México a la conquista de nuevos mercados con el tequila: EPN

El mandatario dijo que las reformas estructurales tienen el objetivo de inyectarle dinamismo a la economía

COMPARTIR 
17/06/2014 05:56 Enrique Sánchez/ Enviado

OCOTLÁN, Jal., 17 de junio.— De gira por Jalisco, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que trabaja para cumplir su compromiso de transformar a México y hacer de él un país que esté en constante desarrollo y generando bienestar para la sociedad.

Destacó que las reformas estructurales, cuyas leyes secundarias ahora se debaten, tienen justo ese objetivo: inyectarle dinamismo a la economía y al desarrollo social, dejando atrás crecimientos inerciales de los más recientes sexenios.

“Hemos venido a remover todo lo que había debajo, precisamente, para evitar ir en una ruta inercial, que sólo deparara al país un crecimiento igual al que se había observado en las últimas décadas.

“Por donde se mida, por donde se corte, en los últimos 30 años el desarrollo económico de México era de un nivel insuficiente para crear oportunidades de empleo, de desarrollo para la sociedad mexicana, y por eso decidimos cambiar las cosas, por eso decidimos emprender el camino del cambio, de mover a México, y de lograr que México, realmente, tome un camino de mayor desarrollo y de forma más acelerada”, subrayó.

Este crecimiento lo estará percibiendo la sociedad mexicana de forma gradual, agregó.

En el municipio de Ocotlán el mandatario inauguró la rehabilitación del Parque Metropolitano La Eucalera y develó la placa de la ampliación a cuatro carriles de la carretera Santa Rosa-Ocotlán-La Barca.

“Mi gran compromiso, el gran compromiso que he hecho con los mexicanos, es el de mover y transformar a México.  De hacer de México un país que esté en pujante desarrollo, en crecimiento económico y, sobre todo, generando bienestar para toda su sociedad.  Ese es el gran reto por delante”, reiteró.

Acompañado del gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, y por los titulares de las secretarias de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza; Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud, y Jorge Carlos Ramírez Marín, de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), el presidente Peña Nieto dijo que para conseguir tal objetivo, la inversión pública realizada en el primer cuatrimestre del año se ha incrementado en 43 por ciento, en comparación con el gasto ejercido en el mismo periodo de 2013.

“El gobierno de la República ha venido acelerando y dándole mayor velocidad a la inversión pública que estamos llevando a cabo, porque queremos que la economía se acelere y vaya en mayor crecimiento”, comentó.

De manera particular, el gasto público de la SCT para nueva infraestructura creció en 113 por ciento durante estos primeros cuatro meses del año.

Un ejemplo de ese compromiso con todos los estados de México es la canalización este año de 43 mil millones de pesos a Jalisco para nueva obra pública que genera empleo y competitividad en la región.

“La mejor manera de corresponder al afecto de los jaliscienses es trabajando en el cumplimiento de los compromisos”, expresó el ejecutivo federal ante cientos de vecinos reunidos en este Parque Ecológico el cual cuenta con nuevas áreas para la práctica de deportes y la convivencia familiar, así como un auditorio al aire libre.

“Porque el mejor antídoto para las adicciones es el deporte, es la cultura y la educación, pero no solamente para unos cuantos que pueden ir a un club”, resaltó Aristóteles Sandoval, gobernador de Jalisco.

En el caso de la ampliación a cuatro carriles de la carretera Santa Rosa-Ocotlán-La Barca se trata de una inversión de mil 160 millones de pesos para modernizar 48 kilómetros de vialidad la cual beneficia de manera directa a 2.5 millones de habitantes de la región, principalmente productores agrícolas, comerciantes y turistas que circulan por esa arteria federal. 

 Peña nieto anunció que entre los proyectos de infraestructura que se concretarán en la región está la construcción del Libramiento Sur o Macro Libramiento de Guadalajara, que implicará una inversión de más de seis mil millones de pesos; la autopista Guadalajara-Colima, de 58 kilómetros, que habrá de ampliarse a cuatro carriles.

 Además, la ampliación a cuatro carriles de la Carretera Federal 200 en el tramo Tuito-Melaque, de 158 kilómetros y el tren eléctrico urbano que conecte la zona metropolitana de Guadalajara, el cual beneficiará a 4.5 millones de habitantes de este estado, e implicará una inversión del orden de los 17 mil millones de pesos.

 En el Parque La Eucalera, el presidente Peña convivió con deportistas con capacidades diferentes de Jalisco, ante quienes les expresó su reconocimiento por poner en nombre el alto de su estado y su país.

El joven Eduardo López, jugador de la disciplina Boccia, le regaló al presidente su chamarra y la medalla que ganó en la competición. Peña Nieto la recibió con la promesa de que el deportista conseguiría otros triunfos dentro de su carrera.

Apoyo a equileros

El mandatario confió en que en 5 años las exportaciones a China pasarán de 70 mil a 10 millones de litros.

En el Hospicio Cabañas de Guadalajara, Jalisco, el presidente Enrique Peña Nieto encabezó la celebración por el 20 aniversario del Consejo Regular del Tequila y el 40 aniversario de la primera denominación de origen de esta bebida tradicional.

Ante empresarios y trabajadores de la industria aseguró que su gobierno es un fiel aliado de los industriales del tequila, prueba de ello fueron las gestiones ante el gobierno de China para lograr un mayor acceso del producto mexicano al mercado de aquella nación.

“Y cumpliendo mi compromiso con ustedes, en agosto de 2013 partió el primer envío de más de 70 mil botellas de tequila cien por ciento agave hacia China. Más recientemente, el mes pasado, para incrementar su comercialización, con el apoyo del gobierno de la República, 15 empresas tequileras visitaron aquel país, como parte de su primera misión comercial”, sostuvo.           

Pronosticó que si se sigue trabajando en equipo en un lustro más se estarán exportando alrededor de 10 millones de litros de la bebida a China. “Y de lograrse esta condición, el mercado chino sería el  segundo de exportación más importante, sólo después del norteamericano.

“En cuanto al reconocimiento de China a la Denominación de Origen del Tequila, el proceso avanza satisfactoriamente con las autoridades de aquel país”, precisó.

Actualmente esta industria tiene una participación en el mercado nacional que alcanza los 9 mil 926 millones de pesos y es fuente de ingresos para más de 70 mil familias.

En cuanto a la producción, en 1995 existían sólo 36 casas tequileras, mientras que hoy México cuenta con 119. Las exportaciones también se han triplicado al pasar de 64 millones de litros en 1995 a 170 millones en 2013 que se destinan a 120 países. 

Hoy México cuenta con 14 denominaciones de origen, incluyendo la del tequila, otorgada en 1974, y cuenta con 90 mil hectáreas de agave en 181 municipios.

El Presidente de la República dijo que tiene cercanía con la industria por su identidad nacional y porque es consumidor de tequila.

“Hay sin duda dos aspectos que me vinculan con esta industria. El primero, porque sí soy un consumidor de tequila. Sí lo acostumbro, y sí soy cliente de la industria del tequila.

“Y segundo, porque en la última novela que hizo mi esposa, antes de dejar de ser artista, fue jimadora y perteneció también al Consejo Regulador del Tequila, si no mal recuerdo.”

Por su parte, Miguel Ángel Domínguez, presidente del Consejo Regulador del Tequila, solicitó el apoyo federal a través de cinco acciones: la creación de una política pública para el fortalecimiento de los productos con denominación de origen; una nueva ley de indicaciones geográficas para incluir otras figuras de protección con características de producción especiales que quieran ser certificadas; realizar una campaña de promoción de los productos con denominación de origen a través de un fondo del estado y productores.

También, crear un fondo con capital semilla apoyado por la Semarnat para implementar agricultura por contrato del agave, y evitar que la bebida nacional se tome como moneda de cambio en las negociaciones internacionales. 

En tanto, Eduardo Orendain Giovannini, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera, hizo un compromiso ante el mandatario para seguir trabajando en el reto de llegar a más rincones del mundo.

“Los tequileros de México tenemos muy claro cuál es nuestro papel de cara ante este patrimonio invaluable, que es la denominación de origen. Somos quienes tenemos la responsabilidad de poner nuestro corazón y talento para elaborar estos productos, que hoy son un orgullo y compiten en todo el mundo”, resaltó.

Acompañado por los integrantes de esta industria, el presidente de la República recorrió la exposición donde se mostraron mil 201 diferentes variedades de tequila que hizo merecedor al Consejo Regulador de Récord Mundial Guinness en 2009.

 Los tequileros buscan ahora posicionar a la ciudad de Tequila, Jalisco, como un destino turístico a nivel mundial a fin de seguir incrementando el flujo de visitantes que el año pasado fue de 820 mil.

“No hay otra agua así en el mundo”

Se cumplen 40 años de la Denominación de Origen del Tequila.

Este lunes 16 de junio unos turistas llegados de un país lejano abordaron un trenecito y al llegar a Amatitán, en los valles de Jalisco, percibieron el olor del agave salido de los hornos de una hacienda.

Más tarde, al mediodía, el presidente Enrique Peña Nieto saludó a los productores que exportan a un centenar de países casi 150 millones de litros de tequila, el trago predilecto de Chavela Vargas, Vicente Fernández y George Clooney, que posee su propia firma tequilera.

Antes de que todo esto llegara a suceder, varias décadas atrás, el tequila no era un trago afamado ni el coctel insurgente preparado en el Limantour de la colonia Roma con tequila reposado, limón amarillo, canela y la pulpa de dos higos.

Era una bebida transparente y ambarina que sólo bebían unos campesinos y sus patrones, una veintena de hombres que extraían y destilaban el jugo de un agave como jade con más terquedad que certeza, y que comenzaron a viajar a la Ciudad de México a principios de los años 70. Tocaban a las puertas de las oficinas de gobierno para anunciar que una región inhóspita y desconocida llamada Tequila era capaz de producir un aguardiente único que —proclamaban llenos de fe— podía llegar a ser amado en el mundo.

“Esta agua y esta tierra vienen desde el cerro de Tequila. No existen en ninguna otra parte del mundo”,  dijo Eduardo Orendain uno de esos muchos días que llegó a la Secretaría del Patrimonio Nacional, acompañado por un pequeño grupo de productores que reclamaba que esa agua y esa tierra se reconocieran como la única materia prima en el mundo con la que era posible preparar el tequila.

“Nadie aquí en Tequila puede recordar cuántas veces mi abuelo y esos hombres viajaron con su terco reclamo, pero dejaron el alma en esos viajes”, dice Eduardo Orendain, tercera generación de una de las familias tequileras más reconocidas de la región y presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Tequila.

Los viajes largos y persistentes fueron recompensados un día de diciembre de 1974, con la Declaratoria de Protección de la Denominación de Origen del Tequila. Este lunes 16 de junio inició la celebración de los 40 años de la publicación de la declaratoria, que comprende a productores de 180 municipios de los estados de Jalisco, Tamaulipas, Nayarit, Michoacán y Guanajuato.

En México existen 14 denominaciones de origen en la historia del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. En bebidas: tequila, mezcal, bacanora, sotol y charanda. En artesanías: talavera, olinalá y ámbar de Chiapas. En horticultura: café de Chiapas, café de Veracruz, mango Ataulfo, vainilla de Papantla, chile habanero de Yucatán y arroz de Morelos.

“La del tequila es una de las denominaciones que mejor funcionan en el combate a la falsificación y la piratería, con la inspección del Consejo Regulador del Tequila, que certifica su autenticidad”, dice Miguel Ángel Margáin, director del IMPI.

La Casa Orendain fue fundada por Eduardo Orendain en 1926. Desde la declaratoria de Denominación de Origen en los años 70 la industria tequilera ha dado un vuelco. De una treintena de destilerías a 170; de 80 millones de litros a 250 millones al año. Estados Unidos es el país que más lo consume, con alrededor de 140 millones de litros anuales.

“Mi abuelito empezó a trabajar el campo en la fabriquita de El Llano, a finales de los años 20”, recuerda Orendain. “Luego creció y fundó La Mexicana, que hoy produce Tequila Orendain. En El llano, en los años 60, mi abuelito producía 700 litros por día. Tenía casi 50 empleados. Unos andaban en el campo cortando el agave, otros lo subían a los camiones y lo cargaban a los hornos”.

“La caldera era de leña. Se bajaba del cerro leña seca para alimentar la caldera. Se cocía el agave y se trituraba el bagazo con la piedra tahona jalada por dos mulas fuertes y grandotas. A lomo se cargaban las tinas de fermentación y un hombre se metía para aplastar con manos y rodillas todo el bagazo, para que soltara el dulce y luego a cubetazos se sacaba de las tinas. Todo era de madera y con un embudo gigante se llenaban los alambiques. Todo era manual”.

Con lupa

El Consejo Regulador del Tequila fue creado por la industria en 1994 para fortalecer el prestigio de la bebida y regular el cumplimiento de la Denominación de Origen.

  • El organismo se asegura de que el tequila se produce de acuerdo a las especificaciones de NOM-Tequila para la auténtica certificación de sus productos.
  • Cuenta con oficinas en Washington, Madrid, Bruselas y Shanghai. Desde estas ubicaciones internacionales el Consejo Asegura que la Denominación de origen sea respetado en todo el mundo y que el nombre “tequila,“ sea sólo utilizado por los productos certificados.
  • Las empresas tequileras utilizan la materia prima de los mil 343 productores de agave registradas ante el Consejo Regulador del Tequila.
  • El CRT lleva un control muy estricto en cuanto a la procedencia de las piñas, ya que está prohibida la entrada de agaves provenientes de otros estados que no corresponden a la Denominación de Origen del Tequila (DOT).
  • En México hay mil 372 marcas nacionales y 268 de tequila reconocidas por el Consejo. 
  • Mientras que en 1995 se exportaban 64.5 millones de litros; para 2013 fueron 170.8 millones. Hace 20 años se producían 104.3 millones de litros; actualmente son 226.5 millones.

Relacionadas

Comentarios