Obispo encabeza marcha por la paz en Cuernavaca

Unas 5 mil personas, en su mayoría católicos, recorrieron las principales calles del centro de Cuernavaca en la marcha por la paz y la familia

COMPARTIR 
02/03/2014 14:05 Texto y fotos: Pedro Tonantzin / corresponsal

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de marzo.- Cerca de 5 mil personas, en su mayoría católicos, recorrieron las principales calles del centro de Cuernavaca en la marcha por la paz y la familia convocada por el obispo de la ciudad, Ramón Castro Castro, en donde exigieron un alto a la violencia que se vive en la entidad.

Poco después de las nueve de la mañana, el contingente integrado por familias, organizaciones civiles, laicos y representantes de la iglesia católica partió desde la glorieta del Niño artillero, pasaron por avenida Morelos, calle Hidalgo y concluyeron en la plaza de armas Emiliano Zapata.

Acompañados de mantas, flores, banderines, vestidos de blanco y con consignas a favor de la paz, los ciudadanos expresaron la urgencia de que la delincuencia y la violencia se terminen en Morelos.

Es importante manifestar que todos queremos una paz y nosotros los franciscanos hacemos paz y bien… hace falta paz en Morelos y yo creo que en todo, desde nuestra familia", señaló Teresa Margarita, quien participó en la marcha.

Raúl Alemán, habitante de la colonia Amatitlán de Cuernavaca, quien marchó dentro del contingente, dio su testimonio como víctima de la delincuencia.

"A mí hace veinte días entraron por el lado de la revuelta, donde está la discoteca, a mi terreno, y me despertaron mis perros; por los perros oí muchos pasos encima de mi azotea y yo dije me van a matar, son muchos, no voy a poder contra todos; tengo una pistola y un machete y nueve perros -¿Tienen miedo? -Mucho temor, vivimos con inseguridad, yo estoy tembloroso", señaló.

Asimismo, los padres de familia se dijeron preocupados por la seguridad de sus hijos al interior y al exterior de las escuelas, al señalar que "en todo el estado en distintos municipios hay situaciones de inseguridad, tanto en preparatorias, en secundarias, en primarias hay secuestros, entonces por supuesto que como padres de familia estamos preocupados, nos preocupa la seguridad de nuestros hijos", dijo Adriana Monzón, del Comité Estatal de la Unión Nacional de Padres de Familia.

Por su parte, el obispo de Cuernavaca Ramón Castro Castro señaló que los ciudadanos necesitaron manifestar su deseo de paz y seguridad en Morelos, por lo que llamó a todos los habitantes y a las autoridades a colaborar para solucionar los problemas de fondo que enfrenta la sociedad.

Respecto a las manifestaciones alrededor del país en donde exigen seguridad, así como de la conformación de grupos de autodefensa, el obispo sentenció que "se ha pasado el límite y la gente se cansó, la gente necesitó manifestar de alguna manera firme y fuerte su propio cese de paz y de justicias, y yo creo que con un cierto límite, como se ha estado haciendo, pues puede ser algo que ayuda como se ha visto en algunos poblados a conseguir esa paz que se necesitaba".

Cabe recordar que poco después de su llegada a Morelos, Ramón Castro Castro, luego de realizar un recorrido por las distintas zonas y poblados de la entidad, se dijo sorprendido de que en municipios como Tlaltizapán haya recopilado el testimonio de hasta 27 secuestros por mes.

En aquella ocasión, el obispo aseguró que la diócesis trabajaría junto con las víctimas de la delincuencia, a través de una comisión pastoral conformada por psicólogos y sacerdotes, quienes atenderían el dolor de las víctimas.

Mientras tanto, el gobierno del estado inició una campaña en contra del secuestro y extorsión a través de anuncios espectaculares y publicidad en unidades del transporte público.

dgp

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red