La influenza está bajo control: Ssa; no hay razón para suspender clases, afirma

Oleada de casos seguirá hasta mediados de marzo, dice el subsecretario de Prevención

COMPARTIR 
26/01/2014 23:14 Iván Saldaña

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de enero.- La Secretaría de Salud (Ssa) informó que los casos de influenza A H1N1 están controlados y que se descarta una alerta epidemiológica como la ocurrida en 2009, año en que surgió el virus.

El subsecretario de Prevención y Promoción de Salud de la Ssa, Pablo Kuri Morales, aseguró que “nada tiene que ver la situación de 2009 con lo que está ocurriendo ahora”.

Explicó que si bien seguirá el aumento de casos de influenza y defunciones en el país hasta mediados de marzo, no hay motivo para tomar medidas extraordinarias, porque, a diferencia de 2009, el A H1N1 ya no es un virus nuevo, existe una vacuna y hay un tratamiento.

Kuri Morales, quien dirigió el Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica en 2009, cuando ocurrió la crisis sanitaria por influenza, afirmó que no existe una razón para suspender clases en el país, como ocurre en Hidalgo.

Descartan alerta por influenza

La Secretaría de Salud afirma que la oleada de la enfermedad durará entre ocho y 12 semanas.

Aunque seguirá el aumento de casos de influenza y defunciones en el país, la Secretaría de Salud (Ssa) descartó que este año la “oleada” del virus pudiera ocasionar una alerta epidemiológica  como en 2009. 

Señaló que tampoco será necesaria la suspensión de clases en las escuelas, según afirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Pablo Kuri Morales, quien agregó que podría ser hasta marzo la disminución considerable de casos de influenza. 

Quien fuera entre 1997 y 2009 director del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica aseveró que  “no tenemos elementos objetivos epidemiológicos para decir que estamos en una situación distinta a los esperado para una temporada de alta circulación de influenza con predominio de AH1N1. No hay motivo para un alertamiento distinto  o toma de medidas extraordinarias como pudo ocurrir en 2009 por las razones que ya expliqué, que son fundamentalmente: en 2009  no había vacuna para el virus nuevo, no había tratamiento y esto es una situación totalmente distinta”, expuso.

Excélsior adelantó en sus páginas que hasta el 23 de enero de 2014 la Secretaría de Salud confirmó mil 517 casos de influenza que, en comparación con el mismo periodo de 2013 representan un incremento superior a 600 por ciento, ya que el año pasado hubo 209 casos. 

Sin embargo, con relación a 2012, el número actual de contagios por influenza es menor en mil casos, pues en el mismo periodo, pero hace dos años, se registraron más de dos mil 600 contagios en las primeras semanas de dicho año.

En este ámbito, confirmando estas cifran mediante una presentación de gráficas, el subsecretario añadió que del total de casos de influenza en este año hay 135 defunciones registradas al momento, y señaló que podrían ir en aumento en las próximas tres o cinco semanas.

“Nada tiene que ver la situación de 2009 con lo que está ocurriendo ahora ni con lo que ocurrió después”, enfatizó el funcionario antes de aclarar que son tres los criterios para que el gobierno mexicano declare alerta epidemiológica.

“Uno que es de carácter absoluto, y es que hubiera un nuevo virus. No es el caso. El segundo criterio es que el número de consultas por enfermedades tipo influenza infección respiratoria aguda grave en las unidades de salud monitoras de influenza sobrepasara 20 por ciento y andamos ahorita alrededor de 3 por ciento.

“El tercero es que la positividad de las muestras de laboratorio superara la mitad de la que se están dando, ahorita estamos alrededor de 40 por ciento en lugares de mayor concentración pero andamos promediando 18 por ciento”, expuso. 

Todavía hay vacunas

Declaró que hasta el día de ayer había poco más de seis millones de vacunas  de un total de 25.3 millones,  que costaron mil 166 millones de pesos. Añadió que su aplicación significa cerca de 75 por ciento de la cobertura objetivo.

Además enfatizó que ninguna entidad federativa ha pedido más abasto de medicamentos del otorgado.

 “No hay desabasto. En Tijuana el jefe de la jurisdicción hizo una declaración desafortunada pero lo platicamos con el titular y dijo (que) se equivocó, ya lo aclaramos y no hay desabasto”.

Repitiendo en más de tres ocasiones que no existe un desabasto de vacunas, aclaró que estas tampoco son de aplicación universal, sino “para los grupos de riesgo”.

En este ámbito, criticó que en Hidalgo, donde se dice que se suspendieron clases en 380 escuelas de manera preventiva desde el pasado jueves, enfatizó que no había “ninguna justificación” para hacerlo, pues en la entidad apenas se registran 86 casos y “no están siendo el foco de infección las escuelas.

Precisó que la mayoría de defunciones no se ha presentado en menores de 14 años sino en rangos mayores de edad

“De las defunciones siete de cada diez han tenido uno o más las enfermedades concomitantes: obesidad, diabetes o enfermedades cardiovasculares; la mitad ha ocurrido en personas de 30 a 59 años de edad; 85 por ciento no estaba vacunado a pesar de ser grupos blanco de vacunación. En promedio nos están llegando tarde a los servicios de salud”, manifestó.

Asimismo señaló que este lunes ampliarán la campaña por radio y televisión para invitar a la población a vacunarse si padecen alguna enfermedad concomitante, y también alertar contra la automedicación.

El subsecretario de Prevención y Promoción de Salud de la Ssa agregó que a partir de este lunes la institución federal cambiará su informe semanal de aumento o disminución de casos de influenza, en la página www.salud.gob.mx, la cual  se registrará ahora en “casos por día”.

Cómo prevenirla

Éstas son algunas recomendaciones de la Secretaría de Salud para evitar contagiarse de influenza:

  • Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón o utiliza gel con base de alcohol. Lávatelas al llegar a tu casa, después de tocar áreas de uso común (transporte público, barandales, tocar dinero, manijas, etc.), después de estornudar o toser, después de ir al baño y antes de comer.
  • Al toser o estornudar, cúbrete la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo, a esta técnica se le llama “estornudo de etiqueta”.
  • No escupas. Si es necesario hacerlo, utiliza un pañuelo desechable, ponlo en una bolsa de plástico, ciérrala y  tírala  a la basura; después lávate las manos.
  • No te toques la cara con las manos sucias, sobre todo la nariz, la boca y los ojos. Limpia y desinfecta lugares, superficies y objetos de uso común: casas, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión. Ventila y permite la entrada de luz solar.
  • Quédate en casa cuando tengas síntomas respiratorios y acude al médico si tienes fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza, dolor de garganta o escurrimiento nasal.

¿Qué más puedo hacer para cuidarme?

  • No te automediques.
  • Evita cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire.
  • Abrígate bien, utiliza gorro, guantes, bufanda (cubre nariz y boca) y calcetines gruesos.
  • Extrema precauciones si vas a utilizar leña o petróleo en chimeneas, estufas o calentadores dentro de tu hogar, si lo haces asegúrate de contar con una buena ventilación.
  • Consume muchas frutas y verduras, sobre todo amarillas y verdes, para sentirte mejor y mejorar las defensas de tu cuerpo.
  • Si puedes, evita tener contacto con personas que tengan enfermedades respiratorias.
  • También puedes contagiarte al tener contacto con superficies previamente contaminadas por gotitas de saliva de una persona  enferma de influenza.

Comentarios

Lo que pasa en la red