Frenan amenaza a viñedos de Baja California

Revierten el cambio al uso de suelo en el Valle de Guadalupe, donde se produce 70% de los vinos de mesa

COMPARTIR 
07/02/2014 05:54 Arturo Salinas/ Corresponsal
Se pretendía modificar el uso de suelo de La Ruta del Vino para construir fraccionamientos de lujo y convertir la zona en pueblo mágico.
Se pretendía modificar el uso de suelo de La Ruta del Vino para construir fraccionamientos de lujo y convertir la zona en pueblo mágico.

TIJUANA, 7 de febrero.— Un acuerdo de cabildo tomado por regidores del gobierno entrante de Ensenada invalidó el reglamento de uso de suelo de La Ruta del Vino, el cual permitía la construcción de fraccionamientos residenciales en la principal zona vitivinícola del país, ubicada en el Valle de Guadalupe, donde la escasez de agua ponía en jaque a los productores.

El reglamento había sido aprobado en la última sesión de cabildo del gobierno del exalcalde Enrique Pelayo, quien concluyó funciones el pasado 30 de noviembre.

El reglamento que modificaba el uso de suelo en el Valle de Guadalupe, donde se produce 70% de los vinos de mesa que se consumen en el país, le abría la puerta a las constructoras para edificar fraccionamientos residenciales dirigidos al mercado extranjero y a la clase alta interesados en adquirir una casa de campo, donde el problema es la escasez de agua.

La propuesta incluso era de modificar el uso de suelo, con el fin de hacer del Valle de Guadalupe un pueblo mágico y que atrajera más turismo ya que, de acuerdo con los exregidores que formaron parte de dicho gobierno, como Raymundo de la Mora, actualmente dicho valle sólo beneficiaba a unas cuantas empresas productoras.

Rodeado por montes y cerros, el Valle de Guadalupe se ha convertido en un atractivo turístico, donde la llamada Ruta del Vino cruza por los campos vinícolas de las casas productoras como Domecq y Santo Tomás hasta las regionales como Vinos La Cetto o Monte Xanic y una amplia gama de marcas artesanales que han surgido en los últimos años.

En sesión de cabildo celebrada por los integrantes del XXI ayuntamiento de Ensenada, los regidores aprobaron en forma unánime revocar el llamado Programa Sectorial de Desarrollo urbano aprobado el 7 de noviembre por la pasada administración que encabezó el exalcalde Enrique Pelayo.

La regidora ensenadense María Verónica Hernández, autora de las iniciativas de anulación, fue la encargada de anunciar dicha acción, así como la del reglamento de zonificación de los valles vitivinícolas.

Las iniciativas contenidas en el dictamen 004/2014 fueron presentadas por la edil Hernández Valdez, coordinadora de la Comisión de Gobernación y Legislación, como resultado de los trabajos previamente realizados por los regidores integrantes de dicha comisión.

Con ello se deja sin efecto el dictamen 74/2013 de la Comisión de Gobernación y la legislación emitida por el XX ayuntamiento de Ensenada en sesión extraordinaria de cabildo, de extrema urgencia de fecha 7 de noviembre de 2013, relativo a la normatividad en materia de desarrollo urbano del Valle de Guadalupe.

Hernández recordó que el Reglamento de Zonificación de los Valles Vitivinícolas no ha sido publicado en el Periódico Oficial del estado, por lo que únicamente se deja sin efecto y se evita su entrada en vigor.

Mencionó que uno de los puntos resolutivos del dictamen ordena al cabildo emprender un proceso de revisión y/o modificación del reglamento de los valles vitivinícolas, trabajos que se llevarán a cabo en conjunto con vitivinicultores y profesionales especializados en la materia.

Hasta hace dos meses, el cabildo entrante de Ensenada había advertido que no derogaría el reglamento del Valle de Guadalupe, un anuncio que levantó una serie de protestas entre el sector vitivinicultor en la pasada administración municipal, sino que sería revisado, informaron autoridades del ayuntamiento ensenadense.

El acuerdo tomado por el gobierno que terminó sus funciones el pasado 30 de noviembre de 2013 causó protestas entre los representantes de diversos sectores empresariales de Ensenada que advirtieron que se afectaría seriamente la producción de vinos del área.

Rechazo

Los productores anunciaron su rechazo al cambio de uso de suelo de los viñedos que, por decenas de años, producen vino de mesa para todo el país:

Las casas productoras habían anunciado la cancelación de las llamadas Fiestas de la Vendimia, que se celebran en el inicio de la cosecha de la uva destinada a la producción de los vinos, durante agosto y que son organizadas por la Asociación Civil Pro Vino, la cual declaró personas non gratas al ex alcalde Enrique Pelayo y a los 12 regidores que integraron el cabildo anterior, según publican en los sitios web http://www.provinoac.org/comite.php y http://www.fiestasdelavendimia2013.com.

Relacionadas

Comentarios