Buscan a socios y riqueza de ‘El Chapo’; reabrirán el caso de su fuga en 2001

Procederán contra su red de corrupción, incluidos funcionarios públicos, dijo el vocero presidencial

COMPARTIR 
26/02/2014 07:14 Redacción con información de EFE

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de febrero.- Tras la reaprehensión de Joaquín El Chapo Guzmán, el pasado sábado, el gobierno federal  busca capturar a sus socios, algunos de ellos ya identificados, y a funcionarios que lo ayudaron durante 13 años de fuga, aseguró Eduardo Sánchez Hernández, vocero de la Presidencia de la República.

En entrevista con Excélsior Televisión, dijo que se realizarán investigaciones exhaustivas sobre la red de corrupción y los bienes que acumuló desde que escapó del penal de Puente Grande en 2001. Reveló que también se reabrirá el caso en torno a su escape.

Si en este tiempo contó con la ayuda de algún funcionario público, procederemos con todo el rigor de la ley”, aseguró.

Sánchez Hernández explicó que El Chapo es parte de los 75 capturados de una lista de 122 personas señaladas como responsables de generar la violencia en el país.

 

Cazarán bienes  y cómplices del Chapo

El vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, aseguró que el gobierno de Enrique Peña Nieto buscará a los cómplices y asegurará los bienes de Joaquín El Chapo Guzmán, cabecilla del cártel del Pacífico.

El funcionario no descartó que las pesquisas saquen a la luz una red de complicidad, la cual puede incluir a funcionarios públicos de cualquier orden de gobierno, y advirtió que se procederá conforme a derecho.

En estos 13 años en los que esta persona (El Chapo Guzmán) estuvo en libertad y evadió la acción de la justicia, se hará una investigación exhaustiva para determinar si contó o no con la ayuda de algún funcionario público, de un servidor de algún orden de gobierno”, señaló el vocero de la Presidencia.

Indicó que se identificarán todos los bienes que logró acumular el capo a lo largo de estos 13 años, con la finalidad de proceder conforme a la ley señala en cuanto a los bienes asegurados a líderes de organizaciones delictivas.

Aseguró que las acciones del gobierno contra el narcotraficante y otros delincuentes van dirigidas e “intervenir, desde el punto de vista económico, en la riqueza de esos delincuentes” y a localizar “a sus cómplices, a sus redes de protección” para arrestarlos y procesarlos.

En entrevista para Excélsior Televisión, con Pascal Beltrán del Río, Eduardo Sánchez reveló que también se reabrirá la investigación sobre la fuga del capo del Penal de Puente Grande, Jalisco, ocurrida en 2001, para conocer las circunstancias en que se dio y establecer si contó con otros cómplices, además de las más de 70 personas que fueron detenidas en su momento.

Insistió en que las indagatorias se harán de manera sigilosa, con el fin de no entorpecer el proceso ni aportar datos que pudieran ser utilizados por la defensa del líder del cártel del Pacífico.

Dijo que, pese a que muchos de sus cómplices siguen en libertad, los trabajos de inteligencia nacionales ya tienen establecidos los patrones de conducta, y confió que con ello se conducirá a su captura.

Sobre la aparición de la imagen de El Chapo Guzmán ya capturado y con el torso desnudo que se difundió en el diario The New York Times varias horas antes de que en México se confirmara esta noticia, Eduardo Sánchez dijo desconocer quién la filtró o de qué manera se hizo, aunque puntualizó que no hay molestia del gobierno mexicano por este hecho.

Expuso que el gobierno decidió confirmar con pruebas periciales la identidad de El Chapo antes de dar a conocer la información, lo cual se dio alrededor de las 14:00 del sábado, a través de la cuenta de Twitter del presidente Peña Nieto.

Los generadores de violencia

El Chapo Guzmán fue identificado como uno de los 122 personajes generadores de violencia en el país, convirtiéndose en el número 75 en ser detenido por las autoridades federales, indicó Eduardo Sánchez.

Entrevistado por Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, el funcionario explicó que ésa fue la conclusión a la que se llegó luego de realizarse una investigación ordenada por el jefe del Ejecutivo.

Cuando Enrique Peña Nieto tomó posesión como Presidente ordenó que se hiciera un estudio para saber cuáles eran los factores que estaban generando violencia en el país desde diversos sectores, tanto en la familia como en la calles, esto arrojó la identificación de 122 personas que inciden en la violencia y una”, era Joaquín Guzmán, quien se suma a las 74 personas que han sido capturadas.

El vocero del Presidente señaló que el procedimiento para realizar las detenciones se ha hecho apegándose al respeto a la ley y los derechos humanos, esto, dijo,  es un elemento importante y fundamental “que ha permitido capturarlos con vida y ha evitado olas de violencia como reacción por parte del crimen organizado”.

Dijo que las declaraciones que se le atribuyen a El Chapo hechas durante su traslado sobre quiénes le proporcionaron apoyo para fugarse en 2001 y su responsabilidad en la muerte de tres mil personas, son mera especulación.

 

Investigan en Honduras propiedades del capo

El Ministerio Público de Honduras anunció que iniciará de oficio investigaciones para determinar si el narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán tiene bienes en ese país centroamericano.

El director de fiscales del Ministerio Público, Rolando Argueta, manifestó que las investigaciones a realizarse incluyen lavado de dinero, testaferros utilizados por el capo, ya que en la costa norte del país se han incautado haciendas y viviendas del cártel del Pacífico.

El Chapo fue recapturado el sábado pasado en Mazatlán, tras escaparse de una cárcel de alta seguridad en 2001 en México, buscó refugio en Centroamérica, de acuerdo con investigaciones periodísticas hondureñas.

Según estos reportajes, el capo se ocultaba en especial en Guatemala —donde fue capturado en 1993— y Honduras, en especial en el departamento de Copán, fronterizo con la nación guatemalteca.

A la par, Nicaragua consideró que la captura de El Chapo Guzmán, es un “golpe fuerte” al narcotráfico internacional, afirmó el vicepresidente, Omar Halleslevens.

Creo que efectivamente ese golpe que se ha dado en México hace un par de  días con la captura de este señor, conocido como El Chapo Guzmán, ha sido uno de los golpes fuertes que en los últimos tiempos se ha dado a lo que es este  delito del narcotráfico”, dijo Halleslevens a periodistas.

Guzmán está preso 13 años después de haberse fugado de una de las cárceles de máxima seguridad de México, y de mantenerse oculto dirigiendo “ese negocio grandísimo” que es el narcotráfico, agregó el funcionario  nicaragüense.

 Halleslevens es la primera  autoridad nicaragüense que se pronuncia sobre la detención de El Chapo, el narcotraficante que extendió sus redes en los países de Centroamérica.

— Agencias

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios