Tecnología portátil, internet, y 'apps' revolucionan la salud

Está en ciernes la construcción de un ecosistema entre médicos, hospitales, operadoras y tecnológicas para mejorar la calidad de vida

COMPARTIR 
02/07/2014 04:29 Aura Hernández
Ilustración: Cristina Medrano

CIUDAD DE MÉXICO.- Imagine a una mujer embarazada con problemas de preeclampsia, para proteger su salud y la del bebé debe mantener un monitoreo estricto yendo regularmente a un hospital que le queda a dos horas de distancia.

Seguramente su vida sería más sencilla si existiera una faja, un collar o una pulsera que mida sus signos vitales y los del bebé para enviar esa información a su doctor por internet, quien a través de una videoconferencia le explicaría cómo evoluciona su caso.

Un ecosistema como éste, enfocado a la salud puede parecer muy futurista, sin embargo ya se están dando los primeros pasos alrededor del mundo para hacerlo realidad y son las empresas tecnológicas las más interesadas en participar en este mercado.

“La salud es uno de los sectores que se está viendo más beneficiado con la evolución tecnológica y no sólo por el tema de los gadgets para vestir (wearable devices) sino también porque las instituciones de salud tanto públicas como privadas están teniendo acceso a aplicaciones y plataformas que les permiten analizar la información y hacer un monitoreo de sus pacientes de manera más eficiente”, consideró Cristina Rivas, gerente de Investigación y Consumo en IDC México.

Lo anterior está llevando a la creación de un ecosistema donde hospitales, médicos, plataformas, dispositivos y aplicaciones permitirán mejorar la calidad de vida de las personas, lo que sin duda formará parte de la tendencia conocida como el Internet de las Cosas, que implica que desde la lavadora hasta la olla exprés estén conectadas a la red.

Y todo esto es posible gracias a la mayor penetración de internet en el mundo, la adopción del cómputo en la nube y el interés de los desarrolladores por innovar en el sector salud.

Las bases y el impulso

Al platicar con Excélsior, Rivas aseguró que el uso de las tecnologías de información en el sector salud no es nuevo. Desde hace varios años se comenzó con la telemedicina, que ahora gracias al cómputo en la nube tiene una oferta más sólida. A ello se añade la creación de diversas plataformas que ayudan a los doctores a administrar y analizar de manera efectiva los datos de sus pacientes para hacer diagnósticos que también se verá fortalecido con la entrada en este sector del Big Data.

El foco vuelve a estar en la relación de la tecnología y la salud, aseguró, con el surgimiento de los dispositivos vestibles, que se han enfocado en ser un instrumento para mantener la salud.

El potencial de estos dispositivos es importante si se considera que pueden monitorear la frecuencia cardiaca, la presión arterial, las fases del sueño, el ejercicio y se prevén más indicadores que irán surgiendo con el tiempo, así como la creación de aplicaciones para aprovecharlos.

“La industria misma ya está poniendo un escenario más realista para que todo esto sea una oportunidad, no estamos tan en pañales para decir que va a tardar tiempo, al contrario, yo creo que esto va a evolucionar de forma rápida”, confió la especialista de IDC.

El valor del mercado

Empresas tecnológicas como Google, Apple, Sony, Samsung están apostando a la creación de plataformas, aplicaciones y dispositivos relacionados con la salud porque el valor del negocio crecerá exponencialmente.

Tomando sólo en cuenta el mercado de dispositivos vestibles que también requieren de aplicaciones, Gartner prevé que el 60 por ciento de las terminales vendidas en el mundo este año tengan como objetivo mantener el estado físico o monitorear la salud y dicho porcentaje podría crecer en el futuro.

Aunque el potencial tal vez sea más obvio si se considera que el mercado de wearable devices este año podría llegar a los mil 500 millones de dólares y en cuatro años hasta los 12 mil millones donde la salud seguirá jugando un papel importante.

México no está fuera de la tendencia

Rivas declaró que el país está caminando hacia la creación de un ecosistema tecnológico para la salud, muestra de ello es que el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado ya cuentan con telemedicina o se está avanzando en la construcción del expediente clínico electrónico.

Sin embargo existen ciertas limitantes como la falta de presupuesto en el sector público y que no toda la población tiene acceso a internet.

“En México hay que ser realistas que no todos tienen acceso a la red, no hay todas las herramientas al alcance y, por eso, las instituciones deben tener soluciones híbridas como el uso del teléfono para reservar citas”, recomendó.

En lo que respecta a los dispositivos vestibles enfocados al cuidado de la salud añadió que México es un país en donde se adoptarán sin problema y más si éstos comienzan a bajar su precio por la fuerte competencia.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red