del débil.

—Empieza a escucharse en la comentocracia la idea de que en la próxima elección presidencial la oportunidad será para la izquierda,  porque PAN y PRI ya la tuvieron.

—Si son comentocracia ilustrada les pediría que se ilustraran más. Son muy mecanicistas en sus pronósticos.

—¿Podrá remontar el PAN y hasta volver a Los Pinos?

—Dos a uno. Te lo apuesto. Yo no le deseo ningún mal a la izquierda, pero ante un PAN creciente la veo emproblemada. Ve sus gobiernos. Todos con complicaciones: Tabasco, Guerrero, Morelos, DF. Están a la baja. Y el PAN se encuentra en fase expansiva.

—¿Confía en entregar buenas cuentas?

—Absolutamente.

 

Relacionadas

Comentarios