Concluye búsqueda de cuerpos en la Barca; suman 64

En 35 fosas clandestinas concluyeron, sin éxito, los trabajos para la localización de los agentes de la Policía Federal Ministerial René Rojas Márquez y Gabriel Quijadas Santiago

COMPARTIR 
02/12/2013 23:44 David Vicenteño
Pese al hallazgo de decenas de cuerpos en los límites de Jalisco y Michoacán, habitantes y funcionarios locales afirman que es una zona “tranquila”.
Pese al hallazgo de decenas de cuerpos en los límites de Jalisco y Michoacán, habitantes y funcionarios locales afirman que es una zona “tranquila”.

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de diciembre.- Con una cifra final de 64 cuerpos humanos ubicados en 35 fosas clandestinas, concluyeron sin éxito los trabajos para la localización de los agentes de la Policía Federal Ministerial, René Rojas Márquez y Gabriel Quijadas Santiago.

Fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) informaron que se dieron por terminados los trabajos, debido a que no se han realizado hallazgos en las últimas horas en el municipio de La Barca, Jalisco.

Los trabajos se realizaron desde el pasado 9 de noviembre en diferentes puntos de la ribera del río Lerma, en la frontera con el municipio de Vista Hermosa, Michoacán, en donde se reportó la desaparición de los agentes federales, el 3 de noviembre.

Rojas Márquez y Quijadas Santiago estaban de comisión y al circular por Vista Hermosa se perdió contacto con ellos; al día siguiente se localizó su camioneta abandonada.

Por estos hechos están arraigados 20 elementos de la policía municipal de esa comunidad michoacana, involucrados en la desaparición de los agentes federales, y a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR.

Se sospecha que los restos humanos podrían ser de personas vinculadas en vida con los grupos del crimen organizado de la zona, como el Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Caballeros Templarios.

Un total de 59 restos han sido trasladados a la Ciudad de México, a las instalaciones de la Coordinación General de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal, a disposición del Centro Médico Forense de la dependencia.

Indagatoria

Peritos y especialistas realizan los estudios de necropsia, y en otras materias, para establecer la identidad de cada una de las víctimas, las causas de su muerte y la temporalidad de la misma.

En algunos casos hay evidencias, de acuerdo con las primeras investigaciones, de que la muerte ocurrió hace más de dos años.

Fuentes ministeriales informaron que se instalaron mesas de atención del Ministerio Público Federal en las delegaciones de la PGR en Jalisco, Nuevo León y Michoacán, para atender a personas que manifiestan tener un familiar desaparecido, y que se podría encontrar entre los restos hallados.

Los interesados están dejando información y muestras clínicas para iniciar la integración de una base de datos que ayude a la identificación de los cuerpos de La Barca.

Los hallazgos causan escozor a la población

En esta ciudad ubicada en los límites con Michoacán, donde el comercio, la ganadería y la agricultura persisten como principal sostén económico de más de 60 mil habitantes, hay un antes y un después de las fosas clandestinas donde la PGR localizó cadáveres de 64 personas.

Pocos se animan a platicar del tema, porque en el ambiente pesa la “guerra” entre tres cárteles que se disputan la “plaza”, para el narcomenudeo, la piratería, el robo de vehículos y el robo de combustibles de ductos de Pemex.

Informes difundidos durante los últimos meses por la PGR revelan que Los Caballeros Templarios, Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Zetas son quienes luchan por el control de los municipios limítrofes entre Jalisco y Michoacán.

Pero La Barca se convirtió en el sitio neurálgico por el hallazgo de las fosas clandestinas que llaman la atención de propios y extraños.

El tema molesta a los habitantes de este poblado; también causa escozor a las autoridades municipales, que prefieren no tener contacto con reporteros y envían “recomendaciones” a periodistas para cancelar cualquier posibilidad de entrevista.

Los agentes de la policía municipal también tienen el encargo de “correr” a voceadores que, para vender periódicos, gritan la última noticia respecto de las “narcofosas”.

En la zona urbana de esta ciudad gobernada por el panista Eduardo Espinoza Salazar, las cosas no cambian mucho a partir del 9 de noviembre cuando localizaron los primeros cuerpos sepultados ilegalmente: el comercio continúa y las fiestas patronales en honor de la Virgen de Guadalupe siguen su curso.

En la calle las personas se quejan de la difusión al evento extraordinario: “Me llaman mis familiares de Estados Unidos para saber qué pasa y por qué mataron a tanta gente”, comenta un vendedor y agrega que los “malos” no son de La Barca, aunque no dice quiénes son.

Las fosas clandestinas fueron descubiertas a partir de la captura de 22 policías municipales de Vista Hermosa, Michoacán, a quienes investigan por la desaparición de dos agentes de la PGR.

La Barca, Jalisco y los municipios michoacanos de Vista Hermosa y Briseñas son una zona interdependiente.

Pero La Barca y Briseñas son casi uno solo. Están hermanados en la agricultura y la ganadería; también en la religión; ambos se ven afectados por las pugnas entre los diversos grupos del crimen.

Ricardo Briseño, alcalde de Briseñas, asegura que la delincuencia no afecta a los habitantes. La aparición de las fosas, dice, no ha tenido mucho impacto social en la región:  “Yo veo a la gente que está tranquila, está segura, aquí en el municipio nosotros somos un municipio que siempre ha estado ajeno, al igual que La Barca, en ese tipo de situaciones la gente está tranquila”.

Recuerda que hace un año hubo un incidente con la desaparición del síndico y dos elementos de la policía municipal, pero son hechos aislados.

Cuestionado respecto de los problemas de inseguridad en la franja de Jalisco y Michoacán, Briseño prefiere destacar la hermandad con La Barca y la intención de hacer a su municipio una zona conurbada.

“A la gente de La Barca yo la veo contenta y eso nos da tranquilidad a nosotros como municipio cercano a ellos, ya que prácticamente los ciudadanos de aquí hacen sus compras y adquisiciones. La Barca, entonces, es uno solo y se ve que la gente está tranquila”, dice el funcionario local.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios