EXpediente: Peng Liyuan, madre y generala de toda China

La esposa del presidente de ese país asiático, cantante de música tradicional, es el icono de mujer que toda China endiosa

COMPARTIR 
04/06/2013 10:53 Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de junio.- La esposa del presidente chino Xi Jinping, la soprano Peng Liyuan, es el icono de mujer que toda China adula… endiosa. Y no es para menos.

Una semblanza de la primera dama china, escrita con atingencia, es la que retrata con precisión La Nación, en ocasión de la reciente visita que el mandatario asiático y su esposa hicieron a Costa Rica.

Sin más preámbulo, aquí les compartimos el perfil que ese diario esboza de la “emperatriz de encanto y moda”:

“La amplia carrera de Peng Liyuan la ha visto transformarse en múltiples personajes: una aldeana que se solazaba con canciones populares, una seria general del ejército, una diva etérea y una esposa ejemplar. Ahora, se enfrenta con el papel más difícil: ser la madre de toda China.

“Peng Liyuan, quien recién cumplió 50 años, se asoma tras el pesado cortinaje que ha ocultado a las mujeres chinas de la luz pública por décadas. Por ello, se ha convertido en un modelo femenino a seguir, el más destacado en el país y en el Partido Comunista, donde pocas mujeres tienen puestos relevantes.

“La primera dama se consolidó en la cultura popular china gracias a presentaciones en la Gala del Año Nuevo de la CCTV –compañía estatal–, posiblemente la emisión televisiva más vista del mundo, con unos 700 millones de televidentes. Allí, su cristalina voz de soprano aparecía siempre en una nube de telas coloridas y en medio de toda la extravagancia de los grandes shows de variedades chinos.

“Como reporta The Telegraph, un viejo chiste en Beijing dice : “¿Quién es Xi Jinping? Es el esposo de Peng Liyuan”. Es así de sencillo para muchos ciudadanos chinos: aún tras el ascenso del político a la presidencia y, aunque desde el 2007, Peng desapareció de la escena público, ella es la estrella.

“La señora Peng nació en una aldea de Shandong, al noreste de China. Con la fuerza de su voz, la quinceañera les ganó el puesto en la escuela de artes de su provincia a 10.000 concursantes. A los 18 años, se unió al ejército, pero su talento vocal la hizo destacar más: en 1982, cantó en la primera gala de Año Nuevo de la CCTV. En 1985, en pleno conflicto con Vietnam, viajó a la frontera para ofrecer recitales para los soldados por 20 días, lo cual se consideró un acto de patriotismo y coraje.

“Romance. Motes como “el hada peonía” la seguían cuando conoció a un oficial de la provincia de Fujian e hijo de un héroe de la revolución. Xi Jinping, tímido y 10 años mayor, no la impresionó al principio; ella lo vio como un provinciano sin gracia.

“Sin embargo, él se interesó por la música folclórica de China, que ella estudiaba con pasión. De hecho, Peng Liyuan fue la primera en obtener una maestría en artes folclóricas en su país. La charla no se agotaba y la amistad se trocó en romance. Se casaron en 1986.

“Desde entonces, han vivido ocasionalmente separados, pues él se esforzaba por descollar en su provincia y ella cimentaba su papel estelar en la música en Pekín.

“El patriotismo de Peng Liyuan nunca ha sido puesto en duda en el Partido, pero quizás algunas actuaciones queden mejor en la sombra. En 1989, cantó para 20 soldados que habían liderado la arremetida contra los estudiantes que protestaron en la plaza de Tiananmen. Una fotografía de este recital, publicada entonces por un diario de Hong Kong, circuló ampliamente en Internet.

“Patriotismo. Empero, el compromiso de Peng Liyuan con el Estado chino y su cultura constituye, quizás, su mayor atractivo para muchos chinos. En el 2009, participó en un video de apoyo a la milicia que la presenta disparando desde las trincheras, capitaneando portaaviones y celebrando la valentía del ejército. Ella posee un grado equivalente a general.

“Que Peng Liyuan vista creaciones locales es considerado el símbolo de que los productos chinos pueden ocupar el lugar de prominencia de las marcas occidentales –complejo que China anhela sacudirse–. “Finalmente, los chinos pueden verse directamente en el espejo”, declaró, sin ironía, el modisto Mark, quien diseña para ella. Copias de sus vestidos aparecen en el mercado e Internet cuando ella los usa en actividades públicas.

“Peng Liyuan enfrenta el reto hercúleo de suavizar la imagen rígida del Partido Comunista con la fuerza de su encanto. Escribe Rachel Wang en la revista digital Tea Leaf Nation que su estilo folclórico apela a todas las clases sociales, así como la ausencia de escándalos en su país. Como muestra del anhelo por un gobierno más caluroso, no pocos la llaman Guo Mu (madre de la nación): era uno de los títulos que recibía la emperatriz.”

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red