Fuente radiactiva en Edomex, está bajo control: CNSNS

Hallan en Edomex el contenedor que lo transportaba; Mardonio Jiménez asegura que se mantiene un cerco en Hueypoxtla

COMPARTIR 
05/12/2013 10:07 Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de diciembre.- La Secretaría de Energía (Sener) informó que ayer fue hallado el camión que transportaba material médico radiactivo robado el pasado 2 de diciembre, sin embargo, el equipo se encontró un kilómetro lejos de la unidad, por lo que se mantenía un cerco en la zona.

El equipo médico radiactivo robado en Tizayuca, Hidalgo, fue hallado en Hueypoxtla, Estado de México.

Vecinos del lugar aseguran que el material fue dejado en el cerro de los alrededores por personas desconocidas, pero otros habitantes lo descubrieron y trataron de llevarlo a sus casas, “lo que comentan es que iban a destazar el contenedor para fundirlo como fierro viejo”, explicó Rafael Chaid, operador de una ambulancia.

De acuerdo con Chaid, una familia trasladó el contenedor a su domicilio y al percatarse que se trataba de un depósito peligroso dieron aviso a las autoridades, por lo que la familia que tuvo contacto con el Cobalto-60 fue aislada.

Jorge Anguiano, del Centro de Investigaciones de Material Radiactivo pidió a los vecinos no salir de sus casas, pero descartó necesaria una posible evacuación.

Por su parte, Mardonio Jiménez, director de Supervisión Operativa de la Dirección Adjunta de Seguridad Radiológica de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS), lamentó que el contendedor haya sido violado, sin embargo, descartó riesgos para la población.

“No hay ningún riesgo, desde el punto de vista radiológico, la fuente está ahí cercada, no se permite el acceso a nadie; mientras nadie se le acerque a la fuente no hay ningún riesgo a la exposición.”

En entrevista para Excélsior Televisión, con Pascal Beltrán del Río, el funcionario de la Secretaría de Energía precisó que el contenedor permanecerá bajo resguardo en el lugar donde fue hallado, hasta que se adquiera otro contenedor que permita su traslado de una manera segura.

En cuanto a las personas que estuvieron expuestas al contenido del contenedor robado, sostuvo que lo más probablemente es que pierdan la vida en cuestión de días.

Sin embargo, aclaró, nadie que haya tenido contacto con la persona afectada por la radiación corre el riesgo de contaminarse.

A su vez, Juan Eibenschutz Hartman, director de la Comisión Nacional de Seguridad  Nuclear y Salvaguardias, en entrevista con Francisco Zea para la tercera emisión de Cadenatres Noticias, descartó riesgos para la población que vive en las cercanías donde fue abandonado.

No obstante, el funcionario advirtió que las personas que tuvieron contacto con el Cobalto-60, sin duda tendrán afectaciones muy severas en su salud, y muy probablemente no sobrevivirán.

Mientras tanto, la Procuraduría General de la República (PGR) dejó abierta una averiguación previa por el caso.

Hasta el cierre de edición, la zona se mantenía acordonada y aún no se emitía información del gobierno del Estado de México sobre una eventual evacuación.

Se deslinda el IMSS

Al señalar a una empresa de razón social Asesores en Radiaciones como la encargada de transportar el equipo médico nuclear, la delegación estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social en Baja California, se deslindó de este caso.

 El jefe delegacional de Prestaciones Médicas del IMSS en Baja California, Jorge Mendoza Parada, informó que el material extraviado es un cabezal de la Unidad de Radioterapia —para el tratamiento de pacientes con cáncer— ya en desuso, pero que aún tiene una vida útil de medio siglo.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios