SEP lanza bono docente, pero a cambio de calidad

La Subsecretaría de Educación Básica definirá el monto para cada estado, “con base en criterios de equidad”

COMPARTIR 
30/12/2013 05:42 Lilian Hernández
El programa pretende dotar a los profesores de educación básica con herramientas que les permitan mejorar su desempeño en las aulas.
El programa pretende dotar a los profesores de educación básica con herramientas que les permitan mejorar su desempeño en las aulas.

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de diciembre.- Bajo el argumento de cumplir con las disposiciones que establece la Reforma Educativa, la SEP estipuló reglas a las entidades que quieran recibir recursos económicos adicionales para ofrecer cursos de formación y actualización a docentes, directores, supervisores y asistentes pedagógicos de educación básica.

Tras publicar en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo 712 en el que se emiten las Reglas de Operación del Programa para el Desarrollo Profesional Docente, la dependencia estableció que para transferir dinero adicional a las entidades federativas que deseen recibir los beneficios tendrán que firmar una carta compromiso y entregar un proyecto local de calidad educativa.

El objetivo del programa es “fortalecer los procesos de formación continua, actualización y desarrollo profesional del personal que presta sus servicios en la educación básica”.

Sin embargo, el programa también abarca normas específicas para la formación y actualización de profesores de bachillerato y educación superior, a través de becas para cursar posgrados, siempre y cuando cumplan los requisitos definidos en el Acuerdo 712.

Respecto a educación básica, la SEP distribuirá entre las entidades participantes más de 203 millones 658 mil pesos, destinados a la capacitación de maestros, con el fin de mejorar su desempeño en las aulas y prepararlos para ser evaluados conforme a lo que indica el Servicio Profesional Docente, que iniciará en 2015.

Para participar de los recursos y beneficios del programa, los estados deben enviar a más tardar el último día hábil de febrero próximo una carta compromiso única “donde expresen su intención de participar en el programa” y suscribir a más tardar el último día hábil de marzo de 2014, el convenio marco de coordinación o los Lineamientos Internos de Coordinación con la SEP, a través del cual podrán participar en los programas federales educativos.

Las entidades que se comprometan a cumplir los requisitos del proyecto local de calidad educativa recibirán financiamiento y apoyo técnico para crear el Servicio de Asistencia Técnica a la Escuela, así como para formar asesores técnicos y tutores que acompañen al personal docente de nuevo ingreso durante el periodo de inducción.

El dinero que reciban las entidades será también para que “mejoren los servicios de desarrollo profesional y oferten programas de estudio diversificado, pertinentes y con calidad para el personal docente y con funciones de dirección, supervisión y de asesoría técnico pedagógica y técnico docente que forman parte del Servicio Profesional Docente”.

De los más de 203 millones 658 mil pesos, la SEP transferirá a los estados el 93 por ciento, mientras que el 7 por ciento restante será ejercido por la Dirección General de Formación Continua de Maestros en Servicio para gastos de administración central.

En tanto que la Subsecretaría de Educación Básica definirá el monto definitivo para cada estado, con base “en criterios de equidad”, el cual representa un recurso adicional y complementario a lo que ya viene estipulado para la operación de los servicios de formación continua y desarrollo profesional que ejerce otra dirección de la SEP, por lo que en ningún caso el dinero de este programa sustituirá los recursos regulares que ya están destinados a la formación de docentes.

Dentro de las obligaciones que deberán seguir los estados para ser acreedores a los recursos adicionales que ofrece este programa, destaca el cumplimiento de los objetivos, metas y actividades establecidos en su propuesta local presentada a la dependencia federal.

Además, deberán permitir la evaluación de la operación del programa por parte de instancias locales, nacionales e internacionales, quienes verificarán la formación que reciben los docentes, así como entregar a la SEP un informe trimestral de la operación del programa, para demostrar que ese dinero no es desviado en otros pagos o actividades.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios