Gastón Azcárraga, el capitán que se fugó de la justicia

El empresario adquirió la aerolínea en 2006, pero durante su gestión se cometieron irregularidades que afectaron las finanzas de la empresa, acusan los sindicatos

COMPARTIR 
05/04/2014 02:47 Redacción con información de Miriam Paredes

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de abril.- Nadie sabe actualmente donde se encuentra, pero sí su situación legal: Prófugo de la justicia. Gastón Azcárraga Andrade fue el último en capitanear Mexicana de Aviación, la cual fue declarada ayer en quiebra, mientras miles de trabajadores exigían justicia.

El empresario adquirió la aerolínea en 2006 junto con un grupo de inversionistas por 165 millones de dólares, pero durante su gestión se cometieron irregularidades que afectaron las finanzas de la empresa, acusan los sindicatos.

La situación se agravó en 2009, cuando la compañía enfrentó la fuerte caída de pasajeros ante la recesión económica y el brote de influenza AH1N1 en México.

Azcárraga vendió a Mexicana de Aviación, junto con Click y Link, por una operación simbólica de mil pesos en 2010, pero la compradora Tenedora K no pudo enfrentar las deudas que arrastraban las compañías y decidió clausurar operaciones el 28 de agosto de ese mismo año.

Azcárraga enfrenta 12 demandas penales y administrativas en su contra por presunta administración fraudulenta de la empresa. Dejó en 2011 la presidencia del Consejo de Administración de Grupo Posadas, cargo que desempeñó durante 23 años y que ahora ocupa su hermano José Carlos.

En septiembre de 2013, el empresario vendió todas las acciones que tenía de Grupo Posadas, sin precisar el monto de títulos que poseía. Del empresario, que tiene una orden de aprehensión por operaciones con recursos de procedencia ilícita, se dice que huyó a Estados Unidos para no enfrentar los cargos.

El MRO se salva y logra un acuerdo

La juez Décimo Primero de Distrito en Materia Civil, Edith Alarcón Meixueiro, aprobó ayer el convenio concursal de Mexicana MRO firmado por la empresa y acreedores como Banorte, Bancomext y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), por lo que la empresa saldrá de concurso mercantil.

La Base de Mantenimiento de la aerolínea fue la única unidad de negocio que siguió trabajando tras el cese de operaciones de Compañía Mexicana de Aviación, Click y Link, y según el acuerdo entre acreedores, el juzgado y el gobierno federal, se  pronostica que una vez concluido el proceso de reestructura, Mexicana MRO pasará a un fideicomiso en el que se sumarían otros activos para poder liquidar a los más de 8 mil trabajadores y 600 jubilados.

Según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la de Trabajo (STyPS), el valor de Mexicana MRO se estima entre 80 y 100 millones de dólares por lo que en caso de venderse la subasta sería pública e internacional.

Mexicana MRO es una de las bases de mantenimiento más grande de  América Latina pues cuenta con certificaciones aeronáuticas de México, Estados Unidos, Europa, Chile, Argentina, Ecuador, Colombia y Brasil.

Carlos Manuel Díaz Chávez Morineau, secretario general de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), señaló que tras la noticia los sindicatos evalúan cómo atenderán la resolución de la juez.

“Buscaremos todos los elementos que tengamos al alcance los sindicatos. La noticia fue una sorpresa, pues se trata de la quiebra de una empresa emblemática de más de 92 años de edad, por lo que es lamentable que una aerolínea de la envergadura e historia de Mexicana de Aviación quede así.”

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red