Inseguridad baja 25%: Peña Nieto; pide no echar las campanas al vuelo

Confía en que a más tardar la primera quincena de julio se aprueben las leyes secundarias de telecom y energía

COMPARTIR 
10/06/2014 06:11 Enrique Sánchez/ Enviado

MADRID, 10 de junio.- El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que en el primer cuatrimestre de 2014 los niveles de inseguridad y violencia en el país se redujeron 25 por ciento, y entre 2012 y 2013 12 por ciento.

Al participar en el foro México, reformar para crecer, organizado por Grupo Prisa, el mandatario aseguró que son cifras alentadoras, pero aclaró que no por ello “echamos campanas al vuelo, no es un tema resuelto”.

Manifestó que se está en ruta de reducir de manera aún más significativa los niveles de violencia y de homicidios dolosos.

Insistió en que la seguridad es prioritaria para su gobierno y lamentó que en los últimos años “México ha estado muy señalado y estigmatizado por la condición de inseguridad en algunas entidades del país”.

Afirmó que hoy subsiste el problema, pero no de la misma manera, y puso como ejemplo los casos de éxito en Ciudad Juárez, Chihuahua, y Monterrey, Nuevo León.

Por otra parte, Peña Nieto dijo que a más tardar en la primera quincena de julio quedarán aprobadas la leyes secundarias de las reformas en materia de telecomunicaciones y de energía.

Aseveró que las reformas estructurales que se han llevado a cabo están orientadas a impulsar crecimiento y desarrollo sostenido en los próximos años.

Peña: la violencia disminuyó 25%

Asegura que entre 2012 y 2013 se redujo el crimen 12%.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó que en el primer cuatrimestre de 2014 los niveles de inseguridad y violencia en el país se redujeron 25 por ciento, y entre 2012 y 2013 en 12 por ciento.

Aseguró que son cifras alentadoras, pero aclaró que no por ello, “echamos campanas al vuelo, no es un tema resuelto”.

Durante participar en el foro México, reformar para crecer, organizado por el diario El País y el Grupo Prisa, el mandatario señaló que las acciones que se han emprendido para combatir firmemente a los grupos del crimen organizado han mostrado sus primeros resultados positivos.

Argumentó que no es un tema privativo de México, toda vez que “el problema de la inseguridad está en el mundo entero y en la región latinoamericana hay países con índices de violencia, incluso, mayores a los que tiene nuestro país”.

Sin embargo, dijo que esa no es razón para que el país y su gobierno no se ocupen de darle a los mexicanos condiciones de tranquilidad y seguridad.

“Estamos en ruta para alcanzar este objetivo con resultados alentadores y que, puedo advertir, nos permitirán reducir de manera aún más significativa los niveles de violencia y de homicidios dolosos que es, sin duda, el termómetro vinculante y más ilustrativo de las condiciones de seguridad con las que se mide el mundo”, agregó.

El presidente Peña Nieto reiteró que el tema de inseguridad es para el gobierno un asunto de la más alta prioridad, “y así lo he venido abordando en una nueva estrategia de seguridad y justicia, como le hemos dado marco a todas las acciones que estamos emprendiendo, para recuperar seguridad”.

El Ejecutivo mexicano advirtió que lamentablemente “en los últimos años (México) ha estado muy señalado y estigmatizado por la condición de inseguridad que se daba de manera muy aguda en algunas entidades del país. Hoy subsiste el problema, pero no de igual forma”.

En este contexto, aclaró que no es un problema extendido; “no por ello se deja de reconocer que la criminalidad y la delincuencia común está en todas partes, como lo está en el mundo entero, pero, sin duda, las entidades del país que viven crisis o condición más crítica por la seguridad está claramente focalizada e identificada en el país”.

Mencionó que en algunas “entidades que atravesaron por problemas muy serios y que tuvieron resonancia internacional hoy su condición es otra” como el caso de Ciudad Juárez, en Chihuahua, que “era quizá la más estigmatizada por este problema, que lo había, que lo sigue habiendo, pero en un escenario muy distinto”.

Hay mejoras en seguridad

Al respecto, el jefe del Ejecutivo mexicano sostuvo que existe una reducción muy considerable en ese estado, eventualmente de más de ciento por ciento respecto al nivel de violencia que tenía hace apenas tres o cuatro años.

El mandatario añadió que similar situación ocurrió en Monterrey, Nuevo León, “que vivió un momento crítico en su seguridad y que hoy la disminución de la delincuencia y de los índices de delincuencia se han reducido sensiblemente”.

Admitió que hay problemas en Tamaulipas, en Guerrero y en Michoacán, por lo que “en estas entidades hemos focalizado la estrategia a seguir para reducir los niveles de violencia”.

Sin embargo, afirmó que en términos generales resulta “alentador que la política que hemos seguido ha demostrado en resultados una disminución sensible, sobre todo a lo que es el principal compromiso de mi gobierno, disminuir la violencia y la comisión de homicidios dolosos”.

Dijo que el problema de la inseguridad está en el mundo entero y en la región latinoamericana hay países con índices de violencia, incluso, mayores a los que tiene nuestro país, aunque “ésa no es razón para que México y su gobierno no se ocupen de darle a los mexicanos condiciones de tranquilidad y de seguridad”.

En otro tema, el mandatario manifestó su compromiso de hacer que las reformas estructurales traigan consigo en el mediano plazo mayor bienestar a los mexicanos.

Una cena de gala con sabor a despedida y amistad

Visita de Estado con sabor de despedida.... A unos días de que concluya el reinado en España de Juan Carlos de Borbón, luego de su abdicación —situación que se concretará el próximo 19 de junio con la proclamación como rey de Felipe de Borbón— el presidente de México, Enrique Peña Nieto rindió un reconocimiento al que llamó hombre de Estado que “acrecentó la influencia positiva de esta nación en el mundo por sus acuerdos políticos y su transformación institucional”.

Estas palabras fueron expresadas por el mandatario mexicano durante la cena de gala que le brindó el monarca español en el Palacio Real de Madrid, en lo que fue su primer día de visita oficial.

“Reconocemos en usted al líder de carácter, valiente y patriota que ha sido actor clave en la transformación de este país hermano y ha desempeñado un papel decisivo en el establecimiento y la consolidación de la democracia española.

“Su responsabilidad pública ha sido crucial en el proceso de modernización económica de esta nación. La España más libre, más democrática, más dinámica y moderna es la España del rey Juan Carlos”, expresó el mandatario.

Reunidos en el comedor real, Peña Nieto sostuvo que durante estos 39 años de reinado Juan Carlos llevó a España a convertirse en un faro que iluminó a otras naciones.

Dijo que su visión fue la que llevó a buen puerto la creación de la Cumbre Iberoamericana, punto de unidad de países hermanos y cuya edición número XXIV se realizará en diciembre próximo en el estado de Veracruz.

Acompañado por su esposa, Angélica Rivera de Peña y por los integrantes de su comitiva, el jefe del Poder Ejecutivo resaltó que Su Majestad siempre puso en un lugar especial a México respecto a su amistad.

A la par, el rey Juan Carlos, a manera de despedida del reinado, deseo prosperidad a ambas naciones:

“En esta última visita de Estado en la que tengo el honor de recibirlos, quiero manifestar mi firme deseo de que el bienestar y el firme progreso de México vayan de la mano”, dijo.

Aseguró que su hijo Felipe de Borbón sabrá mantener la excelente relación con México, así como con todos los países de Iberoamérica siguiendo el mismo compromiso que él mantuvo con las comunidades hermanas.

“A ello ha respondido la asistencia del Príncipe de Asturias a las tomas de posesión de los mandatarios iberoamericanos y sus numerosas visitas a la región, en todas esas ocasiones el príncipe ha llevado a los pueblos iberoamericanos el afecto y la solidaridad de España.

“Sé bien que conocéis su cariño a México y su firme compromiso con toda Iberoamérica”, subrayó el rey durante el brindis oficial.

Durante la ceremonia que asistió el mandatario español, Mariano Rajoy, el presidente de México agradeció a sus Majestades, al gobierno y el pueblo español la cálida recepción que nos han brindado en esta Visita de Estado.

Previo a la cena de Estado, los reyes de España, Juan Carlos y Sofía; los Príncipes de Asturias, Letizia y Felipe de Borbón, así como la pareja presidencial de México recibieron el saludo de los invitados al banquete, como la delegación de nuestro país que asistió a esta gira europea, entre ellos los secretarios de Hacienda, Economía, Comunicaciones y Transportes y Conaculta.

También saludaron a la realeza el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, y Valentín Díez Morodo, presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red