Conmociona a Tabasco agresión a una perrita; niño de 10 años la machetea

‘Tomasa’ perdió un ojo y la mitad de su hocico; sus dueños pidieron aplicarle la eutanasia, pero el veterinario la curó para que amamante a sus crías

COMPARTIR 
01/06/2014 10:39 Fabiola Xicoténcatl, corresponsal / Fotos: Cortesía Tabasco Hoy

VILLAHERMOSA, 1 de junio.- Un niño de 10 años agredió a machetazos a una perrita recién parida, a la cual dejó herida de gravedad por el hecho de ladrarle cuando el menor se introdujo a una propiedad ajena a robar mangos.

Este hecho ha conmocionado a la opinión pública, debido a que ‘Tomasa’ perdió uno de sus ojos y parte de su hocico.

De acuerdo con la versión de los dueños de la perra, el niño invasor entró a la propiedad privada ubicada en la colonia Tierra Colorada de Villahermosa, para tomar algunos mangos del suelo y, aunque ellos le habían advertido que ‘Tomasa’ podía morderlo, el menor ignoró la advertencia y en forma agresiva retó al animal, quien insistió en ladrarle para advertirle que estaba invadiendo su espacio y el de sus crías.

10 puntadas le dieron a la perrita 'Tomasa', tras recibir res machetazos

Sin que los dueños se percataran de su presencia, el niño regresó más tarde a la propiedad con un filoso machete en mano, con el que le propinó tres certeros y crueles machetazos que destazaron el hocico y penetraron el ojo izquierdo del animal.

Herida de gravedad, ‘Tomasa’ se quejó y alertó a sus dueños, que nada pudieron hacer; sólo observaban cómo el menor se alejaba corriendo blandiendo el machete.

Los dueños de la perra optaron por llevarla a un veterinario, el MVZ Rogelio Bello, que es colaborador de la fundación en pro de los perros “Una Vida Mejor AC” y quien consideró que “lo que ocurrió no tiene nombre. El animal requirió una cirugía de mandíbula a media nariz, perdió el ojo izquierdo y está en cuidados intensivos, en un tratamiento con muchos antibióticos”.

El veterinario narró que cuando sus dueños vieron la magnitud de las heridas le pidieron aplicar a ‘Tomasa’ la eutanasia; sin embargo, asegura que logró persuadirlos “para que no la sacrificaran, porque tenía que amamantar aún a sus pequeños cachorros”.

El médico explicó que para salvarle la vida a la perra se le aplicaron sedantes para su intervención; le limpiaron el área afectada y desinfectaron; le retiraron el ojo ocular izquierdo; le pusieron más de 10 puntadas entre la nariz y ojo en una cortada de 10 centímetros y le aplicaron suero y antibióticos.

Aseguró que ‘Tomasa’ tardará ocho días en reposo y en su curación se han invertido más de 8 mil pesos.

La opinión pública demandó castigo para el menor agresor o para sus padres.

dgp

Comentarios

Lo que pasa en la red