Fiscalización expedita y exhaustiva, reto del INE, considera el IFE

El órgano electoral actual comienza su despedida, con un foro para hacer un recuento histórico de sus 23 años

COMPARTIR 
21/03/2014 06:37 Aurora Zepeda / Foto: @agsarubbi
José Woldenberg (centro), acompañado de Marco Baños y Benito Nacif, dijo que aun incompleto el IFE ha dado en meses recientes una lección de profesionalismo.
José Woldenberg, acompañado de Marco Baños y Benito Nacif, dijo que aun incompleto el IFE ha dado en meses recientes una lección de profesionalismo.

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de marzo.- El Instituto Federal Electoral (IFE) empezó ayer su despedida con el inicio de un foro donde se hace un recuento de sus 23 años de historia, a unas semanas de que sea sustituido por el Instituto Nacional Electoral (INE).

El consejero presidente provisional del IFE, Benito Nacif, afirmó que el sello distintivo del instituto ha sido su constante mejora y perfeccionamiento.

“No obstante de la complejidad de estos retos, de estos desafíos, estoy seguro que consolidando los logros que hemos ya conseguido y aprovechando la experiencia que ya actualmente existe en el Instituto Federal Electoral, así como en las actuales autoridades electorales locales en las 32 entidades federativas, sobre esta base, estoy seguro que el próximo Instituto Nacional Electoral podrá hacerles frente a estos nuevos logros y convertir estos desafíos en parte de la normalidad democrática”, comentó Nacif.

En la inauguración del foro 23 Años de Historia Democrática del Instituto Federal Electoral (IFE), recordó que éste ha contribuido a consolidar el sistema democrático del país, proceso que si bien no ha sido terso ni fácil, dijo, será el cimiento por el que se construya un futuro mejor.

“Pero el sello del IFE no es la celebración de sus méritos y logros, el distintivo de esta institución es la constante mejora, el firme desarrollo y el decidido perfeccionamiento de la organización de elecciones libres, equitativas y justas”, resaltó.

Advirtió que los retos para el INE “no son menores”, pues deberá aplicar una fiscalización expedita y
exhaustiva de gastos de campaña en comicios locales y federales.

En los trabajos de ayer, la conferencia magistral estuvo a cargo de José Woldenberg, expresidente del IFE, quien pidió a los legisladores que para constituir el INE incorporen a los actuales consejeros y al personal que ya tiene experiencia en materia electoral.

 “Espero, sinceramente, que esa herencia sea rescatada, asumida, integrada por el nuevo Instituto Nacional Electoral, porque el país no está como para que en esta materia empecemos de nuevo de cero, cómo sí lo hizo, y lo hizo bien, el Instituto Federal Electoral”, destacó.

“Hoy el IFE puede decir con orgullo que su columna vertebral la integran miles de funcionarios que han probado, con su trabajo, dedicación y experiencia, que cada uno de los eslabones del proceso electoral está en manos de verdaderos conocedores de la materia”, dijo en su conferencia El IFE y su contribución a la democracia.

“Buenas cuentas”

Durante la mesa Los retos para el IFE después de la alternancia, la magistrada María del Carmen Alanís consideró que los legisladores tendrán que ser cuidadosos en dejar claramente establecidas las nuevas facultades del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), entre ellas la nueva facultad de resolver los procedimientos de sanción.

Aseguró que el TEPJF y el IFE han entregado buenas cuentas.

Destacó además que “el conflicto ya no es la organización de las elecciones, cuantitativamente hablando, es la vida interna de los partidos”.

La consejera electoral María Marván, afirmó a su vez que “todos los mexicanos cabemos en el Estado: la oposición ha dejado de ser una amenaza y es parte integral de la vida de los mexicanos, y el candidato que pierde en las urnas no se convierte en un paria de la política partidista”.

Aseguró que no es poco lo logrado por el organismo electoral autónomo, “pero es mucho más lo logrado por los mexicanos” en estos 23 años.

Partidos agradecen al instituto

Los líderes de los partidos políticos acudieron ayer a las instalaciones del IFE durante el foro del 23 aniversario, en el cual destacaron las palabras de agradecimiento hacia el instituto por parte del PAN a través de su presidenta nacional, Cecilia Romero, así como las palmadas que César Camacho, dirigente del PRI, dio a los cuatro consejeros electorales con el deseo de que sean tomados en cuenta para el INE.

Cecilia Romero habló de la incongruencia de que mientras el IFE es reconocido internacionalmente por su avance en el tema electoral, en los estados todavía se enfrentan “prácticas del viejo México”.

Habló de replicar el modelo del IFE en las entidades federativas y aseguró que el instituto ha cumplido a cabalidad su encomienda.

“A nombre del PAN, gracias IFE por cuidar la democracia”, señaló.

En tanto, César Camacho señaló que en México no se puede hablar de democracia sin lo hecho por el Instituto Federal Electoral.

El presidente nacional del PRI se refirió así al cambio experimentado por los mexicanos en materia electoral.

Dijo que el país ha pasado “de elecciones donde los ganadores y los perdedores estaban prácticamente predeterminados, a comicios de pronóstico reservado; de elecciones organizadas desarrolladas,  controladas y casi calificadas por el gobierno, a comicios en manos de organismos autónomos, revisados por autoridades jurisdiccionales especializadas”.

Sin embargo, advirtió que hay sobrerregulación electoral y que se corre el riesgo de pasar de la “hiperregulación” a la “hipertrofia”.

Antes de terminar su participación en el foro, se refirió también a la necesidad de que el personal del IFE permanezca con su experiencia en el INE.

Por su parte, Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, apoyó la idea de Camacho Quiroz sobre la sobrerregulación electoral causada por la desconfianza.

Externó el compromiso de su partido para realizar reformas secundarias que no permitan elecciones antidemocráticas durante 2015.

En otra mesa se trabajo, el senador Alejandro Encinas, del PRD, consideró que la implementación de la Reforma Política-Electoral será “muy difícil” y llena de “obstáculos”.

Mencionó que no sabía si este foro se trataba de una “celebración” o un “acto de defunción”, porque, dijo, “finalmente éste será quizás el último evento público que organice el IFE, en donde creo que, lamentablemente, se ha cometido un gravísimo error con su desaparición”.

A su vez, la senadora priista Cristina Díaz confío en que en 2015 el país tendrá comicios más justos y equitativos.

Relacionadas

Comentarios