Educación a distancia: dejan carrera sin iniciarla

El 30% que estudia la universidad por internet la abandona sin haber tomado una sola materia; anuncian que habrá una selección más cuidadosa de los concursantes

COMPARTIR 
18/07/2013 05:45 Lilian Hernández

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de julio.- En los tres años que lleva la Universidad Abierta y a Distancia de México (UnADM), dependiente de la SEP, 30 por ciento de los jóvenes que se inscribió para estudiar una de las 12 carreras abandonó los estudios solamente después de haber concluido el curso propedéutico, es decir, se salieron antes de iniciar las materias de su carrera.

AL OLVIDO Según la SEP, tres de cada diez estudian tes que se inscribieron en la UnADM en menos de un semestre abandonaron la carrera.

El rector de la universidad de la SEP, Francisco Cervantes Pérez, explicó que es muy alto el porcentaje de los estudiantes que se van cuando ni siquiera iniciaron formalmente el curso de su carrera, pero ello radica en que estudiar a distancia, a través de una computadora con conexión a internet, implica más disciplina que estar dentro de un salón de clases.

Las cifras de la UnADM indican que solamente 63 por ciento son estudiantes regulares, mientras que 37 por ciento es inconstante o abandonó la universidad, ya que tienen la opción de pedir una baja temporal, pues esa modalidad les permite terminar la carrera en ocho años, lo cual representa el doble de tiempo de lo que tradicionalmente se cursa una licenciatura en el sistema escolarizado.

En entrevista con Excélsior, el rector de la UnADM reveló que “30 por ciento de los jóvenes que se metían prácticamente nunca ingresaban propiamente a las actividades de la carrera, entonces había un grupo muy alto que no iniciaba los estudios porque no se sentían preparados para arrancar, y algunos se daban cuenta que no tenían el tiempo que se requería para estudiar, porque tenían la impresión de que en línea era más fácil y no se dieron cuenta que a distancia es más difícil”, puntualizó.

Evaluación de perfil

Ante ello, señaló que “en la convocatoria que abrió la SEP el pasado 14 de julio harán una selección más cuidadosa de quienes se registren para ingresar a la universidad y estudiar a distancia”, con el fin de hacer un evaluación diagnóstica de cada aspirante durante el proceso de admisión, comparando su perfil de conocimientos con el perfil de ingreso, así como las maneras como aprende, con lo que podrán saber si cada aspirante es capaz de estudiar bajo un esquema diferente al escolarizado, con el objetivo de disminuir el índice de abandono escolar y dar cabida a quienes de verdad están dispuestos a estudiar a distancia en vez de hacerlo en un aula tradicional.

Las cifras de la SEP indican que tres de cada diez estudiantes que se inscribieron en la UnADM en menos de un semestre abandonaron la carrera sin alcanzar actividades propias de la licenciatura que eligieron, lo cual representa al final de cuentas una deserción, porque abandonaron la universidad antes de iniciar la licenciatura, ya que no pudieron seguir el ritmo de estudio bajo una nueva modalidad en la que no es necesario trasladarse a un centro educativo.

No obstante, a ese alto porcentaje de estudiantes que se inscriben y no logran mantenerse más de un semestre, el rector de la UnADM explicó que en los tres años que lleva en operación esa institución de educación superior han recibido a 74 mil 671 estudiantes, de los cuales 47 mil 257 están inscritos de manera regular, 17 mil pidieron una baja temporal, mientras que alrededor de 12 mil “no sabemos si van a regresar” o efectivamente desertaron.

A alistarse

  Proceso de admisión para la UnADM:

Primera semana agosto realizarán evaluación diagnóstica.

Analizarán los estilos de aprendizaje de los estudiantes interesados.

Revisarán las coincidencias del perfil de conocimientos con respecto al perfil de ingreso de la carrera que solicitan, para diseñarles una estrategia de aprendizaje.

Esa estrategia la cursarán de septiembre a noviembre para reducir las diferencias entre lo que saben y deben saber para la carrera que desean cursar.

A finales de noviembre, la SEP hará una nueva evaluación para que en diciembre se inscriban los que están listos para esa modalidad y en enero inicien la carrera.

Crean programa para rechazados

A partir del martes 23 de este mes, los jóvenes rechazados de los exámenes de admisión de diversas universidades públicas, sobre todo de la UNAM, el IPN y la UAM, podrán registrarse al Programa Emergente de Matrícula en Educación Superior.

Desde ayer, la SEP abrió un sitio electrónico sobre este programa, en el que más de 25 instituciones de educación superior ofrecerán entre todas hasta 36 mil 736 lugares adicionales para quienes no fueron aceptados en los procesos de admisión.

Las inscripciones sólo podrán realizarse de las 9:00 a las 20:00 horas, a partir del próximo martes en la página www.programaemergente.sep.gob.mx, para seguir un procedimiento de verificación que consta de seis pasos para su registro y al final de realizar el proceso, el joven podrá acceder a la oferta conjunta de las instituciones que participan en el programa emergente.

“Una vez que el aspirante elija alguna de las ofertas disponibles recibirá por correo electrónico la información e instrucciones para continuar el proceso de inscripción con la institución que eligió”, detalló la SEP en un comunicado.

Hace más de un mes, la dependencia anunció que las universidades públicas y privadas que participan en ese programa determinaron una oferta adicional para quienes fueron rechazados en los concursos de admisión.

La UNAM, por ejemplo, ofrecerá tres mil lugares a esos jóvenes no aceptados, mil 500 en sistema escolarizado y mil 500 en educación a distancia, mientras que el Politécnico Nacional abrirá mil 100 espacios sólo en la modalidad a distancia, en tanto que la UAM dará oportunidad a 229 jóvenes para ingresar al sistema presencial.

Los aspirantes no aceptados que ingresen al portal del programa emergente podrán elegir alguna de las ofertas disponibles, de modo que no es forzoso que pongan la misma carrera para la cual presentaron el examen de admisión, después recibirán por correo electrónico la información e instrucciones para continuar el proceso de inscripción con la institución que eligió, siempre y cuando su registro haya resultado exitoso.

El programa consta de una oferta conjunta de 36 mil 376 lugares disponibles a través de la UNAM; UAM; Pedagógica Nacional (UPN); Autónoma del Estado de México (UAEM); Estatal del Valle de Ecatepec (UNEVE); Mexiquense del Bicentenario (UMB); Intercultural del Estado de México (UIEM), el Politécnico Nacional y la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía (ENBA).

Asimismo, los subsistemas de Educación Superior de la SEP integrados por las Universidades Tecnológicas, Politécnicas e Institutos Tecnológicos. Además universidades pertenecientes a la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES), como La Salle y Simón Bolívar, ofrecerán a los aspirantes colegiaturas reducidas hasta de mil pesos mensuales.

Hasta les dan a elegir el ritmo de estudio

Los estudiantes de la Universidad Abierta y a Distancia de México (UnADM) cursan sus carreras de manera cuatrimestral en un campus virtual, donde la flexibilidad de horarios es lo que determina su actividad académica.

Sin embargo, eso no significa que deban hacerlo cuando ellos quieran, sino que deben fijar horas para tener contacto con los maestros vía internet o en los 141 Centros de Acceso y Apoyo Universitario (CAAU), donde los docentes pueden orientarlos de manera física.

De acuerdo con el modelo educativo, los estudiantes también deben sujetarse a fechas de entrega de trabajos, así como de evaluaciones presenciales y otras actividades de tipo presencial en las instalaciones de los CAAU, ubicados en los 31 estados y el Distrito Federal.

Esos centros son espacios ubicados dentro de alguna institución pública de educación superior del sistema tecnológico, donde pueden recibir asesorías en persona o acudir a una biblioteca.

Pero lo que destaca a esta modalidad es la flexibilidad, porque el estudiante organiza y decide su ritmo de estudio, eligiendo sus actividades académicas y el número de materias que considera podrá cursar durante un cuatrimestre conforme lo que más se acomode a sus necesidades personales.

Por esa facilidad, la SEP lo destaca como un esquema más inclusivo, porque también atienden a personas con algún tipo de discapacidad motriz, auditiva y visual, así como a personas que llevaban años fuera del ámbito escolar y decidieron retomar una carrera profesional.

Según la dependencia federal, la ventaja de ese sistema de enseñanza es que los estudiantes sólo necesitan una computadora y conectividad a internet, ya que interactúan con el docente en línea, así como con compañeros de diferentes entidades del país.

Pero como algunos estudiantes determinan llevar dos o tres materias en vez de cuatro o cinco, la UnADM da la facilidad de cursar la carrera profesional en ocho años en vez de cuatro, aunque ello no impide exámenes extraordinarios ni trabajos especiales para poder titularse.

La escala oficial de calificaciones es la del 5 al diez, en la que seis es la mínima aprobatoria.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios