Imco defiende investigación de anomalías

El Instituto Mexicano de la Competitividad asegura que persiste la falta de transparencia de estados

COMPARTIR 
24/05/2014 05:46 Redacción
Juan Pardinas manifestó que la falta de transparencia en el sector educativo debe cambiar con la recentralización. Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de mayo.- Ante las críticas que generara el estudio realizado por el Instituto Mexicano de la Competitividad, en relación con el salario del magisterio en el país, tanto entre gobernadores como en la misma SEP, el director general del Imco, Juan Pardinas, dejó en claro que los datos que utilizó el organismo para hacer el comparativo son los que aportan los propios estados de la República a la autoridad federal.

La constante en la información recabada, afirmó Pardinas en entrevista con Martín Espinosa, para Grupo Imagen Multimedia, la falta de transparencia y de homologación en los sistemas administrativos de educación, ya que cada entidad federativa tiene sus propios criterios, lo que lo convierte en un “sistema administrativo anárquico.”

Tenemos de chile, mole y pozole; es decir un sistema un poco anárquico, porque cada estado tiene ciertos tabuladores distintos de salarios para maestros, con 500 diferenciales y márgenes entre un rango y otro entre antigüedad, grado, etc”, señaló.

Agregó que “lo que encontramos fue una serie de documentos que agrupaban a todos estos tabuladores y lo que hizo el Imco fue sacar la base de datos agregada de las nóminas, sistematizarla, hacerla más clara”.

A esto, apuntó, hay que sumarle la falta de transparencia por parte de las entidades federativas respecto del manejo de su nómina magisterial, pues, aseguró Pardinas, “en algunos casos tuvimos poca transparencia, porque los estados entregaron la información a medias, con errores y márgenes diferentes y en algunos casos, como en Baja California, se negaron a entregar cualquier dato”.

Insistió en que “lo que nosotros hicimos fue utilizar los datos que ofrecieron los estados, intentando explicar, a veces de la manera no más deseable, cómo se les paga a los maestros”.

Sin embargo, el director general del Imco dejó en claro que el estudio “no buscaba afectar la reputación del magisterio”, al recalcar que “lo que hicimos fue presentar evidencias de las disparidades contables, de la forma en que se maneja la nómina, pero no era un estudio que buscara afectar la reputación del magisterio”.

Al contrario, dijo, “era una forma de exigir transparencia y que se les debe pagar bien a los maestros, por lo que son ellos los primeros que agradecen el que se exponga cómo se usan los recursos en la educación.”

Lo que hicimos fue exigir la información de cómo se maneja la nómina el magisterio”, para terminar con el manejo que se le dio durante 80 años, de “secreto de Estado”, dijo.

Durante 80 años las nóminas del magisterio en México fueron un secreto de Estado; podríamos saber gracias a avances de la Ley General de Transparencia el salario del presidente, pero no teníamos información detallada sobre cuánto ganan los profesores en México.”

Esta situación, dijo, “deberá cambiar con la recentralización educativa” que deberá darse con la nueva Reforma Educativa.

Esperemos que en 2015 tengamos una nómina donde los profesores vean que el aguinaldo es el aguinaldo”, dijo.

Comentarios

Lo que pasa en la red