Anomalías de la naviera, en obras de 17 mil 600 mdp

Reportes de la ASF sobre Oceanografía. Cuentas públicas de 2005 a 2012 revelan 12 registros por incumplimiento de contrato

COMPARTIR 
15/03/2014 05:47 Ivonne Melgar

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de marzo.- Antes de que estallara el escándalo por el fraude a Banamex, Pemex acumuló 12 observaciones negativas de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por daños y perjuicios derivados del incumplimiento de contratos que le se adjudicaron a Oceanografía, los cuales suman un monto de 17 mil 600 millones de pesos.

Los señalamientos del órgano fiscalizador involucran las cuentas públicas de dos años del sexenio de Vicente Fox (2005 y 2006) y cuatro de Felipe Calderón (2007, 2008, 2011 y 2012). 

El 62 por ciento del dinero involucrado en las anomalías que la ASF detectó en los últimos ocho años pertenece a los contratos otorgados en la administración foxista —algunos pactados en dólares—, mientras 38 por ciento de los daños documentados se habrían generado durante el gobierno de Calderón.

Los mayores llamados de atención se presentaron al cierre del sexenio antepasado, cuando hubo cinco observaciones diferentes por parte de la ASF, destacando la número 06-1-18T4L-02-300 correspondiente a 13 contratos de Pidiregas por tres mil 696 millones de pesos, por concepto de mantenimiento de pozos y plataformas marinas con servicios de barcos a Proyectos de Infraestructura Productiva de Largo Plazo.

Muchas fallas en 2006

El señalamiento del auditor en ese caso —relacionado con arrendamientos, servicios de barcos y de mantenimiento del Proyecto de Inversión Cantarrell— fue que Pemex, a petición de la naviera, modificó los requisitos de las bases de la licitación pública referente a las características técnicas de la velocidad de la embarcación requeridas para los trabajos de mantenimiento concursados y la fecha de su inicio.

También de la Cuenta Pública de 2006, en el área de Pemex Exploración y Producción se hicieron indicaciones por las Deducciones por Inversiones en Oleoductos, Gasoductos, Terminales, Transporte o Tanques de Almacenamiento del Activo Integral Ku-Maloob-Zaap por 137 millones 749 mil 600 pesos y 55 millones 399 mil dólares.

Con el número 06-1-18T4L-02-434, la observación al respecto indica: “Los pagos se realizaron por medio del Fideicomiso Master Trust, el cual no cumplía con los requisitos para ser considerado como Pidiregas, por no encontrarse en condiciones de generar los ingresos que permitan cumplir con las obligaciones pactadas y los gastos asociados, hasta no considerarse una unidad productiva”.

Otra falla de ese año se refiere igualmente a la evaluación de la deuda Pidiregas y hace referencia a los contratos de Pemex Exploración y Producción para la construcción de tres gasoductos.

Con el número 06-1-18T41-02-979 y por un monto global de 205 millones de pesos, se indica que “Pemex no cumplió con las disposiciones normativas aplicables a la contratación, ejecución  y desarrollo de los proyectos Pidiregas”.

SIGUIERON FALLAS.
Los dos únicos años del sexenio de Calderón que no se detectaron anomalías fueron 2009 y 2010.

Vinculada al Proyecto PEP Programa Estratégico de Gas, construcción de Infraestructura Orientada a la Producción de Gas no Asociado en las Regiones Norte, Sur, Marina, Noreste y Marina Sureste, la observación 06-1-18T4L-04-470 se refiere al contratar para construir un gasoducto de 56 kilómetros de enlace litoral al Complejo POL-A para proyectos Pidiregas por 105 millones 768 mil pesos y 124 millones 486 mil dólares. La anomalía se refiere a que el pago para el traslado de la embarcación de tendido se hizo en la idea de que la barcaza TOG-MOG saldría de Luisiana, pero en la ejecución del contrato se utilizó otra del Puerto de Veracruz.

Por costos y gastos de exploración y explotación de crudo y gas natural, Pemex pagó a la naviera 202 millones 805 mil pesos para servios de preparación.

Un mal inicio

En el sexenio de Fox, la primera Cuenta Pública que registró problemas con la naviera fue la de 2005 en dos observaciones.

La número 05-1-18T4L-04-632 se refiere a 18 contratos de obra pública y arrendamiento por dos mil 884 millones de pesos y 71 millones 508 mil dólares.

La ASF planteó con hechos anómalos que los contratistas presentaran las garantías de vicios ocultos al término de los trabajos; la no acreditación del fin de los trabajos; elaboración de los finiquitos fuera de los plazos establecidos, y la omisión de Pemex en la aplicación de las penas convencionales por el atraso de la empresa, entre otros. 

Por servicios generales, igualmente en 2005, el contrato por 676 millones 406 mil pesos y 26 millones 561 mil dólares, fue cuestionado por el órgano fiscalizador.

La ASF reclamaba entonces reportes que incluyeran evidencias del trabajo pagado y un informe a detalle del mismo.

Entonces, en la Cuenta Pública del penúltimo año de Fox se indicó que la ASF presumía un probable daño o prejuico por un monto de 662 millones de pesos, al tiempo que se advertía que Pemex había incumplido con las disposiciones normativas aplicables al procedimiento de contratación mediante licitación pública.

Los problemas con Calderón

En la Cuenta de 2007 se incluyeron dos observaciones para Pemex por sus contratos con Oceanografía. Uno por 985 millones 171 mil 500 pesos y otro por casi 30 millones de pesos.

Con el número 07-1-18T4L-02-0364, la Auditoría Superior de la Federación señala que Pemex pagó 33 millones 721 mil pesos a la naviera por los servicios de transporte con recursos que estaban destinados a proyectos de infraestructura de largo plazo.

La otra observación (07-1-18T4L-02- 0240) cuestiona que se haya canalizado como deducible de impuestos un pago para servicios diversos “no clasificados”.  

En la Cuenta Pública de 2008, por trabajos en plataformas marinas, Pemex firmó con Oceanografía dos contratos que sumaron cinco mil 389 millones de pesos.

La observación se refiere al hecho de que la paraestatal otorgó dos convenios modificatorios por reprogramación de los trabajos, con el argumento de haberse presentado un caso fortuito y de fuerza mayor por malas condiciones meteorológicas que afectaron las instalaciones del astillero Talleres Navales del Golfo.

Posteriormente la naviera atribuyó el problema al incumplimiento de un proveedor del contratista. Consecuentemente, se procedió a la rescisión administrativa del contrato y a la solictud de ejecutar la fianza de garantía.

Aunque se reprogramó el inicio de los trabajos, Pemex no celebró un nuevo convenio de ampliación de plazo. Entonces la cuantificación de las afectaciones sumó 100 millones de pesos.

Las cuentas públicas de 2009 y 2010 no incluyeron nada respecto a la empresa en sus contratos con Pemex.

El muelle de La Paz

Los problemas volvieron en 2011 y 2012. En ambos casos por contratos de Pemex Refinación para la construcción de un muelle en la residencia de Operaciones Portuarias de La Paz, Baja California Sur.

Con un monto de pago de 178 millones de pesos, la ASF señaló en la observación 11-1-18T4M-04-0218 que Pemex Refinación no cumplió con las disposiciones normativas aplicables a la planeación, programación, presupuestación, licitación, adjudicación y pago de las operaciones examinadas, que se refieren a un subejercicio por dicha cantidad, pues ésta nunca fue reportada por la entidad.

MAL INICIO.
En el sexenio de Vicente Fox la primera Cuenta Pública que tuvo anomalías fue la de 2005, según la Auditoría Superior.

Tampoco se reportó la justificación de haber recurrido a la modalidad de Licitación Pública Nacional Mixta.

La Cuenta Pública del último año del sexenio se refiere también a esa obra y en la observación 12-1-18T4M-04-0158 se indica que el contrato por 51 millones 467 mil pesos en el que participó Oceanografía para Pemex Refinación no se apegó a las disposiciones normativas en materia de presupuestación, ejecución y pago de las operaciones examinadas.

Se indica que no se comprobó la corre-cción en los retrasos de la obra ni se acreditó la existencia de los dictámenes, permisos y licencias necesarias.

Se destaca que los retrasos continúan en los aspectos electromecánicos de la obra, así como en el terreno eléctrico, de instrumentación y equipamiento.  También se reportan deficiencias en la construcción de la obra civil, originadas desde las fases de planeación y supervisión.  En específico Oceanografía incumplió el contrato al no haber iniciado los trabajos en la fecha estipulada.

En este caso, la cuantificación monetaria de las anomalías detectadas ascendió a diez millones 800 mil pesos.

 

Fox niega implicaciones de parientes

El expresidente Vicente Fox Quesada deslindó a sus parientes del caso de la empresa Oceanografía y dejó en claro que son personas con integridad.

Fox Quesada estuvo en la ciudad de Saltilo, Coahuila, para participar en el congreso denominado Innovando Ideas y Formando Empresarios, organizado por la Facultad de Ciencias de la Administración, de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Yo te puedo decir con absoluta certeza por esas malas lenguas que han como siempre aventado la calumnia y escondido la mano que en la familia propia y ampliada no tenemos absolutamente ninguna preocupación sobre el tema, porque nunca hemos tenido una participación y porque somos personas de integridad”.

Puntualizó que lo primero que se necesita son aclaraciones sobre un caso mediático impresionante cubierto por los medios de comunicación sin siquiera saber de qué se trata.

Al momento se desconoce cuál es el delito, por tanto habrá que esperar información del Ministerio Público, aseveró.

Aparentemente hay un delito que la empresa hizo con Banamex de presentarles información falsa, si ese es el delito que se persiga y se castigue”.

—Alma Gudiño

 

Comentarios

Lo que pasa en la red