Peña Nieto promulga el Código Nacional de Procedimientos Penales

El Jefe del Ejecutivo dijo que el nuevo Código busca la protección de la víctima, el respeto a sus derechos, la presunción de inocencia y la reparación del daño

COMPARTIR 
04/03/2014 23:52 Georgina Olson

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de marzo.- El presidente Enrique Peña Nieto promulgó  el decreto por el cual se expide el Código Nacional de Procedimientos Penales, uno de los cambios jurídicos más relevantes en las últimas décadas, con el que de 33 que hay en el país, cada uno con distintas reglas para el desahogo de un juicio penal, “ahora habrá un Código único que será válido en todo el territorio nacional”.

Señaló que con la promulgación del Código Nacional de Procedimientos Penales inicia una nueva etapa en la vida jurídica del país: “Este novedoso instrumento procesal es también una señal clara de que la transformación de México sigue su curso”, apuntó.

Aseguró que este Código “reglamentará para todo el país el nuevo paradigma de la justicia penal” y permitirá acelerar la aplicación del modelo de juicios orales, con el cual el acceso a la justicia será más transparente, ágil y equitativo.

 “Estamos frente a un ordenamiento jurídico que tiene como factores centrales la protección de la víctima, el respeto a sus derechos, la presunción de inocencia, la reparación del daño y el respeto al debido proceso. Por todo ello, este instrumento pondrá al día nuestro sistema de justicia penal en beneficio de todos los mexicanos”, apuntó.

 Peña Nieto señaló que “con este acto el Estado mexicano brinda una respuesta acorde a los retos que vive nuestro país en materia de seguridad y justicia”.

 El Código Procesal Penal fortalecerá las capacidades y herramientas de las instituciones encargadas de investigar, procesar y sancionar las conductas delictivas a nivel federal y estatal. Además, agregó, “tener una legislación procesal penal única, válida para todo el territorio nacional, permitirá en los hechos que más mexicanos gocen del derecho constitucional a una justicia pronta y expedita”.

 Como ejemplo, mencionó que se promueven “diversos lineamientos a fin de esclarecer los hechos delictivos con mayor rapidez y eficacia, para determinar con certeza si existe o no responsabilidad penal”.

 “Al contar con procesos de investigación más ágiles y eficaces también se incentiva la denuncia ciudadana que es indispensable para cerrarle el paso a la impunidad”, puntualizó.

 Dijo que el Código es una gran oportunidad para que las instituciones de procuración e impartición de justicia se modernicen y recuperen la confianza ciudadana, a partir de resultados.

 Resaltó que “éste será el primer Código  Nacional de Procedimientos Penales que surge del consenso y el acuerdo de las fuerzas políticas nacionales, representadas en el Congreso de la Unión, pues apenas el año pasado se le otorgó la facultad constitucional para legislar en esta materia”.

BENEFICIOS

Entre los beneficios del código procesal están:

  • Permitirá acelerar la aplicación del modelo de juicios orales.
  • El acceso a la justicia será más transparente, ágil y equitativo.
  • Se cuidará a la víctima, sus derechos, la presunción de inocencia, la reparación del daño y el respeto al debido proceso.
  • Fortalecerá las capacidades y herramientas de las instituciones encargadas de investigar, procesar y sancionar las conductas delictivas.
  • Se dará transparencia a los juicios penales disminuyendo la discrecionalidad. 
  • Se contará con profesionales del derecho para aplicarlo.

La PGR confía en abatir corrupción e impunidad

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, aseguró que con la promulgación del Código Nacional de Procedimientos Penales, México atraviesa por una de las mayores transformaciones jurídicas en su historia.

 “Estoy convencido de la trascendencia de los cambios que hoy atestiguamos, cambios que, de aplicarse en la forma correcta, generarán condiciones para combatir impunidad y corrupción, y para recuperar la confianza de la sociedad en sus instituciones, requisito indispensable de un Estado democrático, sólido y eficaz”, aseguró.

 Señaló que el Código representa un avance sustancial con reglas y procedimientos claros, con principios y derechos reconocidos y se adecua a una realidad que exige procesos judiciales transparentes, ágiles y certeros. Además, entiende, define y protege los derechos de las víctimas y de toda persona sujeta a proceso penal, subrayó el procurador.

 Murillo Karam enfatizó que para lograr el verdadero objetivo de este Código es indispensable el cambio de actitudes, valores y prácticas. Por ello, insistió en que requiere de nuevas formas en el ejercicio de las funciones de policías, ministerios públicos, jueces y defensores. Requiere de un cambio cultural pleno, “sólo con ello podrá darse la verdadera transformación”, acotó el funcionario.

 “México asume hoy su problemática con respuestas contundentes para hacer frente a la impunidad, para facilitar el cumplimiento de la ley y así poder brindar mayor certeza y seguridad a la aplicación de la justicia”, finalizó el encargo de la PGR.

Relacionadas

Comentarios