Osorio: diálogo con EU sobre El Chapo; buscan que el capo dé información

En entrevista, el secretario de Gobernación dice que está vigente la solicitud de extradición que Washington hizo hace 13 años

COMPARTIR 
28/02/2014 06:04 Redacción
Miguel Ángel Osorio Chong sostuvo que con la captura de Joaquín Guzmán queda claro la coordinación entre EU y México.

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de febrero.- Existe una gran cooperación y diálogo en materia de crimen organizado con las autoridades de Estados Unidos, las cuales expresaron su reconocimiento al Estado mexicano por la captura de Joaquín El Chapo Guzmán, afirmó el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Entrevistado por Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, Osorio Chong consideró que el gobierno mexicano no tiene inconveniente en extraditar al capo sinaloense, pero lo que se busca primero es que éste aporte información útil para fortalecer el combate al crimen organizado.

Aseguró que el gobierno de la Unión Americana no necesita formular una nueva petición de extradición porque está vigente la que hizo hace 13 años.

“Hay entendimiento entre las autoridades de Estados Unidos y las autoridades del Estado mexicano de que para nosotros es muy importante hoy lo que se pueda rescatar de este delincuente y que más adelante platicaremos.”

No habrá una segunda fuga: Miguel Ángel Osorio Chong, titular de Segob

Afirma que la captura de El Chapo es el golpe más fuerte al narco “en muchas administraciones”. Dice que “no hay inconveniente” en mandar al capo a EU, pero primero debe rendir cuentas en México.

Con la detención de Joaquín El Chapo Guzmán quedó “perfectamente claro” que hay entendimiento y una gran coordinación entre los gobiernos de México y EU, aseguró el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Entrevistado por Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, destacó que hay una cooperación permanente, con Estados Unidos y con otros países, en la que la Secretaría de Gobernación recibe las peticiones de información y, vía Cisen, los pone en contacto con las áreas correspondientes.

“He escuchado de las autoridades de Estados Unidos el reconocimiento al Estado mexicano (por la detención de El Chapo). Dirás tú ‘por pura formalidad’, pero no, también lo hicieron en llamadas telefónicas que hemos tenido de mi par allá y de otros funcionarios del gobierno norteamericano y no lo hemos hecho público. Simplemente te digo: hay un gran reconocimiento, agradecimiento, porque para ellos era fundamental también la detención de este delincuente”.

Destacó que este arresto es el golpe más fuerte que esta administración y muchas anteriores han dado al narcotráfico.

Sobre la posible extradición de Guzmán Loera a Estados Unidos, informó que el gobierno mexicano “no tiene inconveniente” en mandarlo para allá, pero aclaró que primero quieren saber todo lo que hizo “este delincuente” durante los años que estuvo prófugo.

Además, dijo que no es necesario que EU presente una nueva solicitud de extradición, “porque aún está vigente la que presentaron hace 13 años”.

Advirtió a quienes quieran utilizar estrategias como la marcha de ayer en Culiacán, Sinaloa, para exigir la liberación del capo, que “se van a topar con pared”.

Hizo énfasis en que el gobierno está tomando todas las previsiones necesarias para evitar otra fuga como la de hace 13 años y que el procurador Jesús Murillo Karam, está haciendo todo el trabajo que se requiere para presentar los cargos contra Guzmán Loera con elementos suficientes para no faltar al debido proceso ni dar razón para que lo liberen.

—A cinco días de la captura de El Chapo Guzmán, ¿la calificaría como el golpe más fuerte de esta administración contra el narcotráfico?

­—Yo diría que no solamente de esta administración, sino de muchas administraciones, es una captura que, por la relevancia que tiene a escala nacional e internacional, va a dar mucho de qué hablar y que nos va a permitir avanzar en este tema tan importante del desmantelamiento de los cárteles del crimen organizado.

      “Así que sí lo considero de una gran importancia y que así ha sido reconocido, porque no solamente afectaba a ciudadanos mexicanos, sino por los intereses que se habían formado no sólo en países de Norteamérica, sino también de Europa.”

—¿Cuál es la conveniencia de extraditar a El Chapo? ¿Se ha solicitado formalmente la extradición?

—No hay ningún inconveniente, nosotros no le encontramos ningún problema, pero nos interesa también saber todo lo que en estos años logró este delincuente formar y hacer. Por eso es que en este momento no está a discusión si se puede lograr esto o no. Lo que hoy queremos es tener información para que podamos seguir adelante en el proceso de desmantelamiento de cárteles del crimen organizado. No hay inconveniente, no hay ningún problema pero primero con la autoridad mexicana.

—Es decir que pague por lo que hizo aquí, pero que dé información, y para eso lo necesitan aquí...

—Sí, es correcto, va a llevar todo un proceso, y más adelante analizaremos, ante la petición, y respondiendo a la pregunta, no necesitan hacer nueva petición de extradición porque está vigente la que hicieron hace 13 años, entonces no es necesario que lo hagan. No hay formalmente ningún planteamiento. Como sabes, el procurador platicó con su homólogo de Estados Unidos, y hay entendimiento. Esto es lo importante. Hay entendimiento entre las autoridades de Estados Unidos y las autoridades del Estado mexicano en que para nosotros es muy importante hoy lo que se pueda rescatar de este delincuente y que más adelante platicaremos.

      “Además, el intercambio que tenemos de información, esto es fundamental, tenemos una costumbre desde hace un año de que la información puede ayudarnos a ambos países, la cooperación internacional es fundamental, así lo hemos venido haciendo y está dando resultados.”

—¿En qué consiste esta cooperación entre México y Estados Unidos en la lucha contra el crimen organizado? La información se filtró por una agencia de allá, AP. ¿Se quisieron colgar la medalla?

—La verdad es que hay respeto con las agencias de Estados Unidos, ha venido habiendo una gran coordinación y diálogo permanente.

     “Y quiero dejarte muy claro que nosotros estamos en esta lucha para devolver la tranquilidad y la seguridad a los mexicanos, no estamos en esto a partir de cuestiones espectaculares, televisivas o de prensa escrita que puedan generar medallas, que puedan generar un espectro que no es el que está buscando el presidente Enrique Peña Nieto.

      “Lo que obsesiona al Presidente es devolver la tranquilidad, y la detención de este delincuente pasa por ahí, pero todavía hay mucho camino por andar. Todavía hay otros objetivos que alcanzar, todavía tenemos que ver los delitos del fuero común.

      “Así que si ellos, si algunos lo quisieron manejar o filtraron para decir que lo habían capturado, de verdad que eso no es nuestra disputa, eso no es lo que nos entretiene. Nosotros tenemos muchas cosas más hacia adelante que cumplir para, entonces sí, lograr ese objetivo de devolver la tranquilidad y la paz.

      “Tenemos una cooperación permanente, en esta nueva modalidad, vía Secretaría de Gobernación, en la que, a partir de los pedimentos de información se les pone en contacto, vía Cisen (Centro de Investigación y Seguridad Nacional), con todas las áreas correspondientes, y aquí con toda la responsabilidad y con toda la cooperación de la secretaría de la Defensa Nacional, de Marina, de la PGR.

      “La verdad es que a pesar de que también se había filtrado que no había entendimiento, hoy queda perfectamente claro que lo hay, y que hay una gran coordinación. He escuchado de las autoridades de Estados Unidos el reconocimiento al Estado mexicano, dirás tú:  ‘por pura formalidad’, pero no, también lo hicieron en llamadas telefónicas que hemos tenido de mi par allá y otros funcionarios del gobierno norteamericano y no lo hemos hecho público.

      “Simplemente te digo: hay un gran reconocimiento, agradecimiento, porque para ellos era fundamental también la detención de este delincuente, entonces vamos caminando bien.

      “¿Qué es cooperación? Bueno, lo que pasa acá con algunas bandas del crimen organizado que tienen injerencia en Estados Unidos y que nos piden información, con todo gusto se las damos, cuando se detiene a alguien también, por supuesto, nos piden información y por supuesto se las otorgamos. Y lo mismo hacen ellos con nosotros.

      “Hay información, que entra aquí en estos sistemas de inteligencia —y no quisiera puntualizarte exactamente sobre qué datos les pedimos—, nos dan información que nos permite actuar.”

—¿Sin la colaboración de los elementos de inteligencia de Estados Unidos habría sido difícil dar con El Chapo Guzmán?

—A ver, el primer momento que se había logrado, era todo de los sistemas de inteligencia de nosotros, la operación de Culiacán, de la que se logra escapar. El punto fundamental en el segundo momento, que es cuando se logra su detención, es el que se pudo ocupar tecnológicamente con la localización de un teléfono.

      “Entonces, pareciera que todo nos da solamente el segundo momento y no, hay un primer momento, y muchos momentos hacia atrás, de investigación para saber si estaba en la sierra, si estaba en Culiacán, o en Mazatlán. Se venía haciendo todo un trabajo de varias semanas, de varios meses que logró al fin su objetivo, pero no puede considerarse esto por el último momento, tiene que llevarse por todo el proceso que siguieron las instituciones del Estado mexicano para lograr su captura.”

—¿En un primer momento, incluso la inteligencia fue mexicana?

—Absolutamente, y siempre hubo cooperación. Es muy importante también decírtelo: todo el tiempo durante estos meses cualquier aportación que teníamos de otro país era muy bien recibida y, por supuesto, nos ayudaba. Pero para llegar a este momento de Culiacán, con estas siete casas, por supuesto que venía de un proceso de inteligencia, de los usos de inteligencia del Estado mexicano. Hay sistemas tecnológicos que nos permiten trabajar de mejor manera para lograr capturar a algún criminal.

—¿El Chapo aflojó el cuerpo, como dijo Vicente Fox?

—Pareciera que eso es así de simple y no. Ellos se cuidan mucho, todo el tiempo están sabiendo y conociendo que estamos trabajando en su captura. Y por eso es que no dejamos de estar al pendiente de todos los movimientos que pudieran hacer en lugares donde sabemos que se mueven. Y eso es lo que nos lleva a lograr alcanzarlo, no en esto de que ‘aflojó el cuerpo’ en el segundo momento, sino en el primer momento que lo orilló a estar en el segundo momento.

—¿Qué opina de la encuesta que dice que 70% de los entrevistados aseguran que El Chapo se volverá a fugar?

—En lo que se refiere a todo lo que se tiene en el cuidado para evitar una fuga como la de hace 13 años, estamos tomando todas las previsiones. Es mucho lo que tiene pendiente con la ley y yo veo totalmente difícil que pueda alcanzarlo. El procurador está haciendo todo lo que se requiere para que pueda enfrentar todos los cargos y que, por supuesto, sean tantos los elementos que no solamente cumpla con lo que tenía pendiente, sino también se le pueda sentenciar por otros delitos.

—En el sistema judicial, ¿pero en el sistema carcelario...?

—Estamos trabajando para tenerlo, dentro del marco del respeto a los derechos humanos, vigilado y que no debe haber ninguna posibilidad de que pueda fugarse.

—¿Cuánta información ha estado dando El Chapo?

—Están todavía en un proceso legal en el que no podemos tener acceso a poder preguntarle, o que pueda empezar él a hacer declaración alguna. Cuando esto suceda y en el marco de la ley y lo que se pueda, seremos igual de transparentes. Estamos actuando así, estamos cuidando cada momento y cada paso para que no demos motivo a faltar al debido proceso y que alguien pueda determinar su salida.

—Con esta información, ¿hay indicios de quién o quiénes estuvieron detrás de la fuga de El Chapo del penal de alta seguridad de Puente Grande?

—Es a partir de cuando tengamos sus declaraciones y otro tipo de investigaciones como podremos saber quiénes y cuántos. Lo que sí es muy claro en el penal de Jalisco donde estaba, es que para haberse fugado del mismo, que si bien es de alta seguridad, también tiene módulos que no lo son tanto, tenía que haber participado muchísima gente. No hay forma de salir de ese lugar en todos los filtros que se tienen de revisión, que por muy oculto que fueras no hubiera la participación de mucha gente. Esperamos con las declaraciones que nos dé tener más claridad de quiénes son los que participaron.

—¿Ese es un compromiso del Presidente?

—Es una instrucción, es el compromiso y que sirvan las detenciones porque no solamente es el personaje; sino los efectos, las otras personas, los otros que estaban dentro de este cártel, entonces deben tener efectos secundarios.

—¿Cuánto podía seguir operando El Chapo y quién sigue?

—Venía operando sin ningún problema. Todos los sistemas tecnológicos le daban para poder seguir operando en la región particular noroeste, que es donde se le ubicó y donde particularmente tiene presencia, y en otros países por supuesto.

      “¿Quién sigue? Yo te diría, cuando me preguntan ‘¿sigue éste, que puede quedar en su lugar?’, o me dicen ‘cerca de Michoacán es éste o este otro’. Tenemos 122, llevamos 75, vamos por el resto, que nos va a permitir tener un panorama muy distinto en el tema de la inseguridad, en el tema del narcotráfico, en el tema de delitos que atentan contra la salud y por supuesto la economía del país.”

—Estas detenciones de los capos ¿cuánto disminuyen su poderío y cuánto significan un verdadero golpe al tráfico de drogas?

—No solamente es la detención, sino los efectos que pueda tener secundarios para bien, incluso para mal y nos estamos preparando para ambos. Para bien, para seguir con el desmantelamiento y para mal, en el sentido de que quieran formarse nuevos grupos y que afecten y que pudieran potenciar en lugar de resolver.

      “Nosotros no sólo estamos, y por eso es que no es sólo atrapar a este delincuente, sino hacia atrás se le había venido arrinconando en su movilidad territorial, en su movilidad económica; lo seguía haciendo, pero no de la misma manera.

       “El fin de semana pasado, el sábado, fue la captura; el domingo se capturó a un delincuente en Taxco, Guerrero, que es grandotote y que tenía que ver mucho con Tamaulipas en donde él actuaba, y mira, sin un disparo.”

—¿Qué opinión le merece la manifestación de ayer exigiendo la liberación de El Chapo en su estado?

—Mira, lo que tenemos es información de que no todos sabían a qué iban, que a algunos, yo creo que muchos, les pagaron. En tres municipios fueron alrededor de mil, mil 500 personas, niñas niños, mujeres por supuesto.

      “Creemos que gente del propio cártel de este delincuente está haciendo algunas acciones para influir en la opinión pública y que se le vea, como incluso se generaba antes, que no eran delincuentes sino que parecían personajes a los que había que parecerse. Mi único comentario es que hay gente que se le engañó para ir ahí y que incluso se le pudo hasta pagar y que lo que quieran hacer respecto en apoyo a este delincuente pues por supuesto que se van a topar con pared porque de nada servirá.”

—¿Se descuidó el año pasado el tema de la seguridad por el Pacto por México, por las Reformas que además salieron y salieron muy bien?

—No, por eso te explico que los números de enfrentamientos, de violencia, el número de fallecimientos dolosos, todo eso se disminuyó en el 2013. Los acuerdos no deben impedir los otros temas, los otros temas son tan importantes como los grandes acuerdos que se lograron en el país y vamos a estar pendientes.

­—Entonces duerme poco...

—Sí, duermo muy poco pero puedo hablarte del tema de mujeres, del de Protección civil, de casinos. Veo muchos temas y afortunadamente tengo esa oportunidad y lo trato hacer de lo mejor.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red