México debe explotar su vocación turística

Especialistas aseguran que nuestro país tiene la oportunidad de convertirse en una de las naciones con la mejor oferta de la industria, gracias al impulso que se le espera dar en los próximos meses con la aprobación del Plan Nacional de Infraestructura y más inversiones públicas y privadas en diversos destinos

COMPARTIR 
06/05/2014 05:25 Miriam Paredes

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de mayo.- El país tiene la posibilidad de ser en una de las diez potencias más importantes en turismo a escala internacional, y un agente de desarrollo para México, pues hasta el momento ha demostrado su fortaleza con una aportación de casi nueve por ciento al Producto Interno Bruto (PIB), aseguran especialistas.

Además se mantiene como la tercera actividad económica más importante en la economía, sólo por detrás del petróleo y las remesas, con una derrama de 13.9 mil millones de dólares sólo por turismo internacional”, aseguró Arturo Méndez, socio líder de Turismo de PwC.

Explicó que si bien la mayor parte de inversión del sector se ha concentrado en las últimas décadas en el segmento de sol y playa, hay más de diez nichos de mercado que sólo han sido explotados parcialmente y que podrían dejar una derrama económica considerable como el turismo médico, de naturaleza y aventura y cultural, entre otros, en los que el gasto promedio puede ser más elevado.

Para PwC, la posición geográfica del país, con frontera con EU, una de las principales zonas emisoras de turismo, además de una relativa cercanía con Sudamérica y la ubicación entre Asia y Europa, constituyen un valor fundamental para la actividad.

El turismo ha sido reconocido como una actividad prioritaria para México, y ahora se cuenta con un Gabinete Turístico que busca fortalecerlo; se han anunciado planes de inversión en infraestructura y se realizan modificaciones importantes en el sector”, dijo el especialista.

Al respecto, José Chapur, vicepresidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), dijo que mientras otros países sólo basan su turismo en mostrar su historia, México puede ofrecer más, pues sus activos en este sector son vastos.

El sector representa generación de mano de obra, inversión, divisas, desarrollo y de ahí su importancia como una actividad estratégica”.

Méndez agregó que pese al éxito de la actividad, aún hay temas que atender, como los estímulos al inversionista que se vieron afectados por la Reforma Fiscal, pues a partir de este año el retorno sobre la inversión requiere un pago de impuestos adicional, lo que “desalienta la inyección de capital”.

No obstante, dijo que México está catalogado como uno de los países que despiertan mayor interés para invertir. En ese sentido, Chapur destacó que existe la confianza de los empresarios mexicanos de inyectar capital en este sector, pues sólo el año pasado se anunció una inversión histórica de ocho mil 600 millones de dólares hacia 2016.

El turismo es un sector cíclico y en México está pasando por su curva más alta”.

El empresario reconoció que ahora el reto público y privado será desarrollar un adecuado producto en el que los turistas puedan prolongar sus estancias con servicios de primer nivel.

Cabe recordar que una de las directrices de la Política Nacional Turística buscar atraer más divisas, sin tener que depender de más visitantes.

Rodrigo Cobo, director ejecutivo de Talaria Marketing, destacó que la percepción que se tiene del turismo en el país es que “la maquinaria” se mueve hacia un mismo lugar con políticas públicas, inversión federal y privada, evaluación de programas y reconocimiento del sector.

El Tianguis Turístico 2014 permitirá ver cuál es el ánimo de los participantes desde aerolíneas, hoteles, proveedores, etc., y su percepción del potencial de México”, agregó.

El 13 de febrero de 2013 el presidente Enrique Peña Nieto lanzó la Política Nacional Turística enfocada en el ordenamiento y transformación sectorial, la innovación y competitividad, el fomento y promoción; así como sustentabilidad y beneficio social.

 

Infraestructura, un reto

La falta de imaginación no ha sido un impedimento para pensar en una nueva oferta que fortalezca al sector turístico, pero sí lo ha sido la falta de infraestructura, conectividad y políticas públicas, aseguró Rodrigo Cobo, director ejecutivo de Talaria Marketing.

“Hasta hoy día se están sentando las bases para rediseñar el producto y salir a venderlo.”

Según el especialista, más allá del Mexican Moment, el sector turístico tiene un boom de recuperación, pero también una mayor coordinación entre el sector público y privado para aumentar el inventario.

De acuerdo con el Plan Nacional de Infraestructura, el turismo se verá beneficiado con una inversión de 181 mil  millones de pesos para 83 proyectos que permitirán mejorar esta rama y equipamiento existente en los destinos de mayor afluencia, así como para promover la creación de nuevos activos que permitan la diversificación de la oferta del sector.

“Para lograr posicionar a México como una potencia turística a escala global con una oferta diversificada de servicios y destinos competitivos hacia 2018, el sector impulsará la construcción de atractivos turísticos en los destinos que hoy tienen la mayor afluencia de visitantes y que por ello son de alta prioridad”, se lee en el plan federal.

Asimismo, el documento muestra que se fomentará la diversificación en las principales líneas de producto, como sol y playa, naturaleza y cultura, y se promoverá el desarrollo de otras como cruceros, lujo, deportivo, congresos y convenciones, entre otros.

Entre los proyectos más importantes se tendrá la consolidación del patrimonio Mesoamericano con la detonación del Centro Integralmente Planeado (CIP) de Teotihuacán, para el que se invertirán cuatro mil 180 millones de pesos, así como Chichen Itzá, con dos mil 375 millones de pesos; Palenque, con mil 270 millones de pesos, y Calakmul, con 250 millones de pesos.

Además se destinarán dos mil millones de pesos para el Nuevo Acapulco, para buscar su modernización, rehabilitación y mejoramiento con proyectos como la construcción del Centro de Convenciones en la Zona Dorada del puerto, entre otras obras.

 

Diversificar, una apuesta

El desarrollo de nuevos productos turísticos será la base para que el país aumente su potencial y regrese a ser uno de los principales competidores en el mundo.

Hasta el momento, México ha concentrado su mayor atención en el segmento de sol y playa, “pero ha llegado el momento de perfeccionar la oferta tomando como plataforma los atributos que éste tiene”, señaló Eduardo Barroso, director general de EB Turismo.

El especialista destacó que el país tiene amplias posibilidades de detonar segmentos como el cultural, naturaleza y aventura, así como reuniones y convenciones.

“Por el momento la política turística sigue concentrada promoviendo sol y playa. Sin embargo, hay avances en materia cultural que han logrado que el país reciba diferentes corrientes de viajeros que busquen al turismo de este segmento como motivo de visitas, aunque aún no es suficiente”, dijo.

Un ejemplo del esfuerzo que se ha realizado al respecto es la mejora en infraestructura, servicios, imagen y conectividad que se ha promovido las Ciudades Patrimonio de la Humanidad, pero eso ha tomado un lapso de 15 años.

Explicó que otro tipo de oferta ha sido la creación de los Pueblos Mágicos, lo cuales han contribuido a la  diversificación de producto. “O bien los sitios arqueológicos que se han abierto más, pues anteriormente sólo eran de preservación y ahora son más amigables con los turistas.

“La creación de producto no es fácil, pues para lograrlo se debe conjuntar la voluntad, los recursos y potencialidades tanto del gobierno como del sector privado, pues de nada sirve que el gobierno emita planes especiales y extraordinarios si no se monta en ellos el sector privado y viceversa”, manifestó el especialista en entrevista.

El también  exsubsecretario de Operación Turística de la Sectur, tomó como ejemplo a San Miguel de Allende, destino que dijo logró recuperar su belleza y atributos originales, y hoy es un centro importante de eventos, bodas, espectáculos, etc.

O bien el Parque Xcaret, un espacio temático cuyo principal activo no es la playa y donde constantemente se muestra la riqueza cultural del país.

 

Urge atraer al viajero local

El mercado doméstico genera una derrama económica anual de 130 mil millones de dólares por encima de 13.9 mil millones de dólares que deja el internacional. “Sin embargo, es al segundo al que se le da mayor atención”, señaló Jorge Hernández, presidente de la Confederación de Organizaciones Turísticas de México (Coturmex).

Explicó que aunque no existe comparación de los ingresos que deja uno y otro en el país, no hay programas para atender sectores como el de los niños, jóvenes, jubilados, etc. que podrían ser un potencial en las temporadas bajas.

“El problema del turismo en México es que quiere vivir de tres temporadas altas: la de Semana Santa y Pascua, el verano y Fin de Año, pero eso no es suficiente, pues las temporadas bajas son muy largas, la actividad sufre y se cae”.

Agregó que en las temporadas altas los precisos se elevan y eso inhibe que exista más turismo, y por tanto ciertos sectores de la población no pueden viajar, por lo que dijo se debe poner un mayor énfasis en el mercado nacional que es el que ha sacado de las crisis a la actividad.

Indicó que ahora que existe una Política Nacional Turística y un Gabinete Turístico, el presupuesto del sector se debe aumentar no sólo para que se beneficie la Secretaría de Turismo, sino sus brazos operadores como el Consejo de Promoción Turística y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo.

También mejorar la conectividad e infraestructura aérea, pues hoy día se sabe que son los turistas internacionales que ingresan a México vía aérea los que generan una mayor derrama económica.

“Es necesario interconectar al país para darle la oportunidad a los turistas de desplazarse de forma más rápida hacia destinos, pues en ocasiones éstos tienen que hacer escala en Ciudad de México y de ahí a otro lugar, lo que no solo hace más largo el viaje sino que encarece el costo del boleto”.

El representante de los turisteros destacó que es necesario promover al país en naciones emergentes para evitar que se dependa de mercados como EU y Canadá. “Se ha hecho un trabajo fuerte al respecto, pues cuando estas economías emiten alertas de seguridad, la actividad se ve afectada”.     

 

“El país, un destino con clase”

El Programa Nacional de Infraestructura (PNI) convertirá a México en un destino de clase mundial, aseguró la secretaria de Turismo federal, Claudia Ruiz Massieu.

De acuerdo con la funcionaria, las obras que se construirán durante este sexenio están orientadas a incrementar la competitividad del país, fortalecer el encadenamiento productivo y generar impacto social.

En reunión con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) expuso que uno de los objetivos centrales del PNI presentado por el presidente Enrique Peña Nieto es beneficiar a la industria sin chimeneas.

Ante la Comisión de Turismo de la Conago, presidida por el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, la funcionaria indicó que el Plan Nacional de Infraestructura tiene como visión estratégica convertir a esta actividad económica en un pieza clave para conseguir un desarrollo equilibrado entre las regiones del país.

Apuntó que el turismo tiene una amplia capacidad integradora de las actividades productivas que favorecen la movilidad laboral y las transacciones comerciales, genera economías de escala, además de ser un sector altamente distribuidor de la riqueza.

Por ello, dijo que el turismo es uno de los sectores que pueden multiplicar más y mejor los efectos positivos de la construcción de infraestructura.

Ruiz Massieu señaló que una fortaleza adicional del sector es la colaboración interinstitucional dentro del gabinete turístico, lo que permite, en el marco del PNI, que México cuente con mecanismos institucionales de cooperación transversal para detonar infraestructura que contribuya a innovar la oferta turística.

Borge Angulo, gobernador de Quintana Roo propuso revisar la quinta y séptima libertades de Derecho Aeronáutico, lo que permitiría que un vuelo procedente de Europa pudiera recoger pasajeros en México y llevarlos a Estados Unidos, y que este mismo avión pudiera llevar a sus pasajeros de origen, es decir, desde Europa hasta EU, haciendo escala en México.

 

Relacionadas

Comentarios