CNDH reclama por niños cazailegales; pide cancillería intervenir ante EU

“Reprobable”, que adiestren a menores para disparar a migrantes: ombudsman

COMPARTIR 
02/02/2014 06:51 Andrea Meraz con información de Patricia Briseño

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de febrero.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) externó su rechazo a que autoridades en Estados Unidos adiestren a menores de edad para disparar a migrantes, e hizo un llamado a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para intervenir en el caso.

Excélsior reveló el pasado viernes que miembros de la Patrulla Fronteriza tienen un campo de tiro en la frontera con Tijuana donde enseñan a adolescentes y a niños de hasta cuatro años a atacar a indocumentados.

Incluso, el diario estadunidense The New York Times documentó que esa corporación, desde 2009, también  involucra a los Boy Scouts of America en esas acciones.

En entrevista, el presidente de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, dijo que pedirá a la SRE que proteste ante el gobierno de Estados Unidos para frenar el adiestramiento contra migrantes.

“Tendría que hacerlo (protestar) la Cancillería, pues la CNDH sólo tiene competencia dentro del país. Es muy importante que el gobierno federal tome medidas”, expuso, después de calificar como “reprobable” el aleccionamiento.

El ombudsman nacional adelantó que impulsará acciones en tribunales estadunidenses, a través de su vinculación  con organizaciones civiles en ese país.

También expresaron su indignación el defensor de migrantes Alejandro Solalinde y el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Chihuahua, José Luis Armendáriz,  al exponer que el adiestramiento de menores es un acto “criminal” y “xenófobo”.

“México debe hacer un reclamo oficial”

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pedirá al gobierno mexicano, en específico a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que realice un exhorto al gobierno de Estados Unidos para que frene las enseñanzas de tiro de balas de pintura a niños en contra de figuras que representan a migrantes en el muro fronterizo.

“Aquí quien tendría que hacerlo es la Cancillería, pues la CNDH sólo tiene competencia dentro del país, pero será muy importante que el gobierno federal pueda tomar medidas respecto a eso, sobre todo por lo lastimoso de este tipo de acciones”, dijo Raúl Plascencia, presidente de la CNDH.

El ombudsman nacional argumentó que en este tipo de situaciones el organismo a su cargo no está facultado para realizar alguna investigación e incluso
–en el caso de que se realizara–, el gobierno de Barack Obama no reconoce competencia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Lamentablemente Estados Unidos no le reconoce competencia ni a la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) ni a la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, lamentó.

Excélsior publicó el viernes pasado que elementos de la Patrulla Fronteriza estadunidense dan capacitación a alumnos sobre disparos con balas de pintura contra figuras que representan a migrantes. En el fondo de las imágenes publicadas se aprecia el muro fronterizo.

Dichos adiestramientos se realizan en los límites de San Diego, California, de acuerdo con una denuncia del Comité de Servicios Amigos de las Américas, en una zona conocida como El Bordo, cerca de un sitio en que decenas de migrantes deportados viven como indigentes.

“No hay ninguna justificación para que se lleven a cabo este tipo de acciones, porque exaltan sentimientos que son contrarios a los derechos humanos y sobre todo a una buena vecindad entre países”, aseguró Raúl Plascencia a Excélsior.

El ombudsman agregó que autoridades mexicanas de la frontera deben prevenir a los migrantes sobre estas prácticas.

Anunció  que comisionó al quinto visitador general de la institución para que contacte a la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) para realizar gestiones y llevar este caso ante las instancias legales correspondientes.

“La CNDH está pendiente de la situación y tenemos una vinculación con organismos de la sociedad civil en Estados Unidos y haremos una comunicación con ellos para que desde ahí puedan interponer acciones en los tribunales en contra de estas acciones”, apuntó.

Plascencia Villanueva calificó que esta práctica es “reprobable” y únicamente propicia la discriminación y odio hacia otras personas, y en particular contra el sector de los migrantes.

“Parece que un país que se precie de ser democrático debería alejarse de ese tipo de prácticas, pues son un mal ejemplo para la humanidad en general.”

Reiteró que organismos y convenciones internacionales prohíben impulsar a los niños para que cometan acciones bélicas y, aunque se trate de balas de pintura las que utiliza la Patrulla Fronteriza, “sin duda es inducirlos a actos de violencia que son totalmente reprobables”.

Solalinde fustiga prácticas contra  migrantes: “Son un acto criminal”

El defensor de los derechos de los migrantes, Alejandro Solalinde Guerra, consideró como un acto criminal las prácticas de tiro a niños para dispararle a figuras que representan a migrantes  con instrucción de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

Al conocer de las tareas de adiestramiento alentadas por dicha corporación en el sur
de California, presentado por 
Excélsior, el presbítero solicitó la intervención de los organismos defensores de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes de ese país.

El también Premio Nacional de los Derechos Humanos 2012 consideró que con estos ejercicios se institucionaliza la xenofobia, el odio, la discriminación y el racismo.

Advirtió que le apuestan a una confrontación entre hermanos de raza y se presume la conformación de una escuela de cuadros para militarizar la frontera: “Esta preparación es criminal”.

Mencionó que los organismos internacionales deben de pronunciarse en contra de este programa de gobierno que incita a la violencia desde la infancia.

El fundador del albergue Hermanos en el Camino en Ciudad Ixtepec, en la región del Istmo de Tehuantepec, agregó que las instituciones que trabajan para contribuir al pleno cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en Estados Unidos también deben pronunciarse en contra de la preparación de los futuros minuteman o vigilantes de la frontera con México, también llamados cazamigrantes.

“No me extrañaría que los chicos, al llegar a la edad adulta, abandonen la fila de los minuteman  para ocupar la de los sicarios; como ocurrió en 2011 en Texas”, advirtió.

Solalinde Guerra descartó que la totalidad de la sociedad estadunidense comparta estas prácticas.

A manera de ejemplo, citó la Iniciativa Kino para la Frontera, donde activistas mexicanos y estadunidenses desempeñan tareas que responden a las necesidades humanitarias de los migrantes deportados cuyas áreas de enlace están en Phoenix y Tucson, en Texas; Nogales, Arizona, y Nogales, Sonora.

Recordó su experiencia pastoral cuando, en 2012, acompañado por sacerdotes, religiosas y laicos, recorrió 26 estados de la Unión Americana para exponer el trabajo que realiza en la región del Istmo de Tehuantepec, donde cruzan miles de migrantes centroamericanos sin documentos en su ruta migratoria hacia Estados Unidos.

“Conocí la solidaridad del pueblo estadunidense, pero también supe del sistema punitivo que ahí prevalece.”

Alejandro Solalinde consideró que detrás de la noticia del entrenamiento de tiro a niños en escuelas estadunidenses se encuentra la evidencia respecto a cómo se prepara a la  nueva generación del Ku Klux Klan.

 

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red