Irregulares, 72% de los circos revisados en 2013

La Profepa detectó maltrato animal, falta de registro ante la Semarnat y no acreditamiento de la posesión legal de ejemplares

COMPARTIR 
02/02/2014 02:24 Ernesto Méndez

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de enero.- En 72% de los circos mexicanos inspeccionados de enero a diciembre de 2013, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detectó irregularidades que van desde maltrato animal, no acreditar la legal procedencia de los ejemplares, falta de plan de manejo y hasta carencia de registro ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En 49 de los 68 circos visitados por la Profepa el año pasado se aseguraron alrededor de 80 ejemplares de vida silvestre, entre ellos la emblemática leona Morelia, que fue rescatada en el mes de marzo después de una campaña de denuncia que se volvió viral en redes sociales.

En una serie de reportajes publicados los días 29, 30 y 31 de marzo de 2013, Excélsior dio a conocer que Morelia, una hembra de león africano, sufrió durante 20 años abusos y maltrato en un circo que utilizaba el nombre de Daniel Atayde.

Morelia aparecía en el escenario junto al Guapísimo Tarzán, hombre de pelo largo y torso desnudo que llevaba consigo un garrote que dejaba caer con toda su fuerza sobre el cráneo de la leona con el fin de lograr su completa obediencia.

Cuando los inspectores federales llegaron por Morelia al municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, se encontraba flaca hasta los huesos, con laceraciones en la piel, desnutrición grave, deshidratación, atrofia en su pata derecha por descalcificación severa y la extracción que hicieron de sus garras, así como una cicatriz profunda en la parte frontal de la cabeza.

80 ejemplares aseguró la Profepa en inspecciones a circos en 2013.

Junto con la leona fueron aseguradas una hembra de tigre de bengala llamada Selva, una boa constrictor, bautizada como Boatriz, y Lisa, una mono araña con evidentes signos de tortura.

Después de diez meses y una vez concluido el procedimiento administrativo contra el llamado Circo Daniel Atayde, la Profepa informó que en este caso no se encontró ningún registro ante la Semarnat, por lo que el responsable del espectáculo, Gerardo Osorio González, tuvo que pagar una multa de 126 mil 312 pesos y su nombre fue inscrito en el Padrón de Infractores de Vida Silvestre para que en el futuro no pueda tramitar ningún tipo de permiso ante las autoridades ambientales.

De igual forma, los animales que eran de su propiedad cambiaron de estatus: de aseguramiento preventivo a decomiso definitivo, por lo que ahora el Bioparque de Convivencia Pachuca, donde fueron rehabilitados, tiene la posibilidad de enviar a la leona Morelia a un santuario de grandes carnívoros en Colorado, Estados Unidos, donde habitan felinos rescatados en México, víctimas de maltrato y abuso que eran explotados en circos o vivían hacinados en domicilios particulares.

Daniel Atayde, negro historial

En entrevista con Excélsior, Alejandro del Mazo Maza, subprocurador de Recursos Naturales de la Profepa, explicó que a lo largo de los años se han detectado varios circos Daniel Atayde, que es un personaje con apellido reconocido en el medio, que seguramente renta su nombre para atraer más público a las carpas, “algo que no está prohibido por la ley”.

Un caso específico ocurrió en junio de 2008, cuando en Hermosillo, Sonora, se aseguraron al “Circo Daniel Atayde” cuatro tigres, cuatro jaguares y un león porque en un primer momento los dueños no pudieron acreditar su legal procedencia.

Detalló que durante la investigación (PFPA/SON/64..1/0035-08) se pudo corroborar que el espectáculo contaba con registro ante la Semarnat, pero a nombre del Circo Carolina de Kenia, y que sólo se anunciaba como Daniel Atayde como estrategia de mercadotecnia.

En el periodo de presentación de alegatos y pruebas los responsables entregaron las facturas de compra de los ejemplares de vida silvestre en criaderos autorizados, por lo que al final se emitió una “resolución no sancionatoria”.

Recientemente el nombre de Daniel Atayde volvió a causar polémica, después de que el Comité Ciudadano por el Trato Ético a los Animales, con sede en Michoacán, denunció que el Zoológico Benito Juárez, de Morelia, vendió a un circo con aquel nombre un hipopótamo bebé, dos cachorros de tigre de bengala, una cría de léon africano y un bisonte por un “donativo” de 120 mil pesos.

Fotografías tomadas por activistas de la agrupación demuestran que el pasado 20 de enero, a las 11:00 horas, una camioneta con logotipos del Circo Daniel Atayde se presentó al lugar para llevarse a los ejemplares.

120 mil pesos pagó un circo por cinco animales, entre ellos un bisonte.

Ante el reclamo de la ciudadanía en Facebook y Twitter, la Profepa aclaró que la venta fue legal porque el Zoológico de Morelia cuenta con permiso de aprovechamiento de especies y que el trato se hizo con la empresa Magic Circus, que tiene registro ante la Dirección General de Vida Silvestre de la Semarnat (DGVS-PIMVS-0158 DF-09).

Luego de las indagatorias realizadas por este diario, se pudo establecer que el Magic Circus World, empresa que adquirió las crías, opera actualmente con el nombre de Daniel Atayde ofreciendo funciones en el Puerto de Acapulco, Guerrero.

El subprocurador de Recursos Naturales de la Profepa aseguró que este circo que ahora se anuncia como Daniel Atayde nada tiene que ver con el empresario que torturó durante 20 años a la leona Morelia y que según su base de datos, el Magic Circus no cuenta con antecedentes de inspección por parte de la autoridad.

Alejandro del Mazo Maza prometió que en breve se realizará una visita a este circo con el fin de verificar que haya un trato digno y respetuoso hacia los animales, además de que se vigilará que cuente con la infraestructura necesaria para atender a los ejemplares.

Dijo que en el hipotético caso que hubiera alguna irregularidad se podría asegurar a las crías y tal vez enviarlas al Zoológico de Morelia, como exigen ciudadanos que realizan manifestaciones para exigir el regreso del hipopótamo, los tigres, el león y el bisonte.

Aclaró que el hipopótamo que fue comercializado no tiene dos meses de nacido como denunciaron organizaciones de la sociedad civil, quienes advirtieron sobre el riesgo que corre la cría de morir por el “destete” tan temprano, el estrés al verse lejos de su madre y el cambio de alimentación.

La cría más pequeña de hipopótamo está en el Zoológico de Morelia, el ejemplar que vendieron nació en marzo de 2013, entonces tiene prácticamente 11 meses”, explicó.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente también respondió a algunos señalamientos de activistas que advirtieron que en la venta de los ejemplares se violaron las disposiciones de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) y el artículo 87 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA).

Precisó que para la comercialización de estos animales no se necesita un permiso CITES porque no cruzaron la frontera y se trató de un movimiento interno, mientras que en el tema de la LGEEPA, que establece que no se puede autorizar el aprovechamiento sobre poblaciones naturales de especies amenazadas o en peligro de extinción, excepto en los casos en que se garantice su reproducción controlada o el desarrollo de sus poblaciones, aplica cuando se trata de especies nativas y no en este caso que se refiere a especies exóticas, que no hay en nuestro país.

Magic Circus World 

En respuesta a una solicitud de información de Excélsior, la Dirección General de Vida Silvestre de la Semarnat dio a conocer que desde el 24 de abril de 2009, el Circo “Magic Circus World” que hoy se anuncia como Daniel Atayde, se encuentra incorporado al Padrón de Predios e Instalaciones que Manejan Vida Silvestre de Forma Confinada.

La empresa, cuyo representante legal es Luis Alberto Obando Lepicheo, obtuvo para su apertura la autorización de sus planes de manejo de las especies Camelus dromrius (camello) y Papio hamadryas (papión sagrado).

El 24 de noviembre de 2011 consiguió la aprobación de su plan de manejo para la especie Panthera tigris (tigre) y un año después para Lama glama (llama).

Apenas el pasado 27 de enero, “Magic Circus World” presentó una solicitud para la incorporación a su inventario de los cinco ejemplares de vida silvestre que compró al Zoológico de Morelia: un hipopótamo, dos tigres, un león y un bisonte, trámite que se encuentra en evaluación.

El inventario con que actualmente cuenta el circo está compuesto de un camello, dos llamas, dos tigres y tres papiones dorados, todos con microchip para su identificación.

La responsable técnica del Magic Circus World es la médico veterinaria zootecnista María Teresa Moreno Manzanilla, propietaria de la compañía Exóticos y Salvajes, que tiene a su cargo 78 circos y 25 espectáculos ambulantes de un universo de 183 registros que tiene la Semarnat.

Moreno Manzanilla se encarga de establecer los lineamientos sobre el cuidado de la salud, vacunación y alimentación de los ejemplares, así como del plan de manejo y plan de contención en caso de que algún animal escape de su encierro.

 

TRATO DIGNO

Varios son los estados de la República cuyos Congresos han o están legislando sobre la posesión y exhibición de animales de vida silvestre, lo cual incide en la industria del entretenimiento.

  • A finales de 2013, Querétaro se convirtió en el primer estado de la República mexicana en prohibir la exhibición de ejemplares de vida silvestre en los circos.
  • El cabildo del ayuntamiento de Naucalpan, Estado de México, prohibió los espectáculos con animales vivos a partir del 5 de febrero.
  • La iniciativa de ley para impedir que los circos utilicen animales en Morelos se votará en el Congreso del estado el próximo 5 de febrero.
  • La recién promulgada Ley de Protección y Trato Digno a los Animales del estado de Coahuila sanciona el desfile de ejemplares de vida silvestre enjaulados por la vía pública.
  • En el Distrito Federal, la iniciativa de ley aprobada en comisiones unidas para que los circos no exhiban animales todavía no tiene fecha para ser votada por diputados locales, luego de que en diciembre de 2013 no pudo subir al Pleno.

Comentarios

Lo que pasa en la red