Pemex deja a IP aguas profundas; entrevista a Emilio Lozoya

Se enfocará en pozos convencionales y en aguas someras; prevén concretar en 2015 primeras alianzas con empresas

COMPARTIR 
23/12/2013 07:04 Nayeli González

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de diciembre.- Petróleos Mexicanos (Pemex) dejará a la iniciativa privada los grandes proyectos en aguas profundas y otros que implican el gas shale.

Así lo dio a conocer en entrevista con Excélsior Emilio Lozoya, director general de la paraestatal, quien explicó que la empresa mantendrá el desarrollo de los complejos en los que trabaja, principalmente en aguas someras y pozos convencionales.

“Técnicamente estamos capacitados en muchas áreas, pero en otras no. En áreas donde no se ha hecho exploración, lo más seguro es que Pemex se abstenga por ahora, de tal forma que primero desarrollaremos lo que tenemos antes de estar pensando en cosas nuevas”, dijo.

Con la promulgación de la Reforma Energética, de acuerdo con Lozoya, se calcula que a finales de 2014 y principios de 2015 Pemex podría concretar las primeras alianzas con empresas privadas para compartir riesgos.

De acuerdo con Pemex, México cuenta con 50.2 mil millones de barriles de petróleo crudo, equivalentes en recursos prospectivos convencionales, 49% de esos están en aguas profundas del Golfo de México.

Pemex apostará por pozos convencionales                                                                                 

Ante la incapacidad de Petróleos Mexicanos para desarrollar proyectos de gran envergadura en aguas profundas del Golfo de México y gas shale, la empresa se abstendrá de participar en ellos, dejando el camino libre y sin competencia a las compañías privadas que lleguen al país ante la apertura que ha permitido la reforma energética.

En entrevista con Excélsior, Emilio Lozoya, director general de Pemex, aseguró que la petrolera nacional se mantendrá desarrollando los complejos en los que hasta ahora trabaja, enfocándose principalmente en aguas someras y pozos convencionales.

“Técnicamente estamos capacitados en  muchas áreas, pero en otras no. En áreas donde no se ha hecho exploración, lo más seguro es que Pemex se abstenga por ahora, de tal forma que primero desarrollaremos lo que tenemos en el portafolio antes de estar pensando en cosas nuevas.”

Según estimaciones de la empresa, México cuenta con 50.2 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente de recursos prospectivos convencionales, de ellos al menos 49 por ciento corresponde a aguas profundas del Golfo de México, equivalentes a 26.6 miles de millones de barriles de petróleo crudo equivalente (mmbpce).

A pesar de ello, explicó que la exploración y explotación de los campos con profundidades superiores a los mil 500 metros, así como los complejos de shale gas, requieren de tecnología avanzada e importantes capitales.

A lo cual también se suma el hecho de que las empresas deberán asumir grandes riesgos, condiciones para las que Pemex se encuentra rezagado, por lo que no pretende incursionar en ellos en el corto plazo.

Las primeras alianzas

Es así que las primeras alianzas entre la petrolera nacional y las empresas privadas, podrían concretarse entre finales de 2014 y principios de 2015, esto con el objetivo de mitigar riesgos.

“Yo estimo que los primeros yacimientos en donde a Pemex le conviene asociarse es en campos maduros y aguas profundas”.

El directivo insistió en que por ahora la empresa se mantendrá trabajando en aquellos proyectos que considera rentables, como es el caso de aguas someras, los campos convencionales y maduros.

Es en ellos, donde se considera que pueden mantener una rentabilidad óptima y en el que no requieren de ningún socio para ejercer los trabajos de explotación de hidrocarburos, principalmente de aquellos que tienen un mayor valor en los mercados internacionales.

“El gas shale y shale oil es menos rentable que un campo de aguas someras. Sin embargo, las aguas someras en algún momento irán declinando en su producción, por lo tanto Petróleos Mexicanos  tendrá que prepararse para el futuro y también saber desarrollar los yacimientos de lutitas.

“Pero en el portafolio y las prioridades, obviamente estaremos enfocados en aquellos proyectos que son más rentables.”

Apelara a Energía

Ante la nueva normatividad que se contempla en materia de reforma, Pemex deberá comprobar ante la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Secretaría de Energía que cuenta con la capacidad para desarrollar diversos proyectos de exploración.

Es por ello que el director de la petrolera, dijo que “apelaran” ante dichos reguladores a fin de poder conservar los campos de aguas profundas y gas de lutitas, en los que ha venido trabajado hasta el momento a fin de alcanzar un retorno de inversiones.

“Pemex ha invertido cantidades importantes de dinero en distintos yacimientos y evidentemente, como una visión empresarial, quisiéramos recuperar ese dinero y tener rentabilidad sobre esas inversiones. Por lo tanto, sí , apelaremos a quedarnos con esos proyectos en donde nosotros ya le hemos bajado el riesgo, porque se ha invertido, se ha perforado y se ha encontrado el hidrocarburo y por lo tanto para cualquier tercero que desarrollara esos proyectos ya lo harían con mucho menor riesgo. Ahí en particular, Pemex quisiera estar presente.”

Capacidad de Pemex

Lozoya Austin aseguró que aun con la llegada de petroleras internacionales, la empresa cuenta con la capacidad suficiente para competir con ellas, ya que cuentan con el capital humano, la experiencia y el conocimiento geológico del todo el país.

Considera que una de las ventajas de la reforma, tienen que ver con la disminución de riesgo  a partir de asociarse con empresas que traen una mezcla de tres elementos: capital humano más adecuado, tecnologías y financiamiento.

“Se nos abre esta posibilidad, técnicamente estamos capacitados en muchas áreas, pero en otras no, y por fin Pemex podrá compartir riesgos con otras empresas y no ser los únicos que arriesguen capital.”

 

“Gran apetito” para invertir en México

Emilio Lozoya, director de Petróleos Mexicanos, afirmó que las empresas del sector petrolero a nivel mundial tienen un “gran apetito” por venir a México e incursionar en materia de hidrocarburos, una vez que ya ha sido promulgada la Reforma Energética.

Explicó que hasta hace 30 años, más de 85 por porciento de las reservas de petróleo y de gas en el mundo estaban en manos de las grandes compañías privadas, sin embargo, hoy en día más de 90 por ciento de los mencionados recursos son propiedad de empresas estatales.

Por lo tanto el acceso a las reservas es cada vez más complicado, y en este contexto, “la apertura del sector energético en México es una noticia extraordinaria, no sólo para el país, sino para las empresas que quieren tener acceso a reservas”.

Al cuestionarle sobre un posible primer acercamiento de empresas privadas con Pemex, no quiso dar detalles, no obstante, mencionó que la petrolera nacional ha mantenido una relación cercana e intensa con muchas empresas grades, pequeñas y  medianas, quienes ya tienen interés de venir a invertir en el país.

“No quiero hablar de terceros, pero yo puedo decir que el apetito es muy grande en todos los segmentos de empresa y esto también es un logro como país, porque ofrece certeza jurídica inigualable. Una económica de mercado abierto para que vengan las empresas a invertir sin trabas.”

Acuerdo transfronterizo

El director de Pemex también hizo referencia al tratado ratificado por los gobierno de México y Estados Unidos en materia de yacimientos transfronterizos, a lo cual calificó como buena noticia.

Según el funcionario, dicha acción permitiría reducir riesgos para ambos países y las empresas que incursionen en trabajos de exploración y explotación de hidrocarburos en la mencionada zona a profundidades mayores a mil 500 metros.

“Ésta es una buena noticia, por que disminuye la incertidumbre para las empresas petroleras como Pemex o aquellas que operan de lado norteamericano, porque se da una certeza a los inversionistas, pues hay reglas de cómo se dividirían los ingresos e impuestos.”

No obstante, mencionó que acuerdos de esta índole también son necesarios firmarlos con países como Guatemala y Belice, esto con el argumento de dar certeza a las empresas mexicanas y centroamericanas.

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios