Iris: no debo nada, que me investiguen; senadora del PRD se presenta en la PGR

La legisladora implicada con Los Caballeros Templarios pide licencia, pero conserva el fuero

COMPARTIR 
07/02/2014 08:51 Leticia Robles de la Rosa

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de febrero.- Iris Vianey Mendoza, senadora perredista por el estado de Michoacán, solicitó licencia a su cargo por 30 días para que la PGR la investigue por presuntos nexos con el grupo delictivo de Los Caballeros Templarios.

Un día después de que José Manuel Mireles, uno de los líderes de las autodefensas, la acusara de estar relacionada con el cártel michoacano, anunció su separación “para trasladarme a la Procuraduría General de la República (PGR) para ponerme a disposición de esta instancia para que se investigue y no se diga que me amparo bajo el fuero constitucional. No tengo de qué avergonzarme”.

Sin embargo, “técnicamente no” pierde el fuero, dijo el coordinador de los senadores del PRD, Luis Miguel Barbosa, al ser consultado sobre la legisladora.

Por la tarde, Jesús Murillo Karam, procurador general de la República, recibió a Mendoza, acompañada por Barbosa y por el priista Raúl Cervantes, presidente del Senado, entre otros.

En días recientes fueron difundidas fotos de la legisladora con Melissa Plancarte, hija de uno de los líderes de los templarios.

Pide licencia Iris Vianey Mendoza “para que me investigue la PGR”

Asegura que el permiso  por 30 días será para “limpiar su nombre” y “no se diga que su investidura la protegió”.

Acusada de estar relacionada con integrantes del grupo criminal Los Caballeros Templarios, la perredista michoacana Iris Vianey Mendoza solicitó al Senado un mes de licencia, para que la Procuraduría General de la República (PGR) la investigue.

Sin embargo, de acuerdo con la resolución 3447/45 de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la autorización de la licencia otorgada por el pleno del Senado no le quita la inmunidad procesal de la que goza por el llamado fuero legislativo; sólo un juicio de procedencia puede quitarle este privilegio constitucional.

Ayer, después de que el miércoles José Manuel Mireles, uno de los dirigentes de las llamadas autodefensas de Michoacán, la acusara de ser parte de Los Caballeros Templarios, Iris Vianey Mendoza solicitó licencia; presentó una denuncia contra Mireles en la PGR, acompañada por el presidente del Senado, Raúl Cervantes, ya que la institución también presentó una denuncia, y propuso un punto de acuerdo para que el pleno se una a su petición de investigarla para limpiar su nombre.

Desde la tribuna, Iris Vianey, quien era secretaria de la Mesa Directiva, anunció su separación de su cargo como senadora de la República, “ya que he redactado un documento dirigido a la Mesa Directiva donde solicitó una licencia temporal por un periodo de 30 días. Esto para trasladarme, en unos momentos más, a la Procuraduría General de la República para ponerme a disposición de esta instancia para que se investigue y no se diga que me amparo bajo el fuero constitucional”.

Conserva el fuero

Pero el 28 de febrero de 1946, en la resolución 3447/45, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) acordó que un legislador no pierde el fuero por el hecho de tener una licencia aprobada por el pleno de su Cámara; sólo la renuncia al cargo o el juicio de procedencia puede retirar esta inmunidad procesal, pues la licencia lo mantiene como senador de la República o diputado.

La decisión de la Primera Sala, asumida con el voto de cuatro ministros y la disidencia del ministro José Rebolledo, se originó por la petición de amparo interpuesta por el entonces diputados federal Carlos A. Madrazo, a quien se le siguió un juicio penal y se declaró culpable cuando estaba en licencia de su cargo, pero la Corte concedió el amparo, porque la licencia no le elimina la inmunidad procesal, de acuerdo con la explicación que consta en el histórico del Semanario de la Suprema Corte de Justicia.

Asume responsabilidad

Interrogado sobre la efectividad de solicitar licencia, el coordinador de los senadores del PRD, Luis Miguel Barbosa, aceptó que “técnicamente” no pierde el fuero; “hay casos muy públicos de cómo se desahoga, pero sus funciones legislativas cesan por el espacio que dure la licencia y la autoridad tendrá muchas más posibilidades de desahogar cualquier circunstancia, con un legislador, con una senadora sin licencia que en ejercicio de sus funciones”.

Barbosa Huerta explicó que las decisiones asumidas, de pedir al pleno que exhorte a la PGR a investigar a Mendoza Mendoza; de que el propio presidente del Senado, Raúl Cervantes presente una denuncia de hechos y de que ella pidiera licencia tienen el propósito de demostrar que se enfrenta el problema.

“Aquí hay un asunto de dar la cara y de que la autoridad ejerza su función investigadora y determinadora de posibles hechos ilegales de manera plena o ¿qué se esperaba que no se diera la cara, que se ocultaran los hechos a través de la negociación para hablar de ellos con un fuero constitucional?

“(…) Puedo hasta compartir la necesidad de un juicio de desafuero aun cuando se tenga licencia, pero ésta es una forma de un juicio de desafuero aun cuando se tenga licencia, pero ésta es una forma de enfrentar las cosas con mucha claridad, y por eso nosotros le reconocemos la decisión y apoyamos la decisión de la senadora Iris Vianey”, dijo el líder de los perredistas en el Senado.

Suplente, lista

Olivia Corral Arriaga es la senadora suplente de Iris Vianey Mendoza, pero su arribo al pleno del Senado depende de los acuerdos asumidos por el grupo parlamentario que comanda Luis Miguel Barbosa y el presidente de la Mesa Directiva, Raúl Cervantes.

La licencia autorizada por el pleno del Senado a Iris Vianey Mendoza fue la culminación de cinco días de ataques constates a raíz de la aparición de una fotografía de ella junto con la llamada Barbie Templaria, hija de Enrique Plancarte, uno de los líderes de Los Caballeros Templarios, y después de ella y su hermano con dos hombres señalados como integrantes de este grupo criminal por parte de activistas michoacanos de redes sociales.

¿Sin fuero?

Los artículos que hablan sobre el fuero son los siguientes:

  • Artículo 61. Los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas.
  • El Presidente de cada Cámara velará por el respeto al fuero constitucional de los miembros de la misma y por la inviolabilidad del recinto donde se reúnan a sesionar.
  • Artículo 74. Son facultades exclusivas de la Cámara de Diputados:
  • V. Declarar si ha o no lugar a proceder penalmente contra los servidores públicos que hubieren incurrido en delito en los términos del artículo 111 de esta Constitución.
  • Conocer de las imputaciones que se hagan a los servidores públicos a que se refiere el artículo 110 de esta Constitución y fungir como órgano de acusación en los juicios políticos que contra éstos se instauren.
  • Artículo 111. Para proceder penalmente contra los diputados y senadores al Congreso de la Unión, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral, los consejeros de la Judicatura Federal, los Secretarios de Despacho, los diputados a la Asamblea del Distrito Federal, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, el Procurador General de la República y el Procurador General de Justicia del Distrito Federal, así como el consejero Presidente y los consejeros electorales del Consejo General del Instituto Federal Electoral, por la comisión de delitos durante el tiempo de su encargo, la Cámara de Diputados declarará por mayoría absoluta de sus miembros presentes en sesión, si ha o no lugar a proceder contra el inculpado. 
  • Si la resolución de la Cámara fuese negativa se suspenderá todo procedimiento ulterior...

La familia cierra cuentas en redes sociales

Los perfiles personales de Iris Vianey Mendoza en Facebook y Twitter desaparecieron —sólo existe una página sobre ella— luego de que el Senado de la República le otorgó 30 días de licencia para separarse de su cargo.

Los hermanos de la senadora Kenny y Manuel Mendoza también cerraron sus cuentas.

Ayer, en las redes sociales circuló información sobre presuntos vínculos de la familia con criminales.

El escándalo de la senadora se desató, tras difundirse una foto en la que aparece en una fiesta  con Melissa Plancarte, hija del Kike Plancarte, cabecilla de Templarios, y Lila Ceja, síndica del ayuntamiento de Apatzingán por el PRI.

Ante la difusión de la imagen la legisladora del PRD negó cualquier vínculo con el cártel.

Sin embargo, José Manuel Mireles, exvocero de los grupos de autodefensa de Michoacán, aseguró que la senadora michoacana tiene vínculos con ese grupo criminal.

Ante eso, la legisladora plurinominal y originaria de Apatzingán, señaló que “no necesitaba fuero para enfrentar las acusaciones” y solicitó una licencia y acudió ante la PGR.

Comentarios

Lo que pasa en la red