Fallan las cuentas a SFP, Sagarpa y SEP

En contraste, las dependencias con mejores resultados son Trabajo, CFE y Marina; tienen la mayor cantidad de auditorías con saldo “negativo”

COMPARTIR 
25/02/2014 05:57 Juan Carlos Rodríguez

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de febrero.- La Secretaría de la Función Pública (SFP), cuyo objetivo es combatir la corrupción y promover buenas prácticas de gobierno, está entre las dependencias federales con los peores expedientes contables, de acuerdo con el análisis de la Cuenta Pública 2012, dado a conocer por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Junto con esta dependencia —que en el último año de gobierno de Felipe Calderón era dirigida por Rafael  Morgan Ríos— están las secretarías de la Reforma Agraria (convertida hoy en Sedatu), de Economía, de Agricultura, de Gobernación, de Turismo y de Educación Pública,  las cuales no tienen una sola auditoría en la que sus cuentas hayan salido “limpias”.

En el extremo contrario, las dependencias con mejores manejos de sus finanzas públicas están la Secretaría del Trabajo, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Secretaría de Marina y Pemex Exploración y Producción.

Expendientes

La Función Pública fue objeto de cuatro auditorías durante 2012, pero ninguno de sus dictámenes fueron “limpios”: dos resultaron “con salvedad” y otros dos “negativos”. De éstos últmos, uno es el programa Mejora de Gestión y el otro es sobre Contratos de la Administración Pública para Adquisición de Bienes y Servicios.

En situación similar está la Secretaría de Agricultura, que en el último tramo del gobierno calderonista estuvo dirigida por Francisco Mayorga Castañeda.  De 14 auditorías practicadas por la ASF, ninguna resultó “limpia”: siete quedaron “con salvedad” y siete fueron “negativas”. Entre los rubros con malos resultados están el Programa de Sustentabilidad de los Recursos Naturales y el Programa de Prevención y Manejo de Riesgos.

Otra dependencia que no tuvo una sola evaluación “limpia” es la Secretaría de Educación Pública (SEP), la cual fue dirigida en el último año de Felipe Calderón por José Ángel Córdova Villalobos. De 18 auditorías, 11 tuvieron salvedades y siete resultaron “negativas”.

Entre los programas que la SEP no logró justificar con pulcritud el manejo de recursos están Escuelas de Calidad, Formación de Maestros de Educación Básica, Programa Nacional de Lectura, Equipamiento de Escuelas de Educación Básica  y Habilidades Digitales para Todos (programa que sustituyó a Enciclomedia, impulsado en su momento por el presidente Vicente Fox).

Otra dependencia federal que no obtuvo ninguna calificación positiva en sus auditorías es la Secretaría de Turismo, misma que en 2012 era encabezada por Gloria Guevara Manzo. De nueve auditorías practicadas por la ASF, seis tuvieron salvedades y tres arrojaron una calificación “negativa”.

Entre los rubros con mal manejo administrativo están Programas Regionales 2012 y Convenio de Coordinación en el Estado de Quintana Roo en Materia de Desarrollo Turístico.

En situación semejante está la Secretaría de Economía (SE), pues de ocho auditorías que le practicó la Federación, cinco tuvieron una calificación “negativa”, dos son salvedad y sólo uno resultó “limpia”.

Si a cada auditoría se le asignara un valor (10 al expediente “limpio”, 7.5 al resultado “con salvedad” y 5 al desempeño “negativo”), las dependencias peor calificadas serían Secretaría de la Reforma Agraria (con un promedio de 5.3), la Secretaría de Economía (6.25), Secretaría de la Función Pública (6.25), Secretaría de Agricultura (6.25), Secretaría de Educación Pública (6.5) y Secretaría de Turismo (6.6 de calificación).

Último año de Calderón

El pasado 20 de febrero, la ASF presentó los resultados del análisis de la Cuenta Pública correspondiente al último año del gobierno. El auditor Juan Manuel Portal alertó  de la presentación de 147 denuncias de hecho ante la PGR por presuntas irregularidades que constituyen delitos y que suman desvíos por 4 mil 300 millones de pesos.

Del total,  43 denuncias corresponden a recursos con subejercicios, desviados o no utilizados por las entidades federativas o municipios, y 104 a dependencias públicas. La ASF espera recuperar 10 mil millones de pesos que habrían sido mal empleados por estados y municipios, proceso ahora en marcha.

Entre las dependencias que tuvieron buenas notas en sus auditorías destaca el caso de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que fuera dirigida en 2012 por Antonio Vivanco Casamadrid y Jaime González Aguadé, pues de las 18 revisiones que practicó la ASF, 14 resultaron “limpias” y cuatro “con salvedad”.

Sobresale también el caso de la Secretaría del Trabajo, dirigida en 2012 por Rosalinda Vélez Juárez, pues de dos auditorías, las dos resultaron “limpias”. También sobresale el caso de la Secretaría de la Marina, encabezada entonces por Mariano Saynez, pues de auditorías, una tuvo salvedades y otra “limpia”.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) es una de las dependencias que respondieron a más auditorías durante 2012. Encabezada en ese entonces por el hoy canciller José Antonio Meade Kuribreña, la dependencia tuvo 28 revisiones a sus cuentas públicas, de las cuales 14 resultaron “limpias”, 12 tuvieron salvedades y sólo dos fueron “negativas”.

En esta situación están los Recursos Autorizados para la Atención de Desastres Naturales en el Estado de Tabasco y el Aprovechamiento de Infraestructura y Servicios de las Tecnologías de la Información.

Pemex Exploración y Producción obtuvo buenas calificaciones. De las 25 auditorías practicadas por la ASF, 14 fueron “limpias”, ocho resultaron con salvedades y tres fueron “negativas”.

Si a cada auditoría se le asignara un valor (10 al expediente “limpio”, 7.5 al resultado “con salvedad” y 5 al desempeño “negativo”), las dependencias mejor calificadas serían Secretaría del Trabajo (10), CFE (9.4), Marina (8.7), Pemex Exploración y Producción (8.6), Hacienda (8.5) y Pemex Petroquímica (8.5).

Indagarán errores en programas sociales

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, expuso que en su dependencia “están tratando de atender” e investigar errores en programas sociales y de vivienda que podrían rebasar los 200 millones de pesos, operados por la entonces Secretaría de la Reforma Agraria y el Fonhapo durante el ejercicio fiscal 2012.

“Hay un monto observado superior a los 200 millones de pesos, estamos todavía en la parte de presentar toda la información correspondiente”, detalló el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.   

En una breve declaración, al inaugurar ayer el foro Tercer Intercambio Internacional de Gobernanza de la Tierra –donde participan representantes de los gobiernos de Argentina, Brasil y Uruguay-, agregó que fue la Auditoría Superior de la Federación (ASF) que detectó estas anomalías que costaron al erario público.

“En el tema de vivienda, por ejemplo, hay muchos  casos donde la ubicación de la vivienda no corresponde a donde se hicieron las presuntas obras. En otros casos se trata que el beneficiario no corresponde a donde se hicieron las obras, en otros casos no hay la obra que se dice que se hizo”, declaró a pregunta expresa.

Relacionadas

Comentarios