Acusan a Ernesto Cordero de trabajar con priistas

Denuncian que la operadora del partido tricolor maneja el dinero de la campaña del calderonista

COMPARTIR 
24/04/2014 09:25 Héctor Figueroa
Gustavo Madero, quien aspira a reelegirse al frente del PAN, tuvo una reunión con Antonio Hernández Aguilar, el más antiguo militante en Huixtla, Chiapas.
Gustavo Madero, quien aspira a reelegirse al frente del PAN, tuvo una reunión con Antonio Hernández Aguilar, el más antiguo militante en Huixtla, Chiapas.

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de abril.- El equipo de campaña de Gustavo Madero denunció que Ernesto Cordero, quien también aspira a dirigir el PAN, tiene como encargada de su “chequera” a la priista Alhelí Rubio, quien fue operadora y defensora del PRI en el caso Monex en la contienda presidencial de 2012.

Acusaron a Cordero de ser “comparsa” del PRI, al nombrar ante la Comisión Organizadora de Elecciones del PAN como encargada de “chequera” a Rubio Arroniz, quien actuó en litigios electorales contra el PAN en Baja California y Jalisco.

Marko Cortés, coordinador de la campaña de Madero, también sostuvo que si alguien es “aplaudidor y comparsa” del PRI y del gobierno federal es el senador Javier Lozano, quien impulsó el dictamen de la Ley de Telecomunicaciones.

El diputado Arturo Salinas, representante jurídico de Madero ante el PAN, indicó que Alhelí Rubio tiene el cargo de “autorizar y firmar los cheques, y del trámite de rendición de cuentas de la campaña” de Cordero, por lo que éste y su equipo deben explicar qué hacen sus recursos en manos priistas, y si los gobernadores de ese partido no operarán en favor del extitular de Hacienda.

“Que Ernesto Cordero nos conteste qué está haciendo el PRI manejando los recursos de su campaña; que nos conteste para qué necesita a una experta en rebase de topes de campaña y fiscalización del PRI en su campaña. Creo que es muy importante que estas preguntas sean respondidas, porque no es posible que el PRI este manejando las finanzas de Ernesto Cordero”, demandó.

En este sentido, Marko Cortés, quien es señalado de cobrar más de 100 mil pesos como coordinador de Estudios Legislativos en San Lázaro, indicó que él cumple con su horario laboral de ocho horas, contrario al del coordinador de campaña de Ernesto Cordero, el diputado Maximiliano Cortázar.

“Cumplo con mi responsabilidad laboral, con las horas que debo estar en la Cámara de Diputados; te aseguro que estoy más tiempo cumpliendo mi responsabilidad que Max Cortázar en su responsabilidad de legislador, que es aún mucho mayor. De hecho, si ustedes investigan toda la información, que es pública, el coordinador de campaña de Cordero tiene una responsabilidad mucho mayor, pero ni siquiera ha subido una vez a la tribuna”, apuntó.

Alhelí Rubio fue, además,  representante de Aristóteles Sandoval, hoy gobernador de Jalisco el PRI, en la defensa del Revolucionario Institucional por las denuncias presentadas por el PAN y el candidato panista Fernando Guzmán ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), por rebase de topes de campaña.

“Esto nos agravia, nos preocupa, nos molesta y nos indigna a los panistas.  Y es una situación de la que exigimos una explicación por parte de Ernesto Cordero. No entendemos por qué tiene metido al PRI en las finanzas de su campaña.  Ahora sí comenzamos a entender  por qué Ernesto Cordero tuvo el desliz y dijo que quería ser el presidente del PRI”, aseguró.

Por su parte, el asambleísta Federico Döring consideró que tener en la primera elección interna del PAN la chequera en manos de una consultora estratégica de las campañas del PRI es una traición al espíritu de la transformación del Partido Acción Nacional.

Comentarios

Lo que pasa en la red