PRI, PAN y PRD debaten reactivar Pacto por México

El aspirante a la dirigencia de Acción Nacional, Gustavo Madero aseveró que el pacto no está muerto y simplemente está en una fase de 'pactus interruptus'

COMPARTIR 
24/03/2014 23:49 Héctor Figueroa Alcantara
El aspirante a la dirigencia de Acción Nacional aseveró que el pacto no está muerto y simplemente está en una fase de 'pactus interruptus'. Foto; Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de marzo.- El Pacto por México no está muerto. Ésa fue una reflexión en la que coincidieron, con matices, los dirigentes del PRI, César Camacho Quiroz, y del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, así como el candidato a la dirigencia del PAN, Gustavo Madero.

“Entonces, hicimos un addendum, este addendum es muy importante y no hay que olvidarlo ¿Cuál es el estatus? Se llama Pactus Interruptus”, subrayó Madero Muñoz.

Al debatir la viabilidad de recobrar más acuerdos de dicho instrumento de concertación, Madero recordó ante los líderes del PRI y del PRD que el Pacto ha sido fruto de la oposición y no del gobierno.

Durante la mesa redonda “Posibilidades y limitaciones de las Reformas Política, Energética y de Telecomunicaciones en México”, organizada por el Instituto Aspen, el perredista Zambrano Grijalva aceptó que los partidos se deben  “concentrar en seguir formando acuerdos”.

“Nuestra voluntad de seguir construyendo acuerdos, por supuesto, con Pacto o sin Pacto, formalmente sigue viva y va a seguir actuante”, señaló.

Segob pide volver a la mesa

También en un sentido conciliador, más tarde en el foro organizado por el Instituto Aspen,  el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, convocó a los partidos políticos representados en el Congreso a debatir las leyes secundarias de las reformas constitucionales con una actitud “seria y profunda”.

El responsable de la política interna del país dijo sobre la posibilidad de lograr nuevos consensos que “así se lo reconocemos a los diferentes partidos políticos y a sus legisladores”.

Subrayó que las reformas secundarias, “con el paso del tiempo irán surtiendo efecto”, y dejó en claro que ninguna de ellas lastima al país, sino todo lo contrario, generan oportunidades, alternativas para los jóvenes y también para los hombres y mujeres de esa generación.

“Estamos convencidos que en todas y cada una de ellas se ve un México diferente, un México que todos esperamos que se cristalice, pero a partir de nuestro propio esfuerzo, a partir de lo que nosotros seamos capaces de generar, y eso lo saben los partidos políticos, los diputados, los senadores y por supuesto los congresos locales y los diferentes ámbitos de gobierno”, afirmó el titular de la Segob.

Dijo estar convencido que se puede, nuevamente, enseñarle al mundo “de lo que somos capaces, de los acuerdos que podemos alcanzar y lograr, y se podrá mandar un mensaje de confianza y aliento muy significativo para esta generación y para las futuras.

“Sí podemos lograr un México, que ante los desafíos genera oportunidades y genera el bienestar para la mayoría de los mexicanos”, expresó Osorio Chong, quien reconoció que vendrán semanas muy complejas, “pero seguramente van a ser de grandes beneficios para la mayoría de los mexicanos”.

Sostuvo que no es menor lo que se está haciendo, “pero no lo está haciendo el gobierno, lo está haciendo la sociedad misma, que quería ver a este país en esas circunstancias, tal vez no con tanto conflicto, pero sí en movimiento para poder lograr un sistema educativo de calidad, mejores leyes y mejores oportunidades”.

Actitud pactista

Por su parte, en el debate entre los líderes partidistas que fue moderado por el rector de la UNAM, José Narro Robles, el líder del PRI, César Camacho Quiroz, aseveró que México requiere nuevamente “una actitud pactista”.

“Hay una oposición constructiva, madura, que sin aplicar de sus posiciones sustanciales, es capaz de poner el interés de México por encima de intereses legítimos, que representan los partidos políticos”, señaló por su parte Camacho Quiroz.

Durante su participación en el lanzamiento del capítulo México del Instituto Aspen, Camacho Quiroz señaló que no sólo como político sino como mexicano desea que los acuerdos entre partidos sigan adelante.

Sin embargo, estimó que si eventualmente el Pacto por México dejara de existir, lo que se debería hacer es un pacto por evento o por asunto, pues “lo que importa es tener la voluntad pactista, mantener la voluntad para consensuar”.

El dirigente priista advirtió que no es momento de poner a temblar los acuerdos y que no se advierte ningún riesgo en la implementación, porque no hay modo, pues las reformas en las leyes secundarias -sostuvo- son hasta más importantes que las propias modificaciones constitucionales.

El líder priista anunció que también en breve anunciarían los grandes trazos de la reforma política electoral desde el ángulo visual del PRI.

Por otro lado, Camacho Quiroz recalcó vía Twitter que “seguiremos buscando consensos, pero tan legitimador como el consenso, es la mayoría”.

En tanto, ante académicos y empresarios, el panista Gustavo Madero advirtió que los riesgos graves serían que no se implemente adecuadamente los acuerdos alcanzados en el ámbito administrativo, o que las leyes secundarias no respeten el espíritu de transformación.

El moderador de la mesa, el rector de la UNAM, José Narro Robles, subrayó que en el país son muchos quienes piensan que México tiene que ponerse de acuerdo y para lograrlo es necesario empezar desde las estructuras básicas de la sociedad.

Señaló que los partidos políticos tienen una gran responsabilidad, pues sostuvo que se requiere que sigan esforzándose y que tengan altura de miras.

El Pacto por México entró en vigor el 2 de diciembre de 2012, al día siguiente de que el presidente Enrique Peña Nieto asumió el poder. Gracias a este mecanismo se pudieron concretar reformas como la Educativa, la de Telecomunicaciones y la Financiera.

No obstante, la mesa del Pacto comenzó a tambalearse a finales de 2013, cuando el PRD se opuso a los términos en que Poder Ejecutivo presentó la el Reforma Energética, para la cual tuvo como aliado al Partido Acción Nacional.

Pero el PAN también se levantó de la mesa en protesta contra la Reforma Hacendaria, la cual, a decir de la dirigencia albiazul, incluía impuestos que dañaban a la clase media, desalentaba inversión y la creación de empleos.

La página de internet pactopormexico.org refiere que “el Pacto por México es el acuerdo político más relevante que se ha realizado en décadas en nuestro país. Su alcance puede ser similar al de los célebres Pactos de la Moncloa, pues el Pacto por México es un acuerdo para realizar grandes acciones y reformas específicas que proyecten a México hacia un futuro más próspero. El Presidente electo y los tres principales partidos de México, PRI, PAN y PRD, fueron los principales arquitectos de este pacto.”

Primero el diálogo

El Aspen Institute busca promover la reflexión sobre aquellas ideas y acciones tendientes a crear una sociedad más abierta y democrática.

  • En su página de internet, el Aspen Institute México se autodefine como “una organización de la sociedad civil que desarrolla actividades vinculadas a la educación, el liderazgo y las políticas públicas, a través de la promoción de diálogos abiertos, plurales y apartidistas, sobre asuntos de importancia para la sociedad.”
  • Entre sus objetivos está “proponer alternativas de solución a los principales problemas que afectan al país, tanto en su perspectiva nacional, cuanto regional e internacional, derivadas del estudio, el análisis, la reflexión y el debate, con la participación de destacados líderes de diversos sectores (académico, empresarial, político, etcétera).” 
  • También se propone “impulsar el liderazgo de jóvenes mexicanos con los valores y principios de las democracias liberales, así como dotarlos de herramientas y redes de contactos, tanto nacionales como internacionales, que les permitan contribuir, desde su ámbito de acción, al desarrollo de sus comunidades y su sociedad.”

De la Fuente impulsa democracia y libre expresión

El exrector de la UNAM fue nombrado presidente del Aspen Institute.

Al reaparecer en la escena pública del país, el exrector de la UNAM, Juan  Ramón de la Fuente, demandó que la sociedad mexicana “se exprese con libertad e independencia” para fortalecer la democracia en el país.

“Que la sociedad se exprese con libertad, se exprese con independencia, pero también se exprese con rigor en el análisis y se exprese sobre la base de principios y de ideales que reflejen una ética impecable, propia de las democracias”, dijo De la Fuente.

El exrector es ahora el presidente del Instituto Aspen México, cuyo  Consejo Directivo está integrado por rectores universitarios y empresarios, entre ellos José Narro Robles, de la UNAM; Arturo Fernández, rector del ITAM; Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas, y Francisco Garza Zambrano, vicepresidente de Cemex, entre otros.

Juan Ramón de la Fuente rechazó tener aspiraciones políticas o buscar a futuro alguna candidatura y habló de su reaparición pública.

“Bueno, no lo veo tanto como una reaparición, esto es un proyecto que embona muy bien con mis intereses, desde la sociedad civil, siempre hemos tenido la convicción de que desde la sociedad civil se puede hacer mucho por la democracia”, manifestó.

El instituto busca combinar la experiencia empresarial y académica para impulsar ideas y propuestas que generen el crecimiento económico del país, así como estimular el vínculo entre la industria y la academia.

Juan Ramón de la Fuente dio a conocer el inicio de actividades del Instituto Aspen México, organización educativa que se erigirá como espacio de discusión y reflexión sobre temas diversos, de interés local y global.

En calidad de presidente del instituto en México, el también exsecretario de Salud aseguró que a nadie escapa que las agendas locales y globales incrementan sus puntos de interacción.

“Y se trata de eso, de analizar, reflexionar y discutir los problemas, que siendo de relevancia local, tienen también un significado global”, sostuvo.

De la Fuente destacó que en otras sociedades abiertas y democráticas, también se analizan diversos temas, “y podemos beneficiarnos de un intercambio más nutrido, del que hasta ahora hemos logrado”.

Recordó que el Instituto Aspen, con sede en Estados Unidos, es una institución singular que en 60 años ha obtenido enorme prestigio, que surgió fundamentalmente como acto cultural y humanístico, que ha mantenido por décadas, y “en todo caso, se ha enriquecido”.

“Los temas del instituto son variados y, precisamente, los que afectan a todos, como educación, salud, ambiente y seguridad, así como el Estado de derecho, la formación de liderazgos y la participación cada vez más activa de la sociedad.

“Son asuntos que tienen trascendencia, porque van más allá de la coyuntura, pero también -dijo- “por supuesto, hay que analizar y discutir algunos temas de coyuntura”.

De manera particular, el Instituto Aspen promueve que buena parte de sus actividades sean orientadas hacia los jóvenes, estudiantes de diversas universidades.

El propósito es que convivan con algunos de los más importantes líderes de la sociedad, en un esfuerzo que tendrá como “foco fundamental” que sea acompañado de un proceso de formación de liderazgos para todos los sectores de la sociedad.

Juan Ramón de la Fuente consideró oportuno que por ésas y muchas otras razones este instituto llegue a México.

“En estos tiempos donde tenemos sin lugar a dudas, una democracia mucho más madura que la que teníamos hace algunos años, pero en la que todavía tenemos muchas otras aspiraciones justas como sociedad”, aseveró.

El Consejo Directivo está integrado por el presidente de Mabe, José Luis Berrondo Ávalos; el presidente de la Fundación Dondé, Eduardo Dondé y de Teresa, así como la presidenta del Grupo Omnilife, Angélica Fuentes Téllez, y el director ejecutivo del Grupo R, Ramiro Garza Vargas.

Comentarios

Lo que pasa en la red