Pagan a paristas $1,000 millones; gobierno de Oaxaca no les descontó ni un centavo

Con los salarios y bonos que recibieron integrantes de la CNTE en casi 40 días de paro pueden restaurarse miles de planteles

COMPARTIR 
17/10/2013 09:02 Lilian Hernández
A tres días del inicio del ciclo escolar, profesores de la Sección 22 de la CNTE tomaron la caseta de San Pablo Huitzo, en la salida de la capital de Oaxaca a la Ciudad de México, como parte de sus acciones contra la reforma educativa.
A tres días del inicio del ciclo escolar, profesores de la Sección 22 de la CNTE tomaron la caseta de San Pablo Huitzo, en la salida de la capital de Oaxaca a la Ciudad de México, como parte de sus acciones contra la reforma educativa.

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de octubre.- El gobierno de Oaxaca pagó alrededor de mil millones de pesos a los 73 mil docentes de la entidad, sin descontarles ni un solo día de sus tres quincenas, pese a haber estado ausentes durante casi 40 días por las movilizaciones que emprendieron contra la reforma educativa.

Con ese dinero, el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa, dependiente de la SEP, podría restaurar más de dos mil escuelas, en las que hacen falta pizarrones, ventanas, sanitarios, pisos, techos de concreto y hasta canchas, si se destinara un promedio de 500 mil pesos a cada plantel.

Y mientras en la capital del país las autoridades educativas federales ya han descontado días de inasistencia a los profesores que dejaron las aulas para sumarse a las movilizaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el gobierno de Gabino Cué ya pagó tanto un bono de inicio escolar como las tres quincenas que retuvo durante el paro magisterial.

El cálculo de la cantidad pagada a los maestros fue elaborado por este diario con base en los tabuladores del Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo.

Ayer, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca informó que los profesores perciben salarios que están en un rango de entre cinco mil 827 pesos y 29 mil 966 pesos.

Paga Oaxaca a maestros faltistas mil 32 millones

Reciben 73 mil docentes sus tres quincenas más un bono adicional, pese a no haber laborado 39 días efectivos.

Faltaron 39 días efectivos a clases. Causaron caos vial en el Distrito Federal y pérdidas económicas a decenas de negocios del Zócalo capitalino y del Monumento a la Revolución, pero los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca no perdieron ni un centavo de sus quincenas.

A sólo tres días de su regreso a las aulas para iniciar el ciclo escolar 2013-2014, el gobierno de Gabino Cué pagó casi mil 33 millones de pesos a los 73 mil docentes de la entidad, sin descontarles ni un solo día de sus tres quincenas, pese a haber estado ausentes durante casi 40 jornadas laborales.

Con esos recursos, el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (INIFED), dependiente de la SEP, podría remodelar más de dos mil escuelas en que faltan pizarrones, ventanas, sanitarios, pisos, techos de concreto y hasta canchas; destinando un promedio de 500 mil pesos a cada plantel.

En vez de rehabilitar aulas en pésimas condiciones, el gobierno de Oaxaca desembolsó mil 32 millones 950 mil pesos en tan sólo tres días para pagar salarios retenidos a los maestros de la Sección 22 de la CNTE, quienes ahora podrán disfrutar juntos, aunque dejaron de laborar 39 días.

Mientras en Chiapas, Michoacán y Distrito Federal, las autoridades educativas han descontado días por inasistencias a los profesores que se sumaron a las movilizaciones de la CNTE, el gobierno de Oaxaca incluso pagó tanto un bono de inicio escolar adicional a las tres quincenas retenidas durante el paro y las protestas magisteriales.

De acuerdo con cifras del Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo, un profesor de preescolar gana siete mil 600 pesos mensuales; de primaria, ocho mil pesos al mes, en promedio, y de secundaria alrededor de nueve mil 500 pesos mensuales.

Si se calcula que, en promedio, cada docente de los tres niveles de educación básica de Oaxaca gana ocho mil 500 pesos mensuales, la administración de Gabino Cué pagó 620 millones 500 mil pesos a los 73 mil profesores de la entidad, cantidad que corresponde a las dos quincenas de septiembre.

A ese monto se suman 310 millones 250 mil pesos equivalentes a la primera quincena de octubre, la cual tampoco laboraron los maestros, pues apenas regresaron a clases el 14 de octubre, cuando concluyó la primera quincena de este mes.

Sumado a esos 930 millones 750 mil pesos, correspondientes a tres quincenas, el gobierno oaxaqueño también les entregó 102 millones 200 mil pesos por el concepto del bono de inicio del ciclo escolar, con lo cual suman un total de mil 32 millones 950 mil pesos para salarios de profesores que se ausentaron de las aulas, y a quienes no se les aplicó ningún descuento salarial.

De acuerdo con datos del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), ese bono adicional por el inicio del ciclo escolar es igual para todos los maestros, sin importar la categoría dentro del tabulador magisterial, es decir, que el bono es igual tanto para maestros frente a grupo como para directores y supervisores.

De ese modo, el bono que cada maestro de la Sección 22 recibió fue de mil 400 pesos, lo cual equivale a un total de 102 millones 200 mil pesos, que se otorga cada año a los docentes como parte de un ajuste salarial a las jornadas laborales adicionales que laboraron en los meses que tienen 31 días.

En contraste con lo que pasa en Oaxaca, el gobierno de Chiapas ya descontó cerca de 40 millones de pesos a los maestros que se ausentaron de las aulas durante septiembre.

Y la SEP en el Distrito Federal también descontó 19.6 millones de pesos a finales de septiembre a más de 36 mil docentes por faltar a clases desde el inicio del ciclo escolar hasta la segunda quincena de septiembre.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red