Reformas, amigables con el ambiente: EPN

El Presidente se reúne con representantes de 183 países, en Cancún; asegura que las enmiendas estructurales tienen un alto componente de acciones en favor de esta materia

COMPARTIR 
29/05/2014 05:47 Enrique Sánchez
El presidente Enrique Peña Nieto
El presidente Enrique Peña Nieto en Cancún (Forto SRE)

CANCÚN, 29 mayo.— Ante representantes de 183 países agrupados en el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que las reformas estructurales promueven la prosperidad y el desarrollo económico de México, aunque también tienen un alto componente de acciones en favor del medio ambiente.

Ejemplificó la Reforma Energética, la cual incorpora a la Constitución el criterio de sustentabilidad: “Esto significa que en el aprovechamiento de nuestros recursos productivos, se promoverá su conservación y el cuidado del medio ambiente, la inclusión social y el respeto a los derechos humanos”, destacó.

Ya en su aplicación, agregó, elevará la producción de gas natural y, con ello, acelerará la sustitución de combustible y diesel por energías limpias en distintos procesos industriales.

“La Reforma Energética sienta las bases para transitar hacia una generación de energía más baja en carbono, y como puede apreciarse en estos ejemplos, las reformas transformadoras que impulsa México permitirán acelerar su crecimiento económico al tiempo que reafirman su responsabilidad global con el medio ambiente”, sostuvo.

Este nuevo marco legal en el sector energético tiene como meta que México genere al menos una cuarta parte de su electricidad con energías limpias.

“En materia de electricidad se establecen certificados de energías limpias que incentivarán la adopción de fuentes renovables y tecnologías limpias a un menor costo.

“Con este mismo propósito, se expandirán las redes de transmisión hacia las zonas con mayor potencial geotérmico, eólico o solar”, subrayó.

Adicionalmente, esta reforma contempla la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del sector de hidrocarburos  para prevenir el riesgo de accidentes en instalaciones o afectaciones al medio ambiente.

En cuanto a la Reforma Hacendaria, comentó el jefe del Ejecutivo, México está financiando un Programa Nacional de Infraestructura que contempla inversiones por más de 218 mil millones de pesos; es decir, 17 mil millones de dólares en proyectos de beneficio ambiental.

“Los ingresos adicionales derivados de esta reforma se están destinando de manera prioritaria a sectores estratégicos para el desarrollo, como educación, ciencia y tecnología, y el desarrollo de infraestructura, incluyendo proyectos ambientales.”

 Adicionalmente, se incorporan novedosos instrumentos de política tributaria que fortalecen el cuidado del medio ambiente.

Uno de estos impuestos tiene como objetivo desalentar el consumo de combustibles contaminantes que contribuyen al calentamiento global. Otro es a los plaguicidas de alta toxicidad. “De esta manera se generan incentivos para desarrollar y adoptar alternativas más amigables con el medio ambiente”, sostuvo Peña Nieto.

Durante la inauguración de esta Asamblea, el mandatario federal estuvo acompañado de los sectarios de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray; de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, y de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, así como del gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, y de la presidenta del GEF, Naoko Ishii.

“Si el cambio climático es consecuencia del actuar del hombre su solución se encuentra en toda la solidaridad humana”, dijo a los presentes.

México, solidario con el mundo

Fue en el marco de la inauguración de la quinta Asamblea del GEF en Cancún, Quintana Roo, en el que el presidente Enrique Peña Nieto anunció que como muestra del compromiso que tiene México en favor de la protección del medio ambiente aumentará su aportación a este fondo de diez a 20 millones de dólares para el periodo 2014-2018.

Recordó que, de acuerdo con el Panel Gubernamental sobre el Cambio Climático, nuestro planeta se está calentando y requiere de acciones globales para revertir el fenómeno.

“El medio ambiente debe ser una responsabilidad compartida; cuidar de él es un reto global que exige el compromiso, la suma de esfuerzos y la coordinación de todas las naciones”, dijo ante los mil 500 asistentes a esta V Asamblea del GEF.

Informó que desde su creación, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial ha realizado donativos a México por más de 450 millones de dólares y otros dos mil 690 millones de dólares, otorgados mediante diversos esquemas de financiamiento, que han apoyan 54 proyectos sustentables en nuestro país y 30 más a nivel regional.

“Estas cifras reflejan por un lado, la solidaridad de las naciones que integran esta iniciativa, pero también el liderazgo y profesionalismo de México para presentar iniciativas con viabilidad técnica y financiera.”

“Por ello, como muestra de gratitud y nuestro compromiso con el medio ambiente, México ha decidido aportar 20 millones de dólares al Fondo para el Medio Ambiente Mundial para este periodo 2014-2018, que es el doble de nuestra contribución anterior”.

Adicionalmente, reiteró el compromiso de México para brindar capacitación y asistencia técnica a las naciones que lo requieran para avanzar juntos en la implementación de políticas verdes de vanguardia.

El mandatario destacó el que la reunión del GEF se realizara en el estado de Quintana Roo, pues es una de las entidades de México con mayor biodiversidad, y “en donde la conservación, la inversión y el desarrollo turístico van de la mano”.

Fondo internacional tendrá 4 mmdp para plan climático

Con la participación de representantes de 150 países y más de 100 organizaciones de la sociedad civil iniciaron las sesiones plenarias de la V Asamblea del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), por sus siglas en inglés), donde se definirá la entrega de una cifra histórica de cuatro mil 400 millones de dólares a proyectos sustentables.

A nombre de México, el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela aseguró que el gobierno de la República tiene claro que de continuar el deterioro ambiental habría un impacto negativo en la salud de la población y la eficiencia de nuestra economía.

Recordó que tan sólo en 2011, el costo por agotamiento y degradación ambiental fue equivalente a casi el siete por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) global.

“Esto podría aumentar la vulnerabilidad de México al cambio climático, traduciéndose en impactos importantes para las actividades económicas, principalmente las primarias”, reconoció.

Designado como presidente de la V Asamblea del GEF, Juan José Guerra Abud, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), señaló que hoy en día el principal reto de nuestro país es lograr el crecimiento económico, pero de manera sustentable.

“No hay duda que toda la humanidad enfrenta en el siglo XXI muchos retos, sin duda, también el combate a la pobreza para muchos de nuestros países, la seguridad alimentaria y el crecimiento de la población es uno de los más importantes”, manifestó.

La directora ejecutiva del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, la japonesa Naoko Ishii destacó que este encuentro se celebra en un momento muy importante para el planeta y para las aspiraciones de crecimiento y prosperidad de los países.

“Se celebra en un momento en que hay una conciencia sin precedentes de que un ecosistema saludable y un clima estable son de importancia fundamental para determinar las perspectivas  de un desarrollo sostenible para los empleos y la inclusión”, señaló.

De 1991 a la fecha, México recibió del GEF 14 dólares por cada dólar invertido, lo que sirvió para impulsar importantes proyectos de transporte sustentable, como el Metrobús de la Ciudad de México y la captura de gas metano en el relleno sanitario de Monterrey, Nuevo León.

Relacionadas

Comentarios