Despiden a 500 maestros faltistas; la sanción es irrevocable: SEP

Emilio Chuayffet informó que en todo el país hay 500 profesores cesados por faltar tres días a clases seguidos o en un lapso de un mes

COMPARTIR 
08/02/2014 06:29 Lilián Hernández
El titular de la SEP, Emilio Chuayffet, dijo que los docentes cesados pueden recurrir al Poder Judicial, pero que la Secretaría no va a revocar los despidos. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de febrero.- Emilio Chuayffet, secretario de Educación Pública, dio a conocer que más de 500 profesores del país fueron cesados en los últimos dos meses y medio por faltar a clase en tres ocasiones seguidas, sin justificación.

Después de la inauguración del primer Foro Regional sobre Educación Básica, en el marco de la Consulta Nacional para la Revisión del Modelo Educativo, el funcionario recordó que, como lo establece la Ley General del Servicio Profesional Docente, “las sanciones no son revocables. Terminó su relación laboral con la secretaría”.

Al explicar que los gobiernos estatales, a los que no identificó, fueron los que promovieron los despidos, dijo que los profesores cesados podrán recurrir ante el Poder Judicial.

“El maestro tiene derecho a la protesta como cualquier ciudadano y puede ejercerla con plenitud, excepto cuando deja a los niños sin clase”, expuso Chuayffet.

 

La SEP despide a  500 faltistas

Emilio Chuayffet Chemor, secretario de Educación Pública, informó que en los últimos dos meses y medio en todo el país han cesado a más de 500 profesores, quienes por asistir a marchas o mítines faltaron a clases tres días seguidos o en un lapso de un mes.

Como lo establece la Ley del Servicio Profesional Docente, en vigor desde septiembre de 2013, los maestros faltistas fueron despedidos después de tres días de ausencia en sus aulas, por lo que su contrato laboral con la SEP concluyó y es irrevocable, aunque aún pueden impugnar ante el Poder Judicial.

Al término de la inauguración del primer Foro Regional sobre Educación Básica, en el marco de la Consulta Nacional para la Revisión del Modelo Educativo, Chauyffet Chemor reiteró que no se puede revocar el despido, pero que estos actos se pueden impugnar ante el Poder Judicial.

“El maestro tiene derecho a la protesta, como cualquier ciudadano, y puede ejercerla con plenitud, excepto cuando deja a los niños sin clases. En ese caso está resolviendo su derecho a la protesta, pero conculcando el derecho de los niños a ser educados, es decir, nulificándolo. Eso no es permisible, y ahí hay sanción”, afirmó el funcionario federal.

Tras aclarar que los gobiernos estatales fueron los que aplicaron las sanciones administrativas que concluyeron en despidos, estableció que la SEP también ha cumplido su responsabilidad, aunque algunos digan lo contrario.

“Siempre encuentro algunas personas diciendo ‘él se está lavando las manos’, no me estoy lavando las manos; hay un acuerdo que obliga a los gobiernos estatales”, aclaró el titular de la SEP al explicar que las entidades tienen la obligación de levantar las actas administrativas porque tienen la autoridad administrativa y operativa de la educación.

Aunque el secretario no detalló en qué entidades radican los maestros despedidos, informó que “la sanción ya se está aplicando en el país. Más de 500 personas han sido cesadas y muchos han sido apercibidos de que si llegan a las tres faltas, la relación laboral termina”.

Enfatizó que “las sanciones no son revocables, lo digo con toda firmeza y, en todo caso, es a través de una autoridad judicial como pueden combatirse, como usted y yo podemos ir a un juez a impugnar una decisión que creemos que nos causa perjuicio sin estar fundada. Eso lo puede hacer cualquier mexicano, pero evidentemente la autoridad administrativa, una vez que pronuncia su decisión no la va a revocar”, aseveró.

Dijo también que las actas administrativas van cambiando día a día y lamentó que ese proceso ocurra, y estableció que 500 maestros representan un ínfimo porcentaje respecto del número de docentes que hay en el país, porque “la inmensa mayoría de los maestros es gente que trabaja, que resuelve su labor en el aula, que alienta con el conocimiento el impulso vital de nuestros alumnos. Los buenos maestros son una gran mayoría”, aclaró.

“Fin a plazas de recomendados”

Al inaugurar el primer Foro Regional sobre la Consulta Nacional para la Revisión del Modelo Educativo, efectuado en la Escuela Nacional de Maestras de Jardín de Niños, Chuayffet Chemor aseguró que es la hora de la educación en México, la cual representa una ventana de oportunidades que no se puede desaprovechar.

Dijo que éste es el momento de dejar intereses personales, sobre el propósito de construir un sistema robusto de educación y caminar juntos para diseñar el mejor modelo educativo.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) previamente rechazó participar en tales foros, por lo que el titular de la SEP comentó ayer que respeta esa decisión, aunque la Secretaría abrió las puertas a todos, “incluso para que todo mundo viniera a opinar en contra, pero bueno cada quien hace lo que personalmente ve correcto”.

El secretario también insistió en que además de despedir a los maestros faltistas, las designaciones de plazas por recomendación, influencias o compra serán nulas, porque la Reforma Educativa así lo dicta, la cual también establece que antes del 12 de marzo todas las entidades tendrán que armonizar sus leyes educativas locales con la legislación federal, para acatar lo que dispone el artículo tercero de la Constitución Política.

Chuayffet remarcó que la reforma sólo puede triunfar con la participación de todos y dejó en claro que hacer estas consultas no implica renunciar a la responsabilidad de la rectoría del Estado ni a escuchar, dialogar, aprender y conocer de la opinión de quienes en el aula tienen a su cargo una de las mayores funciones sociales.

La Reforma Educativa, dijo, “en términos sencillos significa que por primera vez la educación con calidad y con equidad se volvió una meta constitucional explícita”.

Base legal

El artículo 76 de la Ley General del Servicio Profesional Docente, vigente desde septiembre pasado, fundamenta el despido de los profesores y personal de apoyo faltistas.

  • El Diario Oficial de la Federación publicó el 11 de septiembre de 2013 esta ley, que en su artículo 76 dice textualmente.
  • “Con el propósito de asegurar la continuidad en el servicio educativo, el servidor público del sistema educativo nacional, el personal docente y el personal con funciones de dirección o de supervisión en la educación básica y media superior que incumpla con la asistencia a sus labores por más de tres días consecutivos o discontinuos, en un periodo de 30 días naturales, sin causa justificada, será separado del servicio sin responsabilidad para la autoridad educativa o para el organismo descentralizado, y sin necesidad de que exista resolución previa del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje o sus equivalentes en las entidades federativas, aplicando para ello el procedimiento previsto en el artículo 75 de esta Ley.
  • “Lo anterior, sin perjuicio del derecho del interesado de impugnar la resolución respectiva ante las instancias jurisdiccionales que correspondan.”

 

Vamos a sacudir el árbol: Chuayffet

Antes de abordar su camioneta blanca, el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chenmor, fue abordado por algunos profesores que le mostraron su beneplácito por haber llegado a la SEP y encargarse de retomar la rectoría de la educación, pues ya llevaban mucho tiempo esperando que surgiera este cambio.

Ante la congratulación de los maestros con el titular de la SEP, éste les respondió que “ahora vamos a sacudir el árbol”, porque maestros, padres y autoridades van a trabajar en conjunto tomando en cuenta a los docentes que sí están en las aulas cumpliendo su labor en la enseñanza.

En medio de las felicitaciones al funcionario, una de las docentes que se acercó le dijo en voz alta: “Usted es una esperanza para la educación”, porque ha dado muestra de que motiva a los profesores y “es un estímulo para el maestro que se empiece a trabajar realmente, porque ya tiene tiempo que no se hacía”, exaltó la maestra mientras estrechaba la mano del secretario.

El titular de la SEP se dijo convencido de que el desarrollo profesional docente constituye la única posibilidad real de mejorar la educación básica.

Por tal motivo, debe analizarse la manera en que se asegurará la construcción en cada plantel de un colectivo sólido de maestros que cuenten con una oferta formativa adecuada a sus necesidades.

Además, la escuela básica debe prepararse y rediseñarse para dar cabida a todos, con independencia de sus características étnicas, sociales, económicas o personales, subrayó el secretario  federal de Educación Pública.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios