Hallan en SEP 39 mil empleados fantasma

El estudio confirma que además hay 30 mil docentes que cobran, pero no dan clases, por estar comisionados; el INEGI presenta Censo Nacional de Alumnos, Profesores y Escuelas

COMPARTIR 
01/04/2014 05:18 Lilian Hernández
Emilio Chuayffet y Eduardo Sojo presentaron los resultados del censo que fue levantado entre septiembre y noviembre del año pasado.
Emilio Chuayffet y Eduardo Sojo presentaron los resultados del censo que fue levantado entre septiembre y noviembre del año pasado.

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de abril.- Más de 298 mil profesores y trabajadores de la educación no están en las escuelas en las que se supone laboran, debido a que están “comisionados” en funciones sindicales o administrativas, renunciaron, ya se jubilaron, fallecieron o nunca se han presentado a trabajar en la escuela donde cobran sus sueldos.

Los Resultados Definitivos del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos que presentó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) refieren que uno de cada 10 profesores que no están en la escuela es porque cumplen funciones que les encomendó el SNTE o tienen alguna licencia, quienes en total suman 30 mil 695.

En tanto que 39 mil 222 profesores y personal administrativo, equivalente a 13 por ciento de los 298 mil, son trabajadores afiliados al sindicato magisterial que cobran en un plantel donde “nadie los conoce” y nunca se han aparecido y 114 mil 998 no estaban en esa escuela porque ya fallecieron, se jubilaron o están pensionados.

Al hacer entrega del censo a la SEP, el presidente de la Junta de Gobierno del instituto, Eduardo Sojo, explicó que ese personal que está fuera de las escuelas, pero que sigue en la nómina, refleja la necesidad de tener registros administrativos más precisos, ya que los datos anteriores reflejan irregularidades.

Del total de los maestros, directores, supervisores e inspectores censados, más de 36 mil se negaron a dar información y según la encuesta que se aplicó de septiembre a diciembre de 2013, 978 mil 118 maestros sí se encuentran dando clases a los más de 25 millones 777 mil alumnos de educación básica y especial del país.

Entre los datos que arrojó el censo, destacan que existen dos millones 107 mil plazas afiliadas al sindicato magisterial, entre las que se incluye personal administrativo y de limpieza, mientras que de los 978 mil 118 maestros que están frente a grupo, en realidad suman un millón 128 mil 319 plazas, porque algunos tiene doble plaza.

Tras el levantamiento de los datos, Sojo indicó que el censo recopiló el número de escuelas, alumnos y personal que labora en los planteles, y aunque en Chiapas, Michoacán y Oaxaca, algunos centros educativos se negaron a dar la información, aseguró que esta encuesta que por primera vez se realiza en México tuvo una respuesta favorable de 99.6 por ciento, es decir, que los planteles que se negaron a brindar los datos sólo representan el 0.4 por ciento.

Al respecto, el titular de la SEP, Emilio Chuayffet, destacó que el censo fue exitoso, aunque será necesario obtener “al máximo” esos datos faltantes, para resolver ese problema que se presentó en esas tres entidades donde la CNTE impidió el levantamiento de la encuesta.

Aunque el INEGI precisó cuántos maestros sí están dando clases, en el resto del personal sólo ofreció porcentajes, señalando que de los casi dos millones de plazas 5.2 por ciento corresponde a director de escuela, 4.1 por ciento a director que también da clases, 66.3 por ciento son maestros con grupo.

En total, según los datos del censo, existen 207 mil 682 escuelas, de las cuales 86.4 por ciento son públicas y 13.6 por ciento privadas. Del total, 42 por ciento son de primaria, 40 por ciento de preescolar y 16.7 por ciento de secundaria.

Las cifras de las escuelas también demuestran que la desigualdad educativa es extrema, ya que mientras en el DF 94 por ciento de los planteles cuenta con acceso a internet, en Chiapas apenas 6 por ciento de las escuelas tiene conectividad a la red.

Asimismo tres de cada 10 escuelas del país no cuentan con agua conectada a la red pública, por lo que deben acarrearla o llevarla a través de pipas, de lo contrario, no contarían con el vital líquido.

Así lo señaló Eduardo Sojo, al exponer que apenas 69 por ciento de los planteles de educación básica tiene conexión a la red pública de agua potable, pero lo más severo aún es que gran parte de los planteles no tienen drenaje, “lo cual es verdaderamente un problema muy grave”, admitió el titular de la SEP.

De las escuelas que no tienen baño, drenaje, electricidad o están hechas de material inseguro, más de 250 están en Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz.

Comentarios

Lo que pasa en la red