Mil 830 mdp contra crimen en zona centro; aportación de fondo federal a estados

La región supera al norte del país en la obtención de recursos para frenar el aumento de la violencia

COMPARTIR 
27/04/2014 06:04 Juan Carlos Rodríguez

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de abril.- La mayor parte de los recursos provenientes del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los estados y el Distrito Federal (FASP) ha sido destinada para la zona centro de México, donde se han incrementado los índices de violencia.

De acuerdo con los convenios divulgados en el Diario Oficial de la Federación, el Estado de México, Distrito Federal, Hidalgo y Querétaro han recibido hasta el momento mil 830 millones de pesos, y para los estados del norte se han autorizado mil 724 millones de pesos como parte de los fondos para combatir la delincuencia.

7,921 millones  641 mil  pesos fueron aprobados para el FASP en el Presupuesto de Egresos.

A decir de los criterios de distribución, fórmulas y variables para la asignación de los recursos del FASP, el monto que le fue aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2014 es de siete mil 921 millones 641 mil 79 pesos.

La Secretaría de Gobernación ha autorizado, hasta ahora, cuatro mil 262.8 millones de pesos, por lo que en el fondo federal quedan tres mil 658 millones de pesos.

Las 32 entidades federativas pueden concursar anualmente para obtener recursos del FASP, los cuales son autorizados a los gobiernos que presenten proyectos viables para prevenir la violencia.

Acapara zona centro recursos anticrimen

La zona centro del país, donde se han disparado los índices de homicidio, secuestro y extorsión en los últimos meses, ha recibido la mayor parte de los recursos provenientes del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y el Distrito Federal (FASP).

Hasta el momento, la Secretaría de Gobernación ha firmado acuerdos con 13 entidades para la transferencia de recursos. Los convenios divulgados en el Diario Oficial de la Federación (DOF) revelan que Estado de México, Distrito Federal, Hidalgo y Querétaro han recibido hasta el momento mil 830 millones de pesos, en tanto que para los estados del norte se han autorizado mil 724 millones de pesos como parte de los fondos para combatir el crimen y el delito.

4,262 millones  800 mil pesos han sido autorizados  por la Secretaría de Gobernación.

En la región centro, la entidad que ha recibido la mayor cantidad de apoyos es Estado de México, con 770 millones de pesos. Dicho territorio es donde más se han incrementado los homicidios dolosos en el país, de acuerdo con el Observatorio Nacional Ciudadano, pues de los 161 asesinatos mensuales ocurridos en 2013, en lo que va de este año se han cometido, en promedio, 189 al mes.

Asimismo, el Estado de México es la tercera demarcación con más secuestros en el país (191 durante 2013), la primera con más extorsiones (mil 668 durante el año pasado), la primera con más robos con violencia (58 mil 432 durante 2013) y la primera con más robos de vehículo (57 mil 881 en todo el año pasado).

Al Distrito Federal le fueron autorizados 612.6 millones de pesos. La capital es la entidad con el mayor número de robos a negocio (13 mil 562 durante 2013), la segunda con más robo de vehículos (17 mil 279 el año pasado) y la segunda con más extorsiones (965 denuncias registradas en 2013).

3,658 millones  de pesos faltan por asignar a las entidades que así  lo soliciten.

A Hidalgo, la Secretaría de Gobernación le autorizó 252.5 millones y a Querétaro 195.7 millones. Llama la atención el caso de Morelos, que pese a tener las tasas delictivas más altas del país, aún no recibe recursos del FASP.

La entidad gobernada por Graco Ramírez tiene la tasa de extorsiones (21 por cada 100 mil habitantes), de secuestro (8 por cada 100 mil habitantes) y de robo con violencia (37 denuncias por cada 100 mil habitantes) más elevadas del país.

Cada año, las 32 entidades del país pueden concursar para obtener recursos del FASP, los cuales son autorizados a los gobiernos locales que presenten proyectos viables para prevenir la violencia y fomentar la participación ciudadana, capacitar a corporaciones policiacas, combatir el secuestro, rastrear armamento, garantizar la justicia a las mujeres o mejorar sus respectivos sistemas penitenciarios.

De acuerdo con los criterios de distribución, fórmulas y variables para la asignación de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal, el monto del FASP aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2014 es de siete mil 921 millones 641 mil 079 pesos.

Hasta el momento, la Segob ha autorizado cuatro mil 262.8 millones de pesos, por lo que en el fondo federal quedan tres mil 658 millones de pesos por asignar. Cabe recordar que del total autorizado a cada entidad 75% corre por cuenta de la Federación y 25% es aportado por el gobierno local.

En el norte del país, la entidad con más aportaciones federales es Baja California, donde prevalecen las tasas delictivas más altas del país en materia de robo de vehículo (505 denuncias por cada 100 mil habitantes), robo a casa habitación (476 casos por cada 100 mil pobladores) y robo a negocio (194 por cada 100 mil habitantes durante 2013).

En los siguientes lugares están Chihuahua, con 363.2 millones; Sinaloa, con 315.8 millones; Coahuila, con 280.6 millones, y San Luis Potosí, con 280.3 millones.

Resaltan los casos de Michoacán, Guerrero, Tamaulipas y Jalisco, que pese a estar entre los diez estados con mayor incidencia delictiva, aún no reciben aportaciones del FASP.

Violencia ocupa a la PGJDF

Durante el primer trimestre del año se abrieron 341 averiguaciones previas por el delito de lesiones por disparo de arma de fuego, según estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

De acuerdo con los datos que publicó la dependencia capitalina en su portal de internet, tan sólo en marzo pasado se abrieron 121 expedientes de investigación por el delito señalado, 115 en febrero y 105 en enero.

La incidencia en el número de averiguaciones previas iniciadas por ese delito reportó un incremento de 16 procesos abiertos en comparación con el 2013, cuando la PGJDF contabilizó 325 casos de lesiones por uso de armas de fuego.

En el concentrado delictivo que elaboró la Dirección General de Política y Estadística Criminal se observó que durante 2012 los delitos con armas de fuego sumaron mil 281 averiguaciones previas, en tanto que en 2013 la estadística alcanzó los mil 496 casos.

Durante la tarde de ayer, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), Jesús Rodríguez Almeida, aseguró que la incidencia delictiva registró un descenso natural durante el periodo de Semana Santa.

“Hubo un descenso en la incidencia delictiva  durante estas dos semanas. Antes de irnos teníamos 13.4 por ciento, ahorita estamos en menos de 15 por ciento con respecto a todos los delitos denunciados en la Ciudad de México.”

 

¿En qué se invierten los recursos del FASP?

Éstos son algunos de los bienes y servicios que pueden ser contratados con el  fondo para la seguridad pública:

  • Prevención social de la violencia y la delincuencia con participación ciudadana.
  • Dotar de la infraestructura, equipamiento y personal certificado necesario a las corporaciones policiacas para que se practiquen las evaluaciones de Control de Confianza, y se alcancen las metas de evaluación a la totalidad de los integrantes.
  • Profesionalizar a los elementos de las instituciones de seguridad pública a través del establecimiento del Servicio Profesional de Carrera Policial, Ministerial y Pericial.
  • Instrumentación de la Estrategia en el Combate al Secuestro (UECS), sustentado en la creación de Unidades Especializadas que vinculan el trabajo policial y de inteligencia con la actuación ministerial.
  • Implementación de Centros de Operación Estratégica (COEs) para la coordinación de los esfuerzos estatales y federales.
  • Huella balística y rastreo computarizado de armamento.
  • Acceso a la justicia para las mujeres.
  • Nuevo Sistema de Justicia Penal.
  • Fortalecimiento de las capacidades humanas y tecnológicas del sistema penitenciario nacional.
  • Red Nacional de Telecomunicaciones, que busca garantizar la disponibilidad del sistema tecnológico e incrementar su cobertura para proporcionar los medios de comunicación a las instituciones de seguridad pública.

Relacionadas

Comentarios