Fallece Lorenzo Zambrano, director general de Cementos Mexicanos

El presidente del Consejo de Administración y director general de Cemex falleció ayer en Madrid, España, a los 70 años. No se dio a conocer la causa de su deceso

COMPARTIR 
13/05/2014 08:20 Eréndira Espinosa

PERFIL: ¿QUIÉN FUE LORENZO ZAMBRANO?

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de mayo.- Mientras realizaba un viaje de negocios, falleció ayer a los 70 años de edad  Lorenzo H. Zambrano, director general y presidente del Consejo de Administración de Cemex, la tercera cementera más grande del planeta.

El anuncio de su fallecimiento tomó por sorpresa al mundo de los negocios, y a la misma compañía, cuyo Consejo de Administración se reunirá en breve para “tomar las decisiones que procedan”, ya que el empresario originario de Monterrey, Nuevo León, dejó a la empresa en un momento decisivo, pues a escala global la industria del cemento se está reconfigurando.

Fuentes cercanas a Cemex comentaron que la causa de su muerte fue “natural”, y que en breve se iniciarán los trámites para su sepelio.

Sus inicios

Zambrano se graduó como Ingeniero Mecánico Industrial por el Tecnológico de Monterrey y obtuvo una Maestría en Administración de la Universidad de Stanford.

La historia de Lorenzo Zambrano en Cemex empezó cuando apenas tenía 24 años. El joven empresario se integró a la compañía que fundó su abuelo, Cementos Hidalgo.

Para 1985 y después de haber sido el director de Operaciones de la compañía, fue nombrado director general, para diez años después convertirse en el presidente del consejo.

El empresario

Zambrano se caracterizó por sus decisiones aguerridas en el negocio, por la caza de oportunidades de fusiones y adquisiciones en pro de la internacionalización, pero también supo solucionar los problemas que se ponían a su paso.

Uno de los riegos más grandes que tomó fue la compra de Rinker en 2007, operación valuada en 15 mil 300 mdd.

En su momento, la transacción fue bien vista, pues incrementaría tanto el volumen de ventas como los ingresos de la compañía. Sin embargo, para 2009, con la crisis mundial y con la caída del sector construcción, el nivel de deuda de la empresa se hizo insostenible.

La gran adquisición del empresario se volvió en su contra. Sin embargo, Zambrano tomó decisiones rápidas y logró rescatar a Cemex y ahora la compañía emerge de dicha crisis.

“Fue un excelente empresario, el hecho de la adquisición de Rinker, donde la tuvo complicada, no fue porque haya sido una mala decisión, no creo que alguien pudiera adivinar que Cemex iba a caer ante la crisis financiera. En ese sentido me parece que la llevó a internacionalizar y a ser una de las cementeras más grandes del mundo”, afirmó Fernando Bolaños, analista de Monex.

Contra la violencia

Lorenzo fue tan aguerrido en los negocios como cuando se trataba de defender ideales. Cuando la violencia estalló en Monterrey y algunos optaron por emigrar, él decidió quedarse.

“Quien se va de Monterrey es un cobarde. Hay que luchar por lo que creemos. Tenemos que retomar nuestra gran ciudad”, dijo en agosto de 2011, y agregó que para él lo más sencillo sería irse, “pero me quedo a aportar”.

Zambrano no solamente fincó una empresa conocida en lugares como China, Israel, República Checa, Reino Unido o Malasia, por mencionar algunos países, sino que también dejó un legado en las canchas de futbol.

Al empresario le gustaba el futbol. Cada que jugaban los Tigres de la UANL apostaba por el éxito del equipo, al cual adquirió en un periodo de crisis, y después de invertir en él logró levantarlo y volverlo competitivo.

También patrocinó la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano de Gabriel García Márquez, a quien consideraba un gran escritor y amigo.

Inclusive, también conocido por su fuerte participación en redes sociales, escribió en uno de sus últimos twitts: “Este mes voy a leer de nueva cuenta ‘Vivir para contarla’ de GGM… narra su infancia y juventud de la manera que solo él sabía hacerlo”.

Porque leíste esta nota, te recomendamos:

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red