Pasa otro paquete energético; comisiones validan tres leyes

Senadores afirman que bajarán las tarifas eléctricas debido a una mayor competencia

COMPARTIR 
15/06/2014 06:25 Leticia Robles de la Rosa/ Fotos: Cuartoscuro

Lo que hoy se vio fue:

Ley de Industria Eléctrica
Ley de Energía Geotérmica
Ley de Aguas Nacionales

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de junio.- Con el aval de los senadores del PRI, PAN y Partido Verde, las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera del Senado validaron la nueva Ley de la Industria Eléctrica, para “bajar el switch” a las tarifas, a partir de abrir el sector a la competencia y la importación del servicio.

De esta forma, el Senado concluyó los dos primeros paquetes de la Reforma Energética, que suma ya cuatro dictámenes. Debido al retiro de los perredistas de la discusión y el consenso generalizado entre las tres fuerzas políticas, ayer se permitió que el dictamen que incluye las leyes de la Industria Eléctrica y de la Industria Geotérmica, así como reformas a la Ley de Aguas Nacionales, fuera avalado en sólo una hora.

Ninfa Salinas, del Partido Verde; Jorge Luis Preciado, del PAN, y Héctor Yunes, del PRI, resaltaron que con la competencia que se propicia con las nuevas leyes de la Industria Eléctrica y de la Energía Geotérmica se reducirán las tarifas, pero además habrá una generación de energía limpia que dará paso al avance de México en las energías renovables, con el uso del agua y el viento.

Senado avala tres leyes energéticas

Con el aval de los senadores de PRI, PAN y Partido Verde, las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera del Senado validaron la nueva Ley de la Industria Eléctrica, para “bajar el switch” a las tarifas, a partir de que se abra el sector a la competencia y la importación del servicio.

De esta forma, el Senado concluyó los dos primeros paquetes de la Reforma Energética, que suma cuatro dictámenes, que debido al retiro de los perredistas de la discusión y el consenso generalizado entre las tres fuerzas políticas, permitió que el dictamen que incluye las leyes de la Industria Eléctrica y de la Industria Geotérmica, así como reformas a la Ley de Aguas Nacionales, fuera avalado en sólo una hora.

Ayer, Ninfa Salinas, del Partido Verde; Jorge Luis Preciado, del PAN, y Héctor Yunes, del PRI, resaltaron que con la competencia que se propicia con las nuevas leyes de la Industria Eléctrica y de la Energía Geotérmica, se reducirán las tarifas, pero, además, habrá una generación de energía limpia que dará paso al avance de México en las energías renovables, con el uso de agua y viento.

Héctor Yunes recordó que “en nuestro país el precio de la electricidad es demasiado alto. Bajar el switch de las tarifas altas es, además de un clamor ciudadano, un compromiso de quienes integramos el grupo parlamentario del PRI. Los altos precios, además de representar un lastre para las familias mexicanas, restan competitividad a la economía nacional.

No obstante, los elevados montos de las tarifas de luz, la industria eléctrica, para evitar montos mayores de los que ya se cobran, requiere fuertes subsidios en detrimento del presupuesto federal. Sólo el año pasado, la Comisión Federal de Electricidad requirió de más de 85 mil millones de pesos en subsidio, equivalentes a más de 700 pesos por cada mexicano.”

Hizo ver que las circunstancias del Sistema Eléctrico Nacional provocarán que la energía eléctrica usada por millones de familias termine por ser impagable.

Seguir bajo el mismo esquema de operación nos llevará a un escenario indeseable: tarifas más altas y presupuestos oficiales que no alcanzarán por subsidiar los recibos de la energía eléctrica. Esto debe cambiar.”

Jorge Luis Lavalle, del PAN, explicó que la propuesta permite la consolidación de la CFE como empresa pública del Estado y genera un “mercado de a de veras”; por eso es que el PAN hizo reservas para discutirlas posteriormente para disminuir los porcentajes de carga anual mínima de cinco megas, lo cual consideran debe ser de porcentajes entre 0.5 y hasta uno.

Particularmente para el fomento de energías renovables, también analizamos la posibilidad de poner sobre la mesa que las energías renovables no tengan como requisito para entrar a mercados más pequeños, la condición de usuario calificado de carga mínima”, dijo.

Añadió que el dictamen “trae propuestas muy interesantes de la delimitación de las facultades entre todos los jugadores del sector eléctrico: desde el Estado, a través de la Secretaría de Energía y la Secretaría de Hacienda (…) consideramos que debe ser la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que es el regulador, el que debe fijar las tarifas, pero en este caso que sea la Secretaría de Hacienda la responsable de fijar y reestructurar los subsidios focalizados en este sentido”.

Ninfa Salinas consideró que este dictamen está encauzado a lograr un correcto balance en la matriz energética para mantener el país económicamente competitivo y tecnológicamente innovador, y contribuir al mejoramiento permanente de la calidad del ambiente y al cumplimiento de los compromisos globales en el presente y futuro.

Prevén afectaciones a la CFE

La nueva Ley de la Industria Eléctrica generará pérdidas de 60% a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y pondrá en riesgo la accesibilidad a este servicio por parte de sectores vulnerables de la población, establece el análisis del PRD sobre el segundo dictamen de la Reforma Energética que ayer avaló el pleno de las comisiones unidas.

Los perredistas no participarán más en el debate energético, pero van a difundir sus posiciones y análisis sobre temas tratados por priistas, panistas y verdeecologistas, por medio de cápsulas informativas en el Canal del Congreso y el uso de los tiempos del Estado para el PRD.

Desde su perspectiva, la apertura para la generación de energía eléctrica para atender el sector de las grandes empresas, combinado con la obligación de la CFE de que sea el suministrador exclusivo del servicio básico, significará que la Comisión pierda el 60% de sus ingresos de facturación de manera instantánea, al mantener su estructura organizacional prácticamente sin cambios sustanciales.

La afirmación anterior se basa en el hecho que, en número de clientes, los consumidores industriales representan apenas 0.8% de los 37.35 millones de usuarios conectados a CFE, pero en ingresos significan 59.7% de ventas. En contraparte, los consumidores residenciales, que representan 88.5% de los usuarios apenas aportan 19.5% de ventas de la CFE, según datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE)”, precisa el documento.

También dice que la prestación del servicio de energía eléctrica para servicio residencial o doméstico deja de ser considerada servicio público, o sea, una necesidad básica, continua y generalizada, lo cual pone en riesgo la accesibilidad a este servicio de sectores vulnerables de la población, aun cuando este servicio sea considerado un derecho humano por tratados internacionales suscritos por México.

La reforma constitucional y la iniciativa de ley modifican sustancialmente la función estatal en el servicio público de energía eléctrica, debido a que se abandona la responsabilidad exclusiva del Estado de dotar del servicio a la mayor cantidad posible de mexicanos, al menor costo y sin interés de lucro.

Al Estado se le encarga garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, pero los únicos instrumentos con los que cuenta son difusos: promoción, impulso, fomento, apoyo, planeación indicativa. El único instrumento claro, a cargo de la Secretaría de Energía, es preparar y coordinar la ejecución de los proyectos estratégicos de infraestructura (transmisión y distribución) (...) El Estado carece de facultades para obligar a los participantes, públicos o privados, a construir centrales.”

 

Acaparan la palabra

Los senadores del PRD se quejan de que no se les ha permitido debatir las leyes secundarias en materia energética, pero los números dicen otra  cosa:

Del martes 10 de junio, cuando inició el proceso, al viernes 13, cuando decidieron levantarse, sus intervenciones sumaban más de 800 minutos, porque a pesar del acuerdo de hablar hasta por diez minutos, ellos lo hicieron en muchas ocasiones hasta por 40 minutos.

En la sesión de las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera del día 10 de junio hubo 59 intervenciones de legisladores de todos los partidos políticos que sumaron 205 minutos; de esas 59 participaciones, 42 fueron de PRD-PT.

Para el 11 de junio los legisladores tomaron la palabra 63 veces; de ésas más de 40 fueron del PRD-PT.

El 12 de junio fueron 69 intervenciones, de las cuales el PRD usó 51 veces la palabra.

Y el 13 de junio, cuando PRD y PT abandonaron el diálogo, iban 12 intervenciones, de las cuales sólo los perredistas llevaban seis.

Comentarios

Lo que pasa en la red