Mexicanos ven en casa origen de bullying

Para 91% se trata de una conducta donde se agrede o golpea por diversión sin medir las consecuencias, revela la encuesta BGC-Excélsior; 66% considera que es un problema generalizado en todas las escuelas

COMPARTIR 
02/06/2014 05:51 Ulises Beltrán y Carlos Jager/ BGC, Beltrán, Juárez y Asociados

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de junio.- Se percibe la situación del bullying como un problema generalizado en todas las escuelas del país. De manera espontánea, la población señala más al entorno familiar de los abusadores como la principal causa del acoso escolar y se considera más esta conducta como una práctica de abuso de poder que como un juego sin dolo, propio de niños y jóvenes. Se  sabe más de casos de maltrato escolar motivados por la constitución física o a que la víctima se le considera seria y estudiosa, según muestran los datos de la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior.

La mitad de la población con teléfono fijo en su vivienda ha estado atenta a los casos de bullying recientemente reportados por los medios de comunicación.

Principalmente se recuerda el reciente caso de la muerte del menor Héctor Alejandro Méndez Ramírez, en la secundaria número 7 de Ciudad Victoria, Tamaulipas (gráfico 1). El niño falleció el pasado 20 de mayo, desde el día 14 se encontraba en estado grave, luego de que cuatro compañeros lo cargaron “de columpio” tomándolo de las extremidades y arrojándolo al piso. 

Al explorar cómo dimensiona la opinión pública la problemática del acoso escolar en el país, resulta que la mayoría (66%) percibe que se trata de un fenómeno generalizado en todas las escuelas del país (gráfico 2). Mientras que 25% alerta que este comportamiento es cada vez más común y sólo una minoría considera que estas conductas ocurren de forma aislada en algunas escuelas del país (7%).

Tras ofrecer una lista de posibles condiciones por las que niños y jóvenes son objeto de acoso por parte de sus compañeros de clase, destaca que siete de cada diez entrevistados reconocen haber atestiguado o escuchado incidentes de bullying, debido a la constitución física de la víctima o porque la persona agredida es seria y estudiosa (gráfico 3).

 Asimismo, dos de cada tres reportan saber de casos de maltrato en las escuelas motivados por la apariencia física, la orientación sexual o la condición social del estudiante. En menor medida, se mencionan abusos a niños y jóvenes por su género o edad.

Sobre la naturaleza del bullying, la población estima que es un problema serio. De manera espontánea se asocia el término principalmente con violencia, maltrato, agresión o golpes
(gráfico 4).

Asimismo, nueve de cada diez ciudadanos opinan que se trata de prácticas agresivas de abuso, en las cuales se lastima a las víctimas por diversión, más que creer que se trate de un juego rudo entre niños y jóvenes donde se hieran sin mala intención (gráfico 5).

En concordancia con las recientes declaraciones sobre el tema del secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, en el sentido de que la violencia escolar inicia en el hogar, la mayoría de los entrevistados refiere, como principal causa del aumento de la incidencia del acoso escolar en el país, factores ligados al entorno familiar, como lo son la falta de valores, de educación en casa o de atención de los padres a sus hijos (gráfico 6).

Relacionadas

Comentarios