Acusan a firma de Yáñez en Estados Unidos por naufragio

A finales de 2011 fue demandada en Texas por el incendio de una embarcación; Oceanografía alega que el accidente ocurrió en México

COMPARTIR 
06/03/2014 10:44 Carmen Álvarez

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de marzo.- El “largo brazo” de la justicia de Texas alcanzó a Oceanografía S.A. de C.V a fines de 2011 con acusaciones de negligencia por el incendio y hundimiento de la embarcación Seba’an que transportaba a empleados mexicanos al servicio de contratistas locales de Pemex en la Bahía de Campeche, uno de los cuales falleció a consecuencia del incidente.

“Afirmamos que el tribunal de primera instancia no incurrió en error al dar el veredicto sobre la jurisdicción personal del apelante (Oceanografía) ni al negarle una actuación especial”, fue el dictamen con el que la juez Gina M. Benavides de la Suprema Corte de Justicia de Texas afirmó el derecho de unas cien víctimas del naufragio ocurrido hace seis años para exigir a Oceanografía una compensación en dólares.

Sin embargo, fuentes cercanas a la defensa de Oceanografía en Nuevo Orleans dijeron ayer a Excélsior desde Brownsville, Texas, que no están de acuerdo con el dictamen que emitió la Suprema Corte de Texas el 8 de diciembre de 2011 ni con la negativa del 3 de febrero de 2012 para obtener una nueva audiencia.

“Oceanografía apeló oportunamente a esta resolución ante la Corte de Apelaciones del 13er Distrito de Texas, en Corpus Christi-Edimburg, sobre la base de que el accidente objeto de la demanda no surgió de ninguno de sus contactos con Texas y a que Oceanografía no se ha enfrascado en continuos y sistemáticos contactos con el estado donde se presentó la demanda”, argumentó su defensa antes de recibir ese fallo en contra.

La defensa argumentó que Oceanografía es una corporación mexicana que ofrece servicios a las embarcaciones de Pemex, que sus operaciones se llevan a cabo en aguas mexicanas y que el accidente ocurrió a bordo de una embarcación con bandera mexicana que había zarpado de un puerto mexicano, era operada por una tripulación y un capitán mexicano y se dirigía a una plataforma petrolera de la Bahía de Campeche.

“Tenemos la defensa de la jurisdicción porque la compañía no estaba sujeta a la jurisdicción acá en Estados Unidos”, comentaron ayer a este diario los abogados cercanos a la defensa de Ocenografía S.A. de C.V.

A lo largo del proceso la defensa de la contratista de Pemex ha alegado que la justicia texana ha incurrido en errores en sus esfuerzos por atraer hacia su jurisdicción la demanda de un centenar de víctimas del naufragio del Seba’an, como por ejemplo el argumento de 2008 de que Oceanografía tenía operaciones de negocios muy estrechas con firmas texanas como OSA International LLC que funge como su “alter ego”.

La autoridad judicial texana señala que con base en informaciones disponibles se cree que OSA es el núcleo de las operaciones de Oceanografía dado que comparten ingresos, ganancias y pérdidas.

Sin embargo, la defensa de la contratista de Pemex ha expresado una opinión muy distinta.

 “Los quejosos presentaron su demanda el 17 de julio de 2008. Pero como OSA International, LLC ni siquiera había existido sino hasta el 30 de septiembre de 2008 (después de presentada la demanda). La supuesta relación de Oceanografía con OSA International es irrelevante”, argumentó la defensa de la contratista de Pemex en diciembre de 2011.

Por otra parte, en el alegato avalado por la juez Benavides se menciona que en la medida en que la economía mundial evoluciona y el comercio aumenta, los negocios asentados en distintos países tienen mayor responsabilidad para defenderse a través de las fronteras internacionales cuando han participado en actividades económicas importantes.

La autoridad judicial texana señaló también que la parte demandante alegó desde fines de 2011 que sí procedía llevar el pleito a las cortes de Texas porque Oceanografía sí mantuvo una estrecha y sostenida relación de negocios con firmas texanas.

Señala además que la apelante, Oceanografía S.A. de C.V., “estuvo involucrada también en demandas previas ante las cortes federales y estatales de Texas, donde (el tema de la) jurisdicción no parecía ser un problema”.

Y mientras la máxima autoridad judicial de Texas afirma que los “no residentes quedan sujetos a la jurisdicción personal de las cortes de Texas si (1) la jurisdicción es autorizada bajo el estatuto del largo brazo del estado, y (2) se conducen bajo las garantías de Estados Unidos y de las Constituciones de Texas”.

Los abogados cercanos a la defensa de Oceanografía dijeron a este diario que para el centenar de sobrevivientes del naufragio de Seba’an, la embarcación arrendada por la contratista de Pemex, el interés por llevar el asunto a las cortes de Texas es muy concreto.

“Creen que pueden sacar más dinero acá”, dijeron.

Le arrebatan barco Goliath

Un grupo de acreedores, encabezados por la firma noruega Norks Tllitsmann, tomó el control de la embarcación OSA Goliath, el barco más grande de Oceanografía, con el fin de venderla para saldar una deuda cercana a los 251 millones de dólares.

De acuerdo con información divulgada por la cadena CNN a través de su sitio web, “el nuevo Consejo Directivo ha finalizado el capítulo sobre el arrendamiento de la embarcación con Oceanografía, y asumió el control del bote OSA Goliath. El Consejo ha informado a Norks Tllitsmann que buscará vender la embarcación en un proceso ordinario y proveerá más información de la venta más adelante”.

Oceanografía, a través de OSA Goliath, informó en septiembre del año pasado que había logrado colocar bonos por un monto de 160 mdd para el arrendamiento de una embarcación con el mismo nombre.

El gobierno mexicano embargó a la compañía de Amado Yañez el 14 de febrero, lo que ha desembocado en una investigación por presunto fraude y lavado de dinero en contra de Banamex por un monto de 585 mdd, derivado de cuentas incobrables.

Norks Tllitsmann argumenta que, tras la declaración de impago de la deuda de Oceanografía, exige 251.4 mdd, una cifra que ya incluye intereses, pero que está sujeta a futuras revisiones.

¿Viento en popa?

Entre 1999 y 2013, Oceanografía obtuvo poco más de 160 licitaciones públicas nacionales e internacionales:

  • Los contratos para Amado Yáñez Osuna (foto) fueron para proveer servicios y obra pública, principalmente para Petróleos Mexicanos (Pemex) y su subsidiaria Exploración y Producción (PEP), relacionados con labores de inspección, monitoreo, reforzamiento, mantenimiento, flete, transportación, hospedaje, alimentación, rehabilitación de pozos y construcciones, por 31 mil millones de pesos .

Relacionadas

Comentarios