La Unicef reprueba uso de niños en autodefensas

En el Congreso de la Unión exigen al gobierno federal atender el caso de Kika; vocero de civiles armados desconocía caso de menor

COMPARTIR 
14/02/2014 07:54 Redacción
Excélsior reveló la existencia de Kika, un niño de 14 años que dice es  un militar en las autodefensas de Tierra Caliente, Michoacán.
Excélsior reveló la existencia de Kika, un niño de 14 años que dice es un militar en las autodefensas de Tierra Caliente, Michoacán.

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de febrero.- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió a México evitar la participación de menores de edad en grupos armados como las autodefensas.

En un comunicado, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) hizo un llamado para que se adopten medidas para “minimizar el impacto de la violencia en los niños y adolescentes, prestando especial atención a su protección en contextos violentos”.

Excélsior reveló ayer la participación de un menor de 14 años, conocido como Kika, quien es parte de los grupos de civiles que cazan a Los Caballeros Templarios en Michoacán.

Sobre Kika, en el Congreso de la Unión condenaron el hecho y solicitaron a la Secretaría de Gobernación atender el caso.

Estanislao Beltrán Torres, vocero de los grupos de autodefensa en Michoacán, dijo desconocer la participación del menor. “Vamos a investigar, porque en lo personal estoy en contra de que sean portadores de armas”, explicó.

Congreso condena uso de niño soldado 

Demanda se investigue la participación del menor en el conflicto en Michoacán; solicita a Gobernación intervenir y rescatar a Kika.

El Congreso de la Unión condenó que las autodefensas permitan la participación de infantes en las incursiones contra Los Templarios.

La Comisión Especial de los derechos de la Niñez y la Adolescencia del Senado dará seguimiento al caso de Kika, el niño de 14 años integrante de las autodefensas de Antúnez, Michoacán, que porta un rifle calibre AR-15 para matar a los integrantes de Los Caballeros Templarios.

Lucero Saldaña, secretaria de la Comisión Especial, explicó que es grave que las autodefensas permitan la participación de un menor de edad en tareas que implican el uso de armas de fuego y conminó a las autoridades del DIF y de la Secretaría de Gobernación a atender este caso, pero además investigar si hay más menores de edad involucrados en armas en el estado.

En entrevista, Lucero Saldaña, quien también es secretaria de las comisiones de Derechos Humanos y Contra la Trata de Personas, recordó que la reciente reforma integral a la ley que combate la trata de personas tipifica en este delito el reclutamiento de menores en grupos que los lleven a participar en conflictos armados.

La senadora priista explicó que es necesario conocer a detalle la realidad que vive Kika; si tiene padres, dónde vive; por qué dejó de ir a la escuela, quién se hace cargo de su custodia en su incursión en un grupo de autodefensas, pero es preciso que se intervenga de inmediato, porque las leyes actuales trazan como una obligación de todos los niveles de gobierno velar por el interés supremo de la niñez.

Excélsior reveló ayer la existencia de Kika, un niño de 14 años que dice es un militar en las autodefensas de Tierra Caliente, Michoacán, porque está harto de la violencia que generaron Los Templarios en la zona y quiere cooperar con los adultos a erradicar a este grupo delictivo.

Lucero Saldaña informó que desde la Comisión Especial dará seguimiento al caso, porque México está comprometido con salvaguardar el buen desarrollo de la niñez, y el involucramiento de un menor en el conflicto de Michoacán le genera una serie de daños en su desarrollo; “él, como todos los niños en México, tiene el derecho a contar con las mejores condiciones para vivir, para estudiar, para tener salud; reclutarlo en un grupo armado violenta ese derecho y es preciso que se tomen medidas inmediatas para protegerlo”.

Añadió que el caso debe ser atendido por el gobierno de Michoacán, pero como actualmente es la Federación la que tiene el control del operativo para restablecer la seguridad y la paz en la entidad, sin duda las autoridades del DIF y de la propia Secretaría de Gobernación deben intervenir para protegerlo.

“Independientemente del odio que él dice manifestar hacia quienes en algún momento lo agredieron, al margen de que él exprese su deseo de mantenerse en una camioneta, portando un rifle y buscando venganza, es responsabilidad de las autoridades asegurarse que tenga otras oportunidades”, expuso la legisladora.

En la Cámara

La presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez en la Cámara de Diputados, Verónica Juárez Piña, afirmó que es responsabilidad del Estado garantizar que la población infantil y adolescente asista a la escuela y quede al margen de la violencia.

La diputada federal por el PRD impulsa, junto con la presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas, la panista Eufrosina Cruz, un punto de acuerdo para que los gobiernos federal, estatales y municipales se comprometan a preservar los derechos de los niños y de los adolescentes pertenecientes a comunidades con expresiones de autodefensas.

  “Los niños como Kika, quien manifiesta odio hacia quienes en algún momento lo violentaron, deben saber que tienen derecho a otro tipo de oportunidades. Por supuesto una es la escuela, pero también el desarrollo de diversas habilidades que le pueden proporcionar un mejor tipo de vida a la que ahora tiene”, expuso la legisladora por Jalisco.

  “Los niños y los adolescentes como él tienen que estar en la escuela. Y nosotros no dejaremos de insistir –aunque como en el caso de él se negaran—a que lo hagan porque es obligación del Estado ofrecer esa oportunidad”, planteó Juárez Piña.

Alertó la perredista de la situación emocional de vulnerabilidad en la que se encuentra dicha población.

En entrevista para Excélsior Televisión con Pascal Beltrán del Río, la presidenta de la Comisión de la Niñez de la Cámara de Diputados afirmó que el Estado mexicano no ha cumplido con los tratados internacionales que establecen una edad mínima de 15 años para que un menor pueda hacer uso o portar un arma.

Se refirió a los casos de Édgar, El Niño sicario, y más recientemente, del niño autodefensa michoacano conocido como Kika.

Lamentó que a través de esas historias quede en evidencia la falta de atención que ha mostrado el gobierno para evitar que los menores de edad sean cooptados por los grupos de autodefensa o por el crimen organizado.

Derechos de niños

México ratificó la Convención sobre los Derechos de los Niños, que impide usar a menores en conflictos armados.

PROTECCIÓN Y CONVENCIONES

  • Convención sobre los Derechos del Niño.  Exhorta a visibilizar con mayor fuerza a los millones de niños, niñas y adolescentes que en todos los países y en todos los niveles de la sociedad son víctimas de la violencia, que continúa pasando desapercibida y sin denunciarse.
  • La violencia contra los niños adopta muchas formas, incluyendo la violencia doméstica, el asalto sexual y las prácticas disciplinarias severas, y a menudo se produce en situaciones de guerra y conflicto. Puede causar daños físicos y daños sicológicos en los niños.
  • La Convención sobre los Derechos del Niño es el primer instrumento internacional que establece que todas las niñas, niños y adolescentes, sin ninguna excepción, tienen derechos. Su cumplimiento es obligatorio para todos los países que la han firmado, incluido México, que la ratificó en septiembre de 1990. En ella se especifica que todas las niñas, niños y adolescentes tienen el derecho a sobrevivir, crecer y ser protegidos contra toda forma de violencia.
  • El artículo 133 de la Constitución considera a la Convención de los Derechos de los Niños como norma de derecho, y el artículo 4º incluye un párrafo que los eleva a rango constitucional.
  • El artículo de la Constitución: “En todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral. Este principio deberá guiar el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez.
  • La Convención de Ginebra prohíbe el reclutamiento, así como la participación en hostilidades, directa e indirectamente, para niños menores de 15 años.
  • Reclutar o alistar a niños menores de 15 años en las fuerzas armadas nacionales o utilizarlos para participar activamente en las hostilidades constituye también un crimen de guerra con arreglo al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (artículo 8).

NIÑOS EN GUERRAS

  • Durante el transcurso de los últimos diez años, se estima que más de un millón de niños han fallecido en conflictos armados.
  • Las fuerzas y los grupos armados han reclutado o utilizado a decenas de miles de niños en al menos 18 países de todo el mundo.
  • Siria. Más de 11 mil niños han muerto en Siria desde el inicio del conflicto en el país hace más de dos años y medio, muchos de ellos por ejecuciones sumarias o abatidos por francotiradores.
  • Uno de cada cuatro niños perdió la vida por fuego de armas pequeñas, con casi 800 de ellos ejecutados y casi 400 atacados por francotiradores. Se informó que más de 100 de ellos, incluyendo a algunos bebés, fueron torturados. Naciones Unidas (ONU) estima la cifra total de muertos en el conflicto sirio en más de 100 mil.
  • Sierra Leona. La ONU informó en 1999 que los niños de Sierra Leona han sufrido de forma increíble durante los ocho años de guerra. Muchos han sido mutilados deliberadamente y han visto cómo les cortaban brutalmente las extremidades. Sólo en enero de 1999, se secuestraron a más de cuatro mil durante la incursión del FRU y el Consejo Revolucionario de las Fuerzas Armadas (CRFA) en Freetown. Se calcula que 60% de las víctimas son niñas y, según parece, la gran mayoría sufrió abusos sexuales. Más de 10 mil niños han servido como soldados en los tres grupos combatientes principales, el FRU, el CRFA y las Fuerzas de Defensa Civil.
  • Rwanda. Según un informe de la ONU de 1997, se desmovilizó a  dos mil 63 niños soldados. En otro informe de 1999 de las personas asesinadas, estimadas en 800 mil, 300 mil eran niños. Se calcula que actualmente hasta 375 mil niños carecen de acceso a la educación.
  • Más de 84% de los niños han sufrido la muerte de algún familiar; más de 52% han quedado huérfanos de madre, más de 62% se han quedado sin padre y más de 76% han perdido a un hermano. 
  • Más de 95% de los niños han sido testigos presenciales de actos de violencia, casi 70% han presenciado una matanza y 31% han presenciado violaciones. Se estima que   20% de la población infantil está gravemente traumatizada.

Unicef exige evitar participación de infantes

Defensores en derechos humanos advierten que reclutar a menores es un delito internacional tipificado por La Haya.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) recomendó evitar la participación directa de infantes en los grupos de autodefensa.

El organismo hizo un llamado para que se adopten las medidas necesarias para “minimizar el impacto de la violencia en los niños, niñas y adolescentes prestando especial atención a su protección en contextos violentos”.

Interrogados sobre el caso de Kika, el niño de 14 años que forma parte de los grupos de autodefensa en Antúnez, las autoridades del organismo internacional respondieron que es necesario asegurar una protección especial de los niños y adolescentes a fin de evitar su utilización por el crimen organizado para desempeñar o apoyar en el desempeño de actividades ilícitas, así como para evitar su participación directa en los grupos de autodefensa.

Llamó a vigilar la cobertura informativa del casos, debido a que la exposición pública “revictimiza” a la persona agredida, y afecta a su familia y a su comunidad.

“La exposición pública de los niños, las niñas y los adolescentes les coloca en una situación vulnerable frente a la difamación, la estigmatización y el riesgo de ser etiquetados, y de que se les perpetué como víctimas o agresores, esto cobra especial relevancia en situaciones de vulnerabilidad como cuando se ven involucrados en un delito, ya sea como víctimas, testigos, o acusados de su comisión”, explicó en un comunicado.

Por su parte, Daniel Joloy, coordinador del área de incidencia internacional de la Comisión de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), advirtió que el reclutamiento de menores para participar en conflictos armados es un crimen internacional tipificado en la Corte Penal Internacional.

En entrevista, explicó que la responsabilidad de la participación de un menor en enfrentamientos armados recae tanto en autoridades gubernamentales como en los ciudadanos que permiten o provocan este tipo de conductas.

“Este tipo de crímenes internacionales aplica para todos por igual y conlleva una responsabilidad internacional tanto de actores estatales como no estatales.”

Recordó que es una obligación del Estado garantizar que lo menores no participen en hechos violentos sobre todo en el marco de un conflicto como que el que aqueja a Michoacán.

“México ya ha suscrito varios tratados internacionales que exigen garantizar los derechos de los niños, en particular el protocolo de la Convención sobre los Derechos del Niño”, señaló.

Vocero autodefensa rechaza que menores porten armas

Estanislao Beltrán Torres, coordinador y vocero de los grupos de autodefensa de Michoacán, dijo comprender que hombres y mujeres de todas las edades se quieran integrar al movimiento, pero no avaló que menores de edad porten armas.

“No podemos evitar que la gente se quiera manifestar de cualquier edad, lo que sí nosotros estamos en contra es que la gente menor tenga un arma y, en ese sentido, nosotros estamos muy al pendiente de que no sea así”, expresó.

Indicó que menores de edad los apoyan llevando algunos alimentos y agua a los autodefensas, siempre y cuando no sean puntos considerados de riesgo para los infantes,  “nosotros no permitimos que vayan niños a las barricadas no, sí hay población joven en el movimiento, pero son mayores de 17 años”.

Cuestionado sobre el caso de Kika, un niño de 14 años integrante de las autodefensas en Antúnez, municipio de Parácuaro, quien porta un  rifle calibre 223, AR-15 de culata recortada, Estanislao Beltrán dijo desconocerlo, pero aseguró que tomaría cartas en el asunto, “vamos a investigar, porque en lo personal estoy en contra de que sean portadores de armas, pueden apoyar de otra forma como ya se lo mencioné”.

Lamentó que en la zona de Tierra Caliente se hayan vivido años de violencia y los más pequeños de las familias fueran testigos o víctimas de las acciones del crimen organizado. 

Reconoció que cuando ocupan una nueva comunidad convocan a la población en general para explicarles sobre el movimiento de las autodefensas,  “cuando se pide al pueblo un apoyo como en el caso que nos quisieron afectar que el gobierno nos quería desarmar acudió toda la gente, llegaron familias enteras con niños, pero sólo en ese tipo de ocasiones”.

Sobre la participación  de menores de edad en las filas de los comunitarios, el presidente municipal de Apatzingán, Uriel Chávez Mendoza, opinó que la Federación deberá ser la que esté al pendiente de este tipo de casos, “yo creo que ahí mis respetos, la Policía Federal se está haciendo cargo de esta situación cada vez que siempre los acompañan para que no cometan un acto delictivo ellos mismos”, apuntó el edil.

Llegan a otro pueblo

Los grupos de autodefensa asentados en La Huacana, municipio de Tierra Caliente, avanzaron hasta la comunidad de Cupuán del Río, único sitio donde no tenían presencia. Despojaron de otro espacio a Los Templarios y así se acercan a Tumbiscatío demarcación identificada como el principal espacio de Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder máximo del cártel michoacano.

Cupuán del Río es un poblado ubicado a 20 kilómetros de Cuatro Caminos, apenas el 12 de enero pasado sus habitantes se manifestaron contra los civiles armados y el mediodía de ayer fueron testigos de la incursión de 200 hombres que portaban  rifles de asalto.

La llegada de los grupos de autodefensa a esta comunidad donde viven menos de mil personas, estuvo acompañada por elementos de la Policía Federal; la mayoría de quienes “tomaron” este pueblo provenían de Zicuirán y Nueva Italia; convocaron a hombres y mujeres a reunirse en un plazuela para explicarles el motivo de su arribo.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios