Exalcalde: sí robé poquito; “ojalá hubieran estado los 150 millones”

En plena campaña, exfuncionario panista que aspira a reelegirse revela que dañó al erario

COMPARTIR 
09/06/2014 06:16 Gabriel Carrillo/ Cortesía Periódico Enfoque

150 mdp señalan sus adversario robó Hilario Ramírez Villanueva cuando era presidente municipal de San Blas

TEPIC, 9 de junio.- En lo que fue el quinto día de campañas con miras a los comicios estatales de julio próximo, el exalcalde panista de San Blas, Hilario Ramírez Villanueva, mejor conocido como Layín, aceptó públicamente que durante su gestión robó “poquito” del erario.

El ahora candidato independiente Ramírez Villanueva, quien gobernó el municipio nayarita de San Blas de 2008 a 2011 y el cual quiere volver a gobernar, realizó esa declaración ante un centenar de simpatizantes en la plaza principal de esa demarcación.

Han dicho que robé mucho dinero. Sí robé, pero poquito, porque no había dinero. Han dicho mis adversarios que me robé 120 o 150 millones de pesos. Ustedes lo saben, compañeros, las presidencias están bien pobres, no hay dinero, ojalá hubieran estado los 150 millones, a ver si no me los llevo los cabrones, esos mismos los hubiera hecho de pura obra”, sostuvo Layín, quien afirmó que durante su administración el ayuntamiento pasaba por una crisis financiera.

Que le robé a la presidencia (municipal), sí le robé, sí le robé, poquito, porque está bien pobre. Le di una rasuradita, nomás una rasuradita, pero con lo que con esta mano me robaba   —dijo ante sus simpatizantes mientras levantaba la mano derecha— , con esta mano se lo daba a los pobres  — y alzó la mano izquierda”, exclamó.

Pero Ramírez Villanueva se justificó: “A quién no le gusta el dinero, a todo mundo, pero también me gusta mucho trabajar”.

Así, el exalcalde de San Blas señaló que busca gobernar nuevamente para solventar la crisis financiera del municipio, pues aseguró que él tiene el método que se necesita.

Si llego, compañeros, y no les cumplo, mándenme a chingar a mi madre. Se los digo de frente porque así soy yo, ustedes me conocen”, prosiguió.

Hay mucha gente que viene a la presidencia (municipal), que no trae ni pal pasaje, compañeros. Echarse un taco, menos, y luego paque les digan ‘¡No hay, no está y todo se lo robó Layín’. O paque les digan ‘Layín sí hizo mucha obra, pero todo quedó a deber. Por eso nosotros no hacemos obras, porque estamos pagando las drogas de Layín’.

Por eso quiero ser presidente (municipal), para pagar todas las drogas que han dejado los presidentes municipales, las que dejaron mis colegas. Las drogas que dejó Layín y las drogas que deje esta administración. Les voy a demostrar cómo se trabaja, compañeros”, ofreció.

Además, afirmó que él no se enriqueció como presidente municipal de San Blas.

A mí me decían que todos los presidentes municipales cuando salían se iban a vivir a Tepic. pues yo chingué a mi madre, me regresé a Huaristemba (localidad del mismo municipio).

Ahí sigo, eh. Sigo igual de mendigo, compañeros. A las cuatro de la mañana ahí estoy a sus órdenes en Huaristemba, porque me la vivo trabajando, compañeros”, dijo Hilario Ramírez Villanueva, quien aprovechó para hacer una invitación pública para su cumpleaños.

Les digo con mucho respeto, con puesto o sin puesto, con votos o sin votos, primeramente Dios, en 2015, 22 de febrero, están invitados, todos mis amigos y también mis enemigos de todo el estado, de toda la República, viene la banda del Recodo, paque bailen, compañeros, a disfrutar de una bonita fiesta.”

Excentricidades y denuncias

Layín también es conocido como “el alcalde dadivoso”. En su toma de protesta como presidente municipal de San Blas en 2008 dio muestra de sus excentricidades: Llegó al acto protocolario montado en un caballo purasangre de color negro y con un valor superior a los 250 mil dólares, además de que regaló dinero a los asistentes, a quienes lanzó billetes.

Al término de su administración, Ramírez Villanueva fue acusado por presunto desfalco financiero al ayuntamiento por  20 millones de pesos

Según pruebas presentadas al Órgano de Fiscalización Estatal, en su trienio fueron beneficiadas empresas como Desarrollo Sustentable de San Blas, Desarrollos Turísticos Paraíso del Rey y Desarrollos Turísticos Aramara por otorgarles concesiones en zonas federales.

Se indica que 13 millones de pesos corresponden a derechos municipales que debió pagar Granjas Aquanova de 2007 a 2011 y que nunca ingresaron a las arcas del municipio.

Además, indican, de que fueron sustraídos del ayuntamiento recibos que más tarde aparecieron con firmas apócrifas, amparando pagos de uso de suelo por siete millones de pesos que tampoco recibió el ayuntamiento.

 

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red