Ligan a joven de 30 años con 200 ejecuciones de secuestrados

Felipe Viveros García fue detenido en Jalisco junto con dos personas de un grupo delictivo dedicado a secuestro, extorsión y tráfico de armas

COMPARTIR 
10/12/2013 09:42 Redacción / Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de diciembre.- La Policía Federal detuvo en Jalisco a un joven de 30 años a quien vincula con más de 200 homicidios cometidos contra víctimas de secuestro, integrantes de grupos antagónicos y vendedores de droga, además de que lo identifica como posible encargado de extorsionar a autoridades del estado de Jalisco.

Un comunicado de la Comisión Nacional de Seguridad da cuenta de la captura de Felipe Viveros García, en una operación coordinada entre la Policía Federal y la Procuraduría General de la República (PGR), que además derivó en la aprehensión de otras dos personas, todas presuntamente vinculadas con los delitos de delincuencia organizada, secuestro, extorsión, homicidio, tráfico y acopio de armas.

Se señala que se trató del resultado de trabajos de investigación de la Comisión Nacional de Seguridad, a través de la Policía Federal, desarrollados en los municipios de Tomatlán y Zapopan, Jalisco.

Establece que en un operativo simultáneo fueron detenidos Felipe Viveros García, de 30 años de edad, José Bernabé López Alcaraz, de 43 años, y Froylán Barrera Morales, de 40 años.

La CNS asegura que la zona de operación de Viveros García habría comprendido los municipios de Teloloapan, Apaxtla de Castrejón, Cuetzala del Progreso, Tepecuacuilco, Iguala de la Independencia y Arcelia, en el estado de Guerrero, así como diversos municipios en Jalisco.

La dependencia federal subraya que, conforme a las investigaciones instruidas por la Agencia del Ministerio Público de la Federación, Viveros García estaría vinculado con al menos 10 casos de secuestro documentados.

Por su parte, Bernabé López Alcaraz y Froylán Barrera Morales presuntamente dirigían a algunos grupos delictivos que se encargaban de informar sobre las actividades de las autoridades y brindar seguridad a los integrantes de la banda delictiva, así como de coordinar los equipos de radiocomunicación.

Las víctimas de secuestro de este grupo delictivo, indica la CNS, eran sometidas a largos periodos de cautiverio en campamentos habilitados como casas de seguridad, ubicados en los municipios de Arcelia y Teloloapan.

Finalmente, señala que los arrestados fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

dgp

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios