Tienen en la mira a ediles y notarios públicos en Michoacán

Revelan la existencia de un video en el que se aprecia a Jesús Reyna García y a José Trinidad Martínez Pasalagua con Servando Gómez La Tuta

COMPARTIR 
10/04/2014 05:51 Miguel García Tinoco/ Corresponsal

MORELIA, 10 de abril.—Las investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) en Michoacán implican a funcionarios en activo, exservidores públicos y miembros de todos los partidos, reveló a Grupo Imagen Multimedia una fuente gubernamental.

Con la captura y arraigo de Jesús Reyna García, exgobernador de Michoacán, no concluyen las acciones de la Subprocuraduría Especializada en la Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en la entidad gobernada por Fausto Vallejo Figueroa.

“Van por varios personajes de la vida pública, incluidos alcaldes, exalcaldes, legisladores y muy probablemente notarios públicos vinculados al grupo delictivo que opera en esta entidad”, comentó el funcionario conocedor de la indagatoria.

La fuente confió a esta casa editorial que existe una videograbación en la cual aparecen Jesús Reyna García y José Trinidad Martínez Pasalagua, líder transportista, en diálogo con Servando Gómez Martínez, alias La Tuta, líder de Los Templarios, cártel hegemónico en Michoacán.

De acuerdo con la información confirmada con otras fuentes de gobierno federal, la cita entre el capo, el magnate del transporte público y el secretario de Gobierno de Michoacán, ocurrió cuando transcurría el proceso electoral de 2012 y ante un evidente nerviosismo de Jesús Reyna, quien explicaba a Servando Gómez Martínez la nula injerencia del gobierno estatal en la designación de candidatos a diputados federales y senadores.

La información obtenida coincide con lo declarado recientemente por el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, en el sentido de que hay evidencias de reuniones entre Jesús Reyna y Servando Gómez.

El trabajo de investigación científica y de campo desplegado por la PGR, también está al interior de los grupos de autodefensa de Coalcomán, Aguililla y Tepalcatepec, porque hay información y evidencias suficientes para suponer que algunos de los líderes del grupo civil armado, antes fueron emisarios  de Nazario Moreno González, el capo abatido el pasado 9 de marzo, también por marinos mexicanos.

En la mira están Adalberto Fructuoso Comparán Rodríguez, exalcalde de Aguililla, quien de acuerdo con los datos de la PGR se desempeñaba como enlace de La Empresa (así se le denominaba a Los Templarios) con presidentes municipales de la Tierra Caliente y la sierra michoacana; la labor de Fruto como conocen al exfuncionario municipal de extracción perredista, era la de “acordar” a quién se otorgaba la obra pública, “por instrucciones del cerro”, como se le conocía al sitio donde se ocultaba Nazario Moreno González, ubicado en la zona serrana de Apatzingán.

Otro personaje también en la mira de las fuerzas federales es José Misael González, a quienes los mismos grupos de autodefensa lo han señalado como responsable de controlar el tráfico ilegal de madera y las extorsiones a propietarios de aserraderos; pero el pertenecer a las guardias civiles dificulta la acción de las fuerzas federales por el riesgo que implica una eventual reacción de los autodefensas.

En la lista de investigados están también dos diputados federales quienes continuamente asistieron a reuniones con los principales líderes de la delincuencia organizada; a uno de estos legisladores lo ubican como operador financiero, responsable también de llevar, “por la fuerza” a políticos y empresarios ante “los señores”, como se les conocía a quienes comandaban el crimen organizado en Michoacán.

La Infiltración al cártel

Luisa María Calderón Hinojosa fue quien por primera vez denunció las presuntas reuniones entre líderes del crimen organizado y destacados militantes del PRI; la hermana del expresidente de la República hizo su primer señalamiento el 9 septiembre del 2013, durante una conferencia de prensa.

 La senadora panista señaló a José Martínez Pasalagua, líder transportista; Armando Ballinas Mayés, secretario técnico del Consejo Estatal de Seguridad Pública; y a Guillermo Valencia Reyes, presidente municipal de Tepalcatepec.

“Son de los  que fueron a negociar la victoria de Fausto Vallejo allá con La Tuta… fueron a Las Cruces junto con el alcalde de Tepalcatepec y junto con el dueño de transportes de esta ciudad que se llama Pasalagua”, comentó  Cocoa Calderón.

Los dichos de Luisa María fueron desestimados por los aludidos, quienes la acusaron de ser “mala perdedora” y la emplazaron a presentar pruebas; ella, la legisladora plurinominal, basó sus acusaciones en versiones de “radio pasillo” y nunca aportó elementos para ser tomados en cuenta por la autoridad”, argumentaron.

Después, el equipo de Luisa María filtró un informe supuestamente firmado por Elías Álvarez Hernández,  exsecretario de Seguridad Pública en Michoacán, donde se “confirmaba” lo dicho por Calderón; el documento que hizo público el periodista Ciro Gómez Leyva estaba “sustentado” en una investigación hecha por Juan García Bravo, agente de la Policía Estatal Preventiva.

El propio Elías Álvarez se encargó desmentir el supuesto informe y de nueva cuenta quedó sólo en dimes y diretes.

“En lo absoluto, yo no tengo ningún informe en mis manos de ese tipo,  jamás solicité una orden de investigación en contra del gobierno del estado o del área del estado”, dijo en entrevista telefónica con Grupo Imagen Multimedia, el 21 de noviembre del año pasado, cuando ya no era secretario de Seguridad Pública.

En la Policía Estatal preventiva ubican a Juan García Bravo, como cuñado de Elías Álvarez Hernández, “trabajaba en el área de inteligencia y se encargaba de asuntos específicos del secretario”, comentó a Excélsior un mando de la Policía Estatal, quien también colaboró con Álvarez Hernández entre 15 de febrero de 2012 y el 26 de febrero de 2013.

Elías Álvarez Hernández es abogado y comisario general de la Policía Federal, fue comandante comisionado en Michoacán; participó en los enfrentamientos contra el cártel de La Familia durante 2009 y también protagonizó aquel tiroteo ocurrido el 9 de diciembre de 2010 donde se anunció la muerte de Nazario Moreno González, alias El Chayo”.

Álvarez Hernández siempre gozó de los afectos de la familia Calderón Hinojosa y cuando Fausto Vallejo asumió la gubernatura de Michoacán el gobierno federal lo impuso como secretario de Seguridad Pública, contra la voluntad de Jesús Reyna y otros miembros de la nueva administración estatal.

De acuerdo con el mando de la Policía estatal consultado por Grupo Imagen Multimedia asegura que Juan García Bravo logró infiltrarse en el cártel de Los Caballeros Templarios y obtuvo información  que compartió con su jefe Elías Álvarez, por su parte, reveló esos datos a Luisa María Calderón Hinojosa.

Otro de los objetivos de la PGR en Michoacán es, de acuerdo con fuentes de la misma dependencia, Francisco Javier Girón del Toro, excandidato a diputado local por el PAN, quien aparece en un video difundido a través de redes social desde el 28 de noviembre del 2013.

Comentarios

Lo que pasa en la red