En el mundo nos ven con respeto: Laura Rojas, senadora del PAN

La legisladora asegura que las reformas aprobadas mejoran la imagen de México, lo cual se traducirá en mayores inversiones y, por ende, en más empleos

COMPARTIR 
13/01/2014 05:45 Jaime Contreras Salcedo
Laura Rojas sostiene que Estados Unidos ya no puede ni debe ostentarse como el gendarme o el vigilante del mundo global.
Laura Rojas sostiene que Estados Unidos ya no puede ni debe ostentarse como el gendarme o el vigilante del mundo global.

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de enero.- El paquete de reformas aprobado en 2013 ya nos ha generado un mayor respeto ante la comunidad internacional, ha mejorado sustancialmente nuestra imagen en el mundo y, sobre todo, da mayor confianza a otras naciones, no sólo para invertir sino para hacer política multilateral hacia el futuro.

Con franqueza y conocimiento, la senadora panista Laura Rojas Hernández sostiene que “el haber aprobado este paquete de reformas nos hace ver ante el mundo como un país mucho más moderno, mucho más fuerte, mucho más a la vanguardia, superándose a sí mismo, después de 15 años de tener detenidas las reformas, y eso sin duda nos ayuda a tener un mayor conocimiento y respeto en los foros multilaterales. Estas reformas mejoran muchísimo la imagen del país y generan la confianza de otras naciones para invertir, pero también para hacer política multilateral de manera conjunta”, preconiza.

Interrogada por Excélsior en su oficina, la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores Organismos Internacionales del Senado, hace ver, eso sí, que aún hace falta trabajar mucho en el año que inicia para que el nuevo marco constitucional que ha hecho posible estos cambios se materialice en la realidad de los mexicanos.

Es decir, insiste, “falta que las reformas se completen, falta aprobar las reformas secundarias, y a partir de eso, en unos años —no es tampoco de la noche a la mañana— empezar a ver qué es lo que quisimos realmente con todo este paquete. En primer lugar, buscamos que la economía crezca, que haya más y mejores empleos”, afirma Rojas Hernández.

La también senadora capitalina adelanta incluso que si los mexicanos tenemos estas reformas ya concretadas, que generen mejores empleos y mayores ingresos, “la gente podrá estar en mayor disposición de ayudar a quien lo necesita fuera de México. Con más recursos que tenga el gobierno, vía la recaudación, nuestro país estará en posibilidad de aportar más dinero para la cooperación”, deduce.

Militante panista desde hace nueve años y ex diputada federal por su partido, Laura Rojas recupera algunos temas de la agenda de la comisión que encabeza y anticipa un año intenso, con reuniones y foros en preparación de varios eventos globales en el próximo ejercicio. Se detiene en el caso del derecho internacional a la privacidad y reclama que Estados Unidos ya no puede ni debe ostentarse como el gendarme o el vigilante del mundo global.

Luego de los severos escándalos que se vivieron por el presunto espionaje del gobierno de Barack Obama, el año pasado, dice Rojas Hernández, “debimos haber sido los primeros en denunciar esto ante la ONU, y no ir detrás de Brasil o Alemania. Al final nos sumamos, pero estuvimos rezagados en este tema para enfrentar entre todos las violaciones al derecho a la privacidad de Estados Unidos”.

En este renglón, enfatiza la legisladora, “hay que darle seguimiento a las peticiones que hemos hecho desde el Senado… Tenemos que seguir presionando y pidiéndole a nuestro gobierno que sea mucho más proactivo, y que usemos todo el peso de nuestra diplomacia para que a la brevedad posible se adopte una convención, un tratado, que garantice el derecho a la privacidad de todos los ciudadanos del mundo”.

¿Se vale que un país siga ostentándose como el policía del planeta, su vigilante, en este mundo global?

Yo creo que no —responde de inmediato—. Ese mundo bipolar, de la posguerra, se acabó. Ahora todos los países tenemos una fuerza, un peso específico, que se debe reconocer. Porque además tiene que ver con un tema práctico. Es imposible que un país, por muy poderoso que sea, por muy rico que sea, pueda combatir con buenos resultados todos los problemas de paz y seguridad. Éste es un problema de la comunidad internacional.

Al gobierno de Enrique Peña Nieto le recuerda que como país no podemos seguir pareciendo satélite de las determinaciones de la Casa Blanca. “No podemos seguir pareciendo, porque en realidad no lo somos, pero no podemos seguir dando la impresión de subordinación a Estados Unidos. Yo no digo que lo seamos, pero sí creo que a veces damos esa impresión cuando nos quedamos atrás en algunos temas en los que claramente hay que acusar y denunciar a  Estados Unidos”, ratifica la senadora.

Debemos participar en misiones de paz

Laura Rojas aborda entonces la agenda multilateral y de inmediato aboga por que nuestro país participe centralmente en las llamadas operaciones de mantenimiento de la paz a escala global. Dice en abono de esta idea que los mexicanos no podemos estar ajenos a lo que ocurre en otras partes del mundo y, al contrario, ver que actuar en este tipo de iniciativas nos acarrearía importantes beneficios.

“Si realmente queremos, como lo ha dicho el presidente Peña Nieto, ser un actor con mayor responsabilidad global, no podemos seguir omitiendo nuestra participación en las operaciones de mantenimiento para la paz. Tenemos que participar y México sí le estaría dando una mensaje al mundo de que quiere jugar en las ligas mayores y de que está comprometido con la paz y la seguridad, sea en el Congo, en Siria, en donde sea.

Ante una duda, Rojas Hernández enfatiza que esto de ninguna manera afectaría el presupuesto local, pues “te pagan por participar… La ONU te paga un dinero por cada soldado que participa. Algunos gobiernos se lo quedan o lo ocupan y lo ponen en su presupuesto”. Considera entonces que “México ganaría muchísimo participando en estas operaciones. En primer lugar congruencia, (pues) si queremos ser un actor con mayor responsabilidad tenemos que entrarle. Nos pagarían y nuestras tropas se profesionalizarían muchísimo, aprenderían idiomas, estarían en contacto con otros ejércitos en el mundo, lo cual los prepararía mucho más.

Realmente éste es un asunto de voluntad y de definiciones, y es el presidente Peña Nieto el que debe de decidir si México va a participar o no, y por supuesto el Senado, que tendremos que autorizar la salida de tropas; éste es un tema muy relevante”, ratifica.

Al final de la charla, Laura Rojas hace una suerte de llamado a la ciudadanía en el inicio de este año, que se advierte complejo y de mucha labor:

“2014 es el año en que se van a concretar más de 50 reformas, entre creaciones de leyes generales y reformas a otros ordenamientos legales. Más de 50 reformas para poder hacer realidad y concretar las reformas constitucionales que aprobamos. Será un año intenso y de mucho trabajo, y yo espero que la ciudadanía pueda interesarse mucho más en estos procesos, que tengamos una ciudadanía mucho más informada que nos fiscalice a los políticos, porque sólo de esta manera estaremos haciendo mucho mejor nuestro trabajo”.

Relacionadas

Comentarios