Cobra con un alias y quiere llegar al IFAI

José Luis Moyá Moyá aceptó en el Senado que recibe dinero de funcionarios que le pagan “por fuera”

COMPARTIR 
07/04/2014 09:10 Leticia Robles de la Rosa
José Luis Moyá es un ciudadano que ha tramitado más de mil solicitudes sólo con su cuenta personal, ya que además utiliza “cuatro o cinco alias”.
José Luis Moyá es un ciudadano que ha tramitado más de mil solicitudes sólo con su cuenta personal, ya que además utiliza “cuatro o cinco alias”.

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de abril.- Los ojos de todos los senadores se abrieron al unísono. El rostro de incredulidad fue común entre los legisladores e incluso varios de ellos sonrieron.

José Luis Moyá Moyá aceptó sin rubor que utiliza varios nombres falsos para cobrar en diferentes dependencias de gobierno, a fin de hacerse pasar como una especie de verificador de no corrupción en procesos de licitación.

“Oiga, pero eso es un acto de corrupción”, le dijo el presidente de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana del Senado, Pablo Escudero, a lo cual el aspirante a ocupar una posición en el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección  de Datos (IFAI) le contestó que no, que ese trabajo es necesario hacerlo y que se los informaba, porque se trata de ser transparente.

Poseedor del récord de solicitudes de información a diferentes órganos de transparencia, José Luis Moyá Moyá es viejo conocido del Senado y la Cámara de Diputados, porque la información que obtiene le permite acercarse a diferentes actores políticos.

Ayer aclaró a la priista Arely Gómez que no son mil 100 solicitudes de información y 600 recursos de revisión que tiene en el IFAI; son más, porque utiliza cuatro o cinco alias para evitar que los comisionados del Instituto no contesten sus solicitudes.

Pero fue Pablo Escudero quien le preguntó de qué vive.

“A mí me llama la atención. Nosotros lo conocemos, lo vemos muy seguido aquí por el Senado de la República y desde la Cámara de Diputados, usted iba ahí y siempre estaba investigando y siempre tenía investigación y ha sido un ciudadano muy activo y la verdad es que siempre he tenido la curiosidad, esperaba encontrarlo en su currículum, pero no lo encontré y por eso se lo pregunto...

“¿A qué se dedica?, ¿de qué vive?, porque lo veo en un papel como el de un contralor ciudadano, y va a CFE y al IFAI y está inmerso en toda la administración pública investigando, realizando solicitudes que evidentemente le han de ocupar casi todo el día; es impresionante el récord que tiene. Mi pregunta sería ¿de qué vive y cuáles han sido sus últimos tres empleos, cuánto ha durado en ellos y cuánto ganaba en ellos?”, le soltó Escudero.

–¿De qué vivo? Le voy a ser honesto, con toda la transparencia. Hay funcionarios que me pagan por fuera, con nombres falsos, mis honorarios, para yo cuidar que no haya actos de corrupción hacia su interior.

“Hay empresarios que me contratan cuando se dan cuenta que una licitación está dirigida a determinada empresa. Yo hago la solicitud de información y yo hago la denuncia. ¿Por qué? Porque cuando un empresario participa en una licitación en el gobierno de la Ciudad de México se inconforma o presenta una denuncia en la Contraloría, automáticamente lo vetan.

“Entonces es más fácil que un ciudadano haga una solicitud de información y presente la denuncia, la empresa no aparece, pero, por ejemplo, ahorita acabo de parar una licitación de 70 ambulancias de Pemex por 7.5 millones de dólares precisamente porque las bases estaban dirigidas a los mismos de siempre”, contestó.

“Pero a ver, es muy interesante lo que nos dice. ¿Hay funcionarios públicos que lo tienen contratado en nómina con nombres falsos para que usted pueda realizar esta labor?”, insistió Pablo Escudero.

—Así es. Así sucedió en las administraciones pasadas y les soy franco, no les conviene que yo aparezca en nómina, porque simplemente lo que ellos quieren es cuidar de que las cosas se hagan bien hechas. Ésa es la verdad de las cosas y si hablamos de transparencia, yo tengo que ser transparente —respondió el ciudadano José Luis Moyá Moyá.

“Pero pues eso es un delito”, replicó Escudero.

—Puede ser un delito, pero es una forma de combatir la corrupción.

José Luis Moyá Moyá formó parte de una veintena de aspirantes al IFAI entrevistados ayer durante la Reunión de Comisiones Unidas de Anticorrupción y Participación Ciudadana, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias y Estudios Legislativos Segunda del Senado de la República, entre quienes también estuvo el especialista Ernesto Villanueva.

Los legisladores avanzaron ayer en las comparecencias de los aspirantes al IFAI y refrendaron que el acompañamiento que tienen por parte de organizaciones sociales impedirá que el proceso se partidice.

El hombre que tiene muchos nombres

José Luis Moyá Moyá es un hombre que tiene muchos nombres.

Casi todas las mañanas, aun en bata de descanso y pantuflas, José Luis Moyá Moyá sale por el periódico. Vive a unas calles del Zócalo capitalino y los diarios le ayudan a idear los temas que va a preguntar.

El registro en el IFAI indica que José Luis Moyá Moyá tiene mil 100 solicitudes de información y 600 recursos de revisión. Él mismo presume su fama. “Mucho gusto, soy José Luis Moyá, el ciudadano que más le pregunta al gobierno”, es la frase recurrente que utiliza para presentarse; le gusta que lo conozcan como “el campeón de la transparencia”.

Ayer, el senador Alejandro Encinas lo identificó como El Zar de la Solicitud.

Cada día pregunta algo o interpone recursos de revisión a través del sistema electrónico de transparencia del IFAI. En su departamento tiene habilitada una oficina con una computadora Mac en donde organiza sus respuestas y da seguimiento a sus cientos y cientos de solicitudes de información. Pone música instrumental para preguntar todo lo que se le ocurre al gobierno federal y también en los estados.

“Pregunto todo lo que se me ocurre”, asegura.

Y lo ha hecho a todas las dependencias. Pemex, PGR, Relaciones Exteriores, al Banco de México, a la Presidencia de la República, CFE y a la Secretaría de la Función Pública. A todos los sujetos obligados.

Dice que la información que logra obtener luego la envía a reporteros o medios de comunicación para que las hagan noticias. “Algunos no me hacen caso, algunos sí”.

Afirma que la mayor ventaja que tiene el sistema mexicano de transparencia es que el peticionario no se tiene que identificar, se puede poner cualquier nombre. Él utiliza diferentes nombres para hacer preguntas a las dependencias.

“Te puedes llamar Winnie Pooh para preguntarle al gobierno, o hasta Supermán, hay un Supermán que pide información.”

El manejo de información lo ha acercado con organizaciones sociales y con políticos. Es frecuente verlo en el Senado y en la Cámara de Diputados. El año pasado, por ejemplo, participó en la audiencia pública del Senado en torno al órgano anticorrupción.

En esa ocasión, Moyá Moyá dio a conocer que de los 71 mil millones de pesos que han implicado los montos de sanción contra los servidores públicos por incurrir en corrupción, sólo se han podido recuperar 154 millones de pesos, mientras que 38 mil millones de pesos ya prescribieron.

Ayer compareció como aspirante al IFAI, pero su presentación fue más una muestra de la información que posee. Lo mismo habló de que en 2009 alertó a las autoridades de las fallas de la Línea 12, que detectó con base en la información que solicitó de la llamada Línea Dorada, que del adeudo que la CFE le condonó al gobierno capitalino por mil 800 millones.

Incluso les recomendó a los senadores presentes en su comparecencia que citen a Roberto Muñoz Leos en la Comisión especial del Caso Oceanografía, porque “él fue el que reportó, presentó las facturas falsas, denunció, alertó a Pemex y lo castigaron como contralor interno de  Notimex. Ésa es la realidad de las cosas”.

Su presencia en el Congreso ha tejido mitos en torno a sus actividades y la forma en que sobrevive. Lo ubican como parte del grupo de René Bejarano, pero también como dueño de negocios en el Centro Histórico y hasta integrante del Cisen, pero ayer confesó a senadores que lo contratan gobiernos y empresarios para frenar actos de corrupción.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red