Andrés Manuel López Obrador sufre infarto; está estable

Por su propio pie, ingresa en la madrugada al servicio de urgencias; realizan al ex candidato presidencial un procedimiento quirúrgico en el Hospital Médica Sur

COMPARTIR 
04/12/2013 07:02 Juan Pablo Reyes

Conforme la noticia del infarto sufrido por el líder de izquierda comenzó a difundirse en los medios de comunicación y las redes sociales, seguidores se dieron cita afuera del nosocomio

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de noviembre.- Con un fuerte dolor en el pecho y sudor frío, Andrés Manuel López Obrador ingresó por su propio pie al Hospital Médica Sur alrededor de las 2:30 de la madrugada de ayer; los médicos le informaron que estaba sufriendo un infarto agudo al miocardio.

Minutos después, los cardiólogos sometieron al dos veces candidato presidencial a “una intervención coronaria cutánea” la cual tuvo un resultado exitoso. Detallaron que fue sometido a una angioplastia con colocación de un stent, un dispositivo metálico que se introduce en la arteria coronaria para mantenerla abierta y que el flujo sanguíneo quede restaurado. La intervención duró alrededor de una hora y 15 minutos.

De acuerdo con el doctor Patricio Ortiz, cardiólogo que se encargó del también ex jefe de Gobierno del Distrito Federal, éste fue conducido a la Sala de Cateterismo a las tres de la mañana, como marcan los protocolos ante los síntomas presentados por Andrés Manuel. Se informó que la evolución del estado de salud del líder de Morena ha sido satisfactoria y se mantiene en una situación estable.

El licenciado López Obrador se presentó al servicio de Urgencias del Hospital Médica Sur aproximadamente a las 2:30 de la madrugada y con evidencia clínica de infarto al miocardio en evolución. López Obrador fue llevado a la Sala de Cateterismo en los primeros 30 minutos, como corresponde a este evento, y hasta el momento la evolución es satisfactoria”, detalló Ortiz.

En conferencia de prensa los médicos detallaron que AMLO se encuentra consciente y muy bien orientado, aunque aún no se está en posibilidades de saber cuándo será dado de alta, por lo que permanecerá en Unidad de Atención Coronaria del nosocomio de dos a cinco días.

Se atendió a tiempo, afortunadamente. (El tiempo de recuperación) es variable, tenemos que esperar para saber cómo va y ya se determinará. El infarto es para cualquier persona, habitualmente (se debe) a placas de colesterol y coágulos en las arterias”, expuso el cardiólogo.

Detalló también que el dos veces abanderado presidencial del PRD no tenía diagnóstico previo de alguna enfermedad relacionada con el corazón. 

Tras ser cuestionado sobre si López Obrador llegó en ambulancia o caminando al Hospital Médica Sur, el cardiólogo dijo que éste llegó por su propio pie al servicio de urgencias y fue atendido de inmediato por los especialistas.

La conferencia de prensa fue encabezada por César Yáñez, vocero del presidente del Consejo Nacional del Movimiento Regeneración Nacional, y Andrés Manuel López Beltrán, hijo del tabasqueño, quienes estuvieron acompañados por los médicos Patricio Ortiz y Octavio González Chong, director del Hospital Médica Sur.

Recibe apoyo de seguidores

Con pancartas que mostraban leyendas como “No estás solo” o “Venceremos”, decenas de simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador se congregaron a las afueras del Hospital Médica Sur en apoyo al tabasqueño.

Andrés: no estás sólo, tus adelitas y todo el pueblo de México estamos contigo. ¡Tú puedes!”, se podía leer en un cartel sostenido por una mujer de alrededor de 50 años.

Conforme la noticia del infarto sufrido por el líder de izquierda comenzó a difundirse en los medios de comunicación y las redes sociales, seguidores se dieron cita afuera del nosocomio ubicado en la calle Puente de Piedra, colonia Toriello Guerra, en la delegación Tlalpan.

César Yáñez, vocero de Andrés Manuel, dijo que el siguiente parte médico se dará a conocer hoy en un comunicado.

El infarto es una obstrucción de una arteria ya sea del corazón o incluso del cerebro (infarto cardiaco o infarto cerebral, respectivamente). Cuando ocurre, el tejido circundante de la arteria obstruida muere por la falta de irrigación de sangre, nutrientes y oxígeno”, afirmó  Alcocer Díaz Barreiro, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital General de México y actual director general del Instituto Mexicano de Salud Cardiovascular.

Según la Secretaría de Salud, cada año mueren entre 35 mil y 37 mil mexicanos por un infarto fulminante, lo que ubica a la enfermedad coronaria como la primera causa de muerte en el país.

jgl

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios