Arrasa Madero; se reelige con 13 puntos porcentuales de ventaja

El dirigente nacional electo del PAN llama a trabajar por la unidad del partido, para ganar en las elecciones de 2015

COMPARTIR 
19/05/2014 06:05 Héctor Figueroa Alcántara

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de mayo.- Gustavo Madero Muñoz se reeligió como presidente nacional del PAN, al ganar de manera contundente con 13 puntos porcentuales de ventaja en la primera contienda abierta a la militancia.

Francisco Gárate Chapa, presidente de la Comisión Organizadora Nacional de la Elección del Comité Ejecutivo Nacional del partido, dio a conocer que Madero obtuvo 56.76% de los votos frente al 43.24% de Ernesto Cordero Arroyo.

“Quiero reconocer el esfuerzo de Ernesto Cordero (...) Mando un mensaje de unidad institucional, de camaradería castrense que nos caracteriza”, dijo Madero, acompañado por su familia y Ricardo Anaya, su compañero de fórmula y próximo secretario general del PAN.

También estuvieron con el candidato ganador Santiago Creel Miranda y panistas como el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle.

En la sede nacional del PAN, Madero anunció que desde hoy trabajará en la reunificación de Acción Nacional, para enfilar sus esfuerzos en ganar las elecciones de 2015, en las que se renovarán nueve gubernaturas, principalmente Nayarit y Coahuila, y la Cámara de Diputados.

En su turno, Cecilia Romero, presidenta nacional interina del partido, dijo que Cordero —quien en marzo aseguró que le ganaría a Madero por 12 a 30 puntos de ventaja— reconoció su derrota y que no impugnará la contienda interna.

Madero arrolla en la elección panista

Llama a todos los del blanquiazul a enfilar sus esfuerzos para ganar en 2015.

Gustavo Madero Muñoz fue reelegido ayer como presidente del Partido Acción Nacional (PAN) con un triunfo de más de 13 puntos de diferencia sobre Ernesto Cordero Arroyo, en una contienda donde votó más de 72 por ciento de la militancia panista.

Al ser declarado como vencedor, Madero Muñoz llamó a mantener la unidad del panismo y conminó al exsecretario de Hacienda y a sus seguidores a integrarse en las grandes decisiones del partido.

Con 94 por ciento de las actas computadas, Madero obtuvo 56.76 por ciento de los votos contra 43.24 por ciento de Cordero Arroyo, lo que lo convierte en ganador, informó anoche el presidente de la comisión organizadora de la elección interna del PAN, Francisco Gárate Chapa.

Acompañado de liderazgos de Acción Nacional, de su planilla, simpatizantes y su familia, Madero Muñoz dirigió anoche su primer mensaje como dirigente reelegido, en el que reconoció el liderazgo de Cordero Arroyo y lo llamó a la unidad.

“Quiero reconocer el esfuerzo de Ernesto Cordero, de Juan Manuel Oliva, de toda su planilla, de todo su equipo y de todos sus seguidores. Mando un mensaje de unidad institucional, de camaradería castrense que nos caracteriza”, manifestó.

“Les digo que a partir de mañana empecemos a trabajar en la reunificación del PAN, para que podamos enfrentar unidos los retos que tenemos en puerta, los invito a tender la mano con generosidad”, expuso Madero.

Llamó al PAN a enfilar sus esfuerzos para ganar las elecciones de 2015, en las cuales se renovarán nueve gubernaturas, así como la Cámara de Diputados, y a los legisladores de Acción Nacional los llamó a retomar en el Congreso de la Unión la discusión de las leyes secundarias en materia política, de telecomunicaciones y energética.

“Me permito hacer un llamado para dejar a tras está contienda interna. A partir de hoy nuestros retos están en la discusión de las leyes secundarias, en las elecciones… nuestro reto es que Acción Nacional sea el mejor partido de México”.

“Nuestra mirada está en las elecciones: la alcaldías y la presidencia de 2015.”

Madero añadió que los retos están en las urnas de Nayarit y Coahuila, que Acción Nacional para que el PAN vuelva a ser el mejor partido de México, como lo plantearon sus fundadores en 1939.

En el auditorio Manuel Gómez Morin fue arropado en su victoria por los gobernadores de Baja California, Francisco Kiko Vega; de Puebla, Rafael Moreno Valle, y de Sonora, Guillermo Padrés, quienes durante la campaña apoyaron a Madero.

También acudió a reconocer la victoria de Madero, la ex candidata presidencial Josefina Vázquez Mota, además de la presidenta del partido, Cecilia Romero Castillo.

Acompañamiento

Madero acudió a la sede del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN acompañado por su planilla integrada por Ricardo Anaya, Santiago Creel, Marco Adame, Isaías Cortés, Teresa Lizárraga, Loreto Quintero, Teresa Jiménez y Blanca Jiménez.

Madero, quien fue reelegido en la primera contienda abierta a la militancia del PAN con la participación de 72 por ciento de un padrón de 217 mil inscritos, confirmó que rendirá protesta el próximo viernes como presidente del partido para el periodo 2014-2015.

Más tarde, ante cientos de panistas, quienes lo esperaban en un hotel al sur de la Ciudad de México para celebrar los resultados, Madero Muñoz los convocó a construir juntos el triunfo de 2015.

“Vamos a poner un alto a Peña Nieto en el Congreso federal, vamos a poner un alto a estas reformas fiscales que tanto daño le han hecho a la economía de las familias”, aseveró.

Agradeció el apoyo al mejor partido de México y aseguró que Acción Nacional “no se está haciendo chiquito, se está haciendo grandote y se está echado para adelante”.

Por su parte, la presidenta nacional del PAN, Cecilia Romero, aseguró que con este triunfo ganó el PAN, y por lo tanto México.

Crónica

Dejamos atrás imposiciones y designaciones”

La sonrisa muy femenina, sutil; los ojos llenos de luz, de una euforia que se esforzaba por no ser estruendosa. El rostro de Josefina Vázquez Mota era anoche el resumen de la jornada electoral con la que Gustavo Madero se anotó el tercer triunfo sobre el grupo calderonista; el mismo al que en 2012, los josefinistas responsabilizaron del bloqueo a la campaña presidencial.

Pero anoche Josefina Vázquez Mota estaba al lado del triunfador de la contienda interna. Llegó a ver a Madero al Comité Ejecutivo Nacional del PAN. Ella demostró así la disposición de los suyos a construir la unidad que requiere el partido. Gustavo Madero Muñoz llegó con ella al salón donde la comisión organizadora de la contienda interna dio a conocer que los maderistas y sus aliados ganaron al calderonismo con poco más de 13 por ciento de diferencia.

“Le pido a Dios que vayamos adelante. Que Dios lo bendiga”, le dijo por la mañana una vieja militante panista a Gustavo Madero cuando se retiraba después de depositar su voto en la casilla ubicada en el Parque de Los Venados, al sur de la Ciudad de México.

La mujer lo abrazó, le pidió fortalecer al partido y alejarlo de los grupos. “Soy panista de toda mi vida”, le dijo la anciana y Gustavo Madero la abrazó, le dio las gracias, la llamó “amiga” y le ofreció que va a llevar al partido de nuevo a la senda de los triunfos electorales.

Y justo ese fue su mensaje al cierre de la jornada electoral. Ya conocidos los resultados oficiales, Madero, siempre acompañado por su esposa, se reunió con los suyos.

“Yo quiero aventarme un tiro/ Con el negro, con el rojo, y con el giro/ En este corral yo mando, no se metan con lo mío”, entonaron los mariachis mientras Gustavo Madero, tomado de la mano de su esposa, entraba al salón Rioja del hotel donde se concentró una parte de su equipo de colaboradores, mientras Madero, extasiado, estrechaba la mano de todos sus colaboradores que encontraba a su paso y les decía casi a gritos “ya ganamos”.

Un día intenso que demostró que “en el PAN los panistas ganan”, como resumió el gobernador de Baja California, Francisco Kiko Vega, aliado de Madero; o como dijo Federico Dóring, que con ella “demostramos que hemos dejado atrás las imposiciones y las designaciones; una contienda entre quienes queremos tener al partido para la militancia y los que quieren tener el partido para seguir haciendo lo que han hecho los últimos años”.

Resúmenes eufóricos. Abrazos constantes. Sonrisas francas entre los maderistas que ya con el resultado oficial confirmaban sus propios datos. Ellos ya sabían desde las 13 horas que iban a ganar por una diferencia de dos dígitos. Lo sabían porque en un hotel ubicado en el Pedregal, al sur del Distrito Federal, poquito después de las 13 horas, conocieron las encuestas que encargaron; para ese momento la diferencia era de 20 puntos para ellos.

Y para entonces los calderonistas también lo sabían. Comenzó la negociación. Los calderonistas pidieron espacios de poder; algunos comités directivos estatales e hicieron berrinche porque se hizo pública la tendencia que los colocaba muy debajo de Gustavo Madero.

Aunque los maderistas dialogaban en busca de que Ernesto Cordero, cabeza de los calderonistas, acudiera al CEN para que juntos, Madero y él, estuvieran en el anuncio oficial de los resultado, no lograron convencerlos. Las calderonistas sólo accedieron a un anuncio oficial y a no impugnar los resultados, pero mantuvieron diversas peticiones.

La sonrisa de Gustavo Madero y la alegría en el rostro de Josefina Vázquez Mota mostraba de qué lado está la mayoría en el PAN.

Un Madero eufórico que le ganó al expresidente Felipe Calderón la presidencia nacional del PAN en 2010; en 2012 le ganó la partida interna cuando el expresidente de la República quiso refundar el partido y ayer lo volvió a hacer al derrotar por poco más de 13 por ciento a Ernesto Cordero.

Relacionadas

Comentarios