UE ordena a Nintendo que deje hackear sus consolas

El Tribunal europeo de Justicia dijo que en algunos casos es legal quitar los sistemas contra piratería

COMPARTIR 
27/01/2014 04:00 Redacción
La firma creadora de Mario Bros., no logra jalar clientes ni con la ayuda de su estrella. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO.- La Unión Europa determinó que Nintendo tendrá que permitir que sus consolas sean hackeadas. Al menos la generación de hardware de la japonesa que incluye a la Wii y la DS. Para que esto sea posible una firma italiana hizo chips que remueven la encriptación en los equipos.

Todo inició como una demanda de Nintendo contra los chips de PC Box, al alegar que permiten a los usuarios hackear las consolas para que reproduzcan juegos pirata; sin embargo, la firma italiana alegó que sus dispositivos también abren la posibilidad de que los dispositivos lean otros programas.

La decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) decidió que los chips de PC Box también permiten a los usuarios de Nintendo utilizar juegos de diferentes regiones y esto abre el paso a publicistas para realizar videojuegos para esas consolas, hasta ahora cerradas.

Así, el TJUE da la razón a usuarios para jugar títulos que no son producidos por Nintendo al establecer que las medidas tecnológicas usadas por la firma inhiben el uso de estos. 

“El sistema de reconocimiento instalado en las consolas y un código encriptado en el hardware que registra videojuegos protegidos por derechos de autor, impiden el uso de copias ilegales (…) también impiden usar en las consolas los programas, los juegos y, en general los contenidos multimedia que no procedan de Nintendo”, de acuerdo a la resolución del TJUE.

La medida no impide que Nintendo se pueda proteger contra la reproducción y distribución ilegal de materiales con derechos de autor. Pero ahora sus consolas Wii y la portátil DS podrán reproducir contenidos como MP3, películas y videos distribuidos por empresas diferentes a la japonesa.

La decisión del TJUE se enmarca en los recortes recientes que Nintendo ha tenido que hacer de sus proyecciones financieras, por las bajas ventas de su última consola Wii U, que precisamente se ha dicho que una razón es que no es abierta.

La compañía, cuyas acciones cayeron la semana pasada hasta 18 por ciento en la bolsa de Tokio luego de anunciar una  baja en ventas de 2.8 millones de consolas.

Fabricantes miran a otro lado

La crisis de la japonesa, que hizo mundialmente famoso al entrañable personaje Mario Bros., en diversas entregas del juego del mismo nombre, ya no resulta interesante para los desarrolladores de videojuegos.

Una versión del portal especializado GVG citada por EuropaPress indica que firmas como Electronic Arts y Activision perdieron el interés en que sus exitosos títulos sean compatibles con el dispositivo de la japonesa, que se ha concentrado en los juegos para niños dejando a un lado lo demás.

Comentarios

Lo que pasa en la red