El calderonismo no existe como proyecto: Bravo Mena

Llama a Madero a no cegarse por la victoria y corregir los errores que ha tenido el blanquiazul; dice que el PAN debe pedir perdón a la sociedad

COMPARTIR 
22/05/2014 05:44 Redacción
Luis Felipe Bravo Mena llama a la dirigencia a ser incluyente.
Luis Felipe Bravo Mena llama a la dirigencia a ser incluyente.

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de mayo.- El PAN deberá entrar en una etapa de profunda reflexión para evaluar los aciertos que tuvo durante los dos sexenios que fueron encabezados por presidentes emanados del blanquiazul y, al mismo tiempo, tiene que reconocer los errores cometidos en el pasado, e incluso, de ser necesario, pedir perdón, consideró Luis Felipe Bravo Mena, exdirigente nacional de ese partido.

“En medio de decir las cosas como fueron y por qué las hicimos, razonas públicamente por qué hicimos las cosas, algunas, y por qué no hicimos otras, en lo que nos hayamos equivocado hay que decirlo también, hay que pedir perdón a la sociedad, y yo creo que la sociedad esperaba de los gobiernos del PAN mucho más rigor en el tema de la transparencia y el combate a la corrupción.”

En entrevista para Excélsior Televisión, con Pascal Beltrán del Río, Bravo Mena advirtió que no podrá darse un renacimiento y un reencuentro del PAN con la sociedad si no se lleva a cabo este ejercicio, y esta tarea corresponderá llevarla a cabo a la próxima dirigencia panista.

En este sentido, confió en que Gustavo Madero tendrá la mejor disposición de renovar al partido y, sobre todo, de no tolerar actos de corrupción de funcionarios emanados de dicho partido.

“Me gustaría escuchar que viene con la seguridad y la solidez de su victoria; con una disposición generosa, a incluir, a corregir errores, a que no se ciegue, a que la victoria no es el dejar atrás errores que se han cometido y que hay que corregir. En particular, creo que hay que limpiar al PAN y que en donde se compruebe y donde haya plena certeza de que hay corrupción debe actuar de inmediato contra de ella”.

Destacó que por primera vez en el PAN se haya celebrado una elección interna con el voto directo de los militantes, quienes así lo demandaron en la última asamblea nacional.

Asimismo, confió en que ahora los dos contendientes Gustavo Madero y Ernesto Cordero harán su mejor esfuerzo para generar un ambiente de inclusión y armonía, o la llamada ‘operación cicatriz’, y sobre todo que tengan plena conciencia de que el PAN no pertenece a nadie, sino que es de los ciudadanos y la militancia.

Dijo que a partir de hoy, el PAN contará con nuevos órganos e instituciones organizativas y, en este sentido, consideró que ello representa la oportunidad para llevar a cabo una reestructuración en el blanquiazul y hacerlo más plural.

Dijo que de cara a las elecciones intermedias de 2015, la nueva dirigencia nacional panista debe mostrar apertura a las alianzas con otros partidos, pero buscando un bien para la sociedad y no sólo para ganar por ganar.

Insistió en que el tema de las alianzas panistas debe abordarse con mucha seriedad y cautela y, sobre todo, que aporte al fortalecimiento de las instituciones.

Bravo Mena dijo que el ex presidente Felipe Calderón podría aportar mucho a su partido si aceptara formar parte de la Comisión Permanente.

“Él tiene sus derechos a salvo, sería lo mejor que le pudiera pasar al PAN, que Felipe viniera al Consejo Nacional, a la Comisión Permanente, porque la experiencia de un Presidente de la República, de un exjefe de Estado, no la puede tener nadie más que el que ha estado en esa función. Y el PAN, que ha tenido ya esta experiencia que tanto anhelábamos tener para poder tomar las decisiones correctas, las estrategias políticas profundas y acertadas, nada mejor que tener la voz y la experiencia de un (ex)Presidente, no como factótum, no como el dueño”.

—Tú fuiste secretario particular del Presidente. ¿Existe el calderonismo?

—Sí. Yo creo que hay una corriente que se identifica mucho con el proyecto político que ejecutó el presidente Calderón de amistad, de cariño, de afecto, a eso es tal vez a lo que se le llama calderonismo. Pero como un proyecto político, definido y armado, no lo veo.

“Tal vez en la última campaña un poco quedó reflejado en el proyecto que presentaba Ernesto Cordero, pero no me atrevería a decir que esa es una expresión, digamos de que sea una etiqueta de calderonismo ahí, el proyecto de Cordero era un proyecto que tenía cosas muy buenas, hay que decirlo, ojalá que Madero las recoja, porque había ahí ideas espléndidas, como generar un proyecto de país, un nuevo proyecto de país a partir del PAN, en fin, sería un halago decirlo, pero hubo proyecto, hubo ideas, lo que pasa es que no flotaron en medio de las denostaciones en las que luego se cayeron”.

Comentarios

Lo que pasa en la red