Espiada, la CNS de Mondragón; semanario Der Spiegel revela la infiltración

La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos tuvo acceso a la red de telecomunicaciones

COMPARTIR 
30/12/2013 06:37 Carmen Álvarez

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de diciembre.- La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) infiltró toda la red de telecomunicaciones de la Comisión Nacional de Seguridad de México (CNS), que encabeza Manuel Mondragón y Kalb, según documentos divulgados por el semanario alemán Der Spiegel.

La acción de espionaje denominada Operación Hombre Blanco incluyó la captura de datos, direcciones IP, tráfico de correos y direcciones electrónicas de empleados, así como los diagramas de las estructuras de las agencias de seguridad, incluso los de la vigilancia por medio de videos.

La revista, que semanalmente distribuye 1.1 millones de ejemplares, reveló que la infiltración salió a la luz hasta el pasado 20 de octubre cuando se dio a conocer el espionaje en 2012, al entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto.

EU espió agencia de seguridad mexicana

Según el semanario Der Spiegel, tenía conocimiento de los servidores y direcciones de empleados.

Documentos divulgados por el semanario alemán Der Spiegel indican que la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (la NSA) infiltró completamente toda la red de telecomunicaciones de la Comisión Nacional de Seguridad de México (CNS) —antes Secretaría de Seguridad Pública— y capturó sus datos.

Según esta versión, la acción incluyó direcciones IP, computadoras usadas para el tráfico de correos electrónicos y direcciones electrónicas de diversos empleados, así como los diagramas de las estructuras de las agencias de seguridad, incluso los de la vigilancia por medio de videos.

En una extensa nota, la revista que semanalmente distribuye 1.1 millones de ejemplares revela que la infiltración encubierta se extendió a lo largo de varios años bajo el nombre de Operación Hombre Blanco.

Sin embargo, salió a la luz pública hasta el pasado 20 de octubre cuando el propio Der Spiegel reportó el hackeo en 2012 del correo electrónico del entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto.

El despacho noticioso señala que la operación corrió a cargo de la Oficina de Operaciones a la Medida (Tailored Access Operations o TAO) y que en el oeste de San Antonio, Texas, opera en uno de los dos edificios principales de una antigua fábrica de chips para computadoras de la marca Sony que la NSA adquirió en 2005.

La CNS tiene entre sus atribuciones proponer programas y acciones tendientes a garantizar la seguridad pública, administrar y  resguardar las bases de datos criminalísticos y del personal policial que custodie la Comisión, así como coordinar la vigilancia y protección de las instalaciones estratégicas.

También, dictar las medidas tendientes a preservar las libertades, el orden social y la paz públicos, así como salvaguardar la integridad y derechos de las personas.

Tiene entre sus responsabilidades registrar los datos de personas desaparecidas, coordinar las acciones para el correcto funcionamiento del sistema penitenciario, instrumentar medidas de control del traslado de internos de los centros federales de reclusión y aprobar el sistema que permita la obtención, suministro, intercambio, análisis, procesamiento y administración de la información que en materia de seguridad pública se genere en el ámbito federal.

Mina de oro

Der Spiegel menciona que otro documento interno de la agencia de seguridad estadunidense describió a la Comisión Nacional de Seguridad de México, actualmente dirigida por Manuel Mondragón y Kalb, como “una potencial mina de oro para los espías de la NSA”.

“Después de todo, afirma uno de los documentos consultados, el Departamento de Seguridad Nacional y las agencias de inteligencia de Estados Unidos tienen la necesidad de saber todo sobre el tráfico de drogas, el tráfico de seres humanos y sobre la seguridad a lo largo de la frontera de Estados Unidos-México.”

Sobre las acciones que emprendió el personal de TAO de la NSA para infiltrar a la Comisión Nacional de Seguridad de México, la publicación alemana relata que su primer blanco de hackeo fueron los administradores de sistemas y los ingenieros de telecomunicaciones de la agencia nacional de seguridad.

“Así comenzó la operación Hombre Blanco”, dice.

Relata que TAO penetró las cuentas de correo electrónico de los funcionarios elegidos como blanco de hackeo, “un trabajo relativamente simple”, y que enseguida los funcionarios de TAO “infiltraron la red entera y empezaron a capturar los datos”.

“Pronto los espías de la NSA tenían conocimiento de los servidores de la dependencia, incluyendo los servidores IP, las computadoras usadas para el tráfico de correos electrónicos y las direcciones individuales de diversos empleados. También obtuvieron los diagramas de las estructuras de sus dependencias de seguridad, incluyendo las de vigilancia por medio de videos”, publicó Der Spiegel.

Menciona también que de acuerdo con “una presentación interna de la NSA que Der Spiegel vio”, el nombre técnico de este tipo de actividad es Computer Network Explotation (CNE) cuyo objetivo es “trastocar” los dispositivos de seguridad antiespionaje.

“La presentación enlista casi todos los tipos de dispositivos que se manejan en nuestra vida digital: ‘Servidores, estaciones de trabajo, cortafuegos (firewalls), enrutadores, teléfonos de mano, interruptores telefónicos, sistemas SCADA, etc’”, los cuales son definidos como 4,  sistemas de control industriales.” Señala que la NSA explicó que los sistemas SCADA son herramientas de control que se usan en fábricas y en plantas de energía y que “quien pueda poner estos sistemas bajo su control tiene el potencial de dejar fuera de combate parte de la infraestructura fundamental de un país”.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios